×
×
Red Internacional

Una reflexión a propósito de los 14 años de la Ley 7722 y la historia de lucha de un pueblo que ha demostrado ser la oposición a los poderosos y sus partidos

Cecilia Soria@Ceci_Soria_

Lunes 21 de junio | 00:00

14 años de la Ley 7722. Guardiana del agua le dicen, me gusta ese nombre que hace honor a la historia de lucha de un pueblo que ha demostrado ser la única oposición a los poderosos y sus partidos.

En 2007 la sesión que la transformó en ley duró 10 hs. Desde el 19 de junio habían 5 cortes de ruta. Fueron 15 días de lucha. Gobernaba Julio Cobos.

Desde entonces hasta hoy cada gobierno, peronista o radical, ha buscado abrirle camino a la megaminería. Y la Legislatura ha seguido ese compás buscando legalizar el saqueo y la contaminación. Sus paredes de mármol no han podido callar al pueblo que grita ¡No Pasarán!

Esto no es extraño, tampoco barato. La casta política con sus dietas de privilegio está más cerca de los empresarios que del pueblo trabajador. Para votar leyes que ataquen el agua, la salud y la educación, les pagan diez veces más que a una maestra o enfermera.

Te puede interesar: A 13 años de la 7722, la historia de una lucha

En 2008 fueron los peronistas Rubén Miranda, Guillermo Carmona y Celso Jaque quienes anunciaron las millonarias inversiones del proyecto minero San Jorge. Acampes, movilizaciones y cortes de ruta enfrentaron el avance.

En 2010 diferentes instituciones del Estado aprueban el Informe de Impacto Ambiental del proyecto. Vecinos y asambleístas se movilizan en Uspallata al Concejo Deliberante. Se realizó una audiencia pública con masiva asistencia y participación, allí se rechazó el proyecto de la minera San Jorge. Este fue el puntapié inicial para que se caiga el proyecto en la Legislatura provincial.

En 2011 las elecciones a la gobernación encuentran a megamineros de un lado y otro de la grieta. El peronista Paco Peréz, que resultó ganador, había impulsado el proyecto San Jorge siendo ministro de Infraestructura de Jaque, se presentó en la Legislatura a pedirles a sus legisladores que rechazaran de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para mostrarse antiminero. En 2015 antes de finalizar su mandato, firmó la actualización del proyecto minero San Jorge.

Cuando en el 2019 hicieron Ley el pacto megaminero de Rodolfo Suárez y Anabel Fernández Sagasti, respondimos miles en la calle. Logramos ganar con 10 días de movilizaciones y resistencia a la represión. Se coordinó entre las asambleas socio ambientales, sindicatos, partidos políticos de izquierda, organizaciones estudiantiles y más para recuperar la Ley 7722.

“La política no es para recibir el aplauso de una barrita”

Estas fueron las palabras del camporista Lucas Ilardo, senador que defendió así su favor a la megaminería. En esa nefasta votación 76 diputados y senadores(cuarenta de Cambia Mendoza, veinticuatro del Frente de de Todos y dos que ingresaron con José Luis Ramon) votaron la modificación de la Ley 7722.

Este pacto no fue producto de una causalidad provinciana, no fue un desliz de voluntades individuales. El 23 de diciembre Alberto Fernández festejó: “En Mendoza hemos logrado que salga una Ley para que Mendoza también se involucre en la explotación minera. Y en Chubut hemos logrado que en la zona de la meseta podamos explotar oro y plata. Allí está nuestra riqueza”.

En ese momento Lautaro Jiménez y Mailé Rodríguez, junto a un pequeño puñado de legisladores de otros partidos, fueron voz de la discordancia adentro y la del pueblo afuera, que escuchó sus intervenciones sintiendo propia esas voces, esas bancas que estuvieron y están al servicio de las luchas. En los días siguientes junto a Noelia Barbeito, Nicolás del Caño y todes quienes somos parte del PTS, estuvieron en las marchas, en Casa de Gobierno resistiendo la represión y festejando cuando peronistas y radicales se vieron obligados a retroceder.

Esas jornadas nos dejaron una lección. Se puede puede enfrentar al gobierno, a las megamineras y sus políticos. Cuando comparto con docentes, trabajadoras y trabajadores de La Terre, viñas y bodegas encuentro esta idea: la oposición es el pueblo en las calles.

Ahora que los poderosos no pueden digerir que ganamos, buscan criminalizar y persiguen a Nora Moyano. Ella fue protagonista del Mendozazo, de la resistencia a la dictadura, de enfrentar los avances neoliberales contra la educación. Quieren disciplinar y criminalizar para cortar la historia de lucha de esa Mendoza que se levanta desde abajo, contagiada por la juventud y trabajadores de Chile, Colombia y Ecuador.

Nos enfrentamos a una crisis sin precedentes. Pretenden avanzar con el extractivismo aquí, en Catamarca, en Chubut y todo el país. La discusión de fondo es quién va a pagar la factura de la catástrofe social y sanitaria en donde estamos. Peronistas y radicales se disputan quién va a gestionar el régimen de ajuste y saqueo del FMI. En unos meses habrá elecciones, como en el 2019 a ambos lados de la grieta habrá megamineros que se acusan unos a otros y pretenderán vendernos gato por liebre. Pero no pueden evitar que tengamos memoria.

Todas las fotos son de Casandra Martínez @cas_martinezz




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias