Cultura

CULTURA

Actrices Argentinas: ¿quiénes son y por qué luchan?

La agrupación de actrices publicó nuevas de declaraciones sobre su organización y las batallas que vienen llevando a cabo.

Lunes 28 de enero de 2019 | 23:11

La colectiva Actrices Argentinas (AA) se manifestó mediante una serie de videos de YouTube explicando el carácter de su agrupación y las tareas que vienen llevando a cabo desde de su conformación y a partir de la denuncia penal de Thelma Fardin contra el actor Juan Darthes apoyada y visibilizada por la conferencia de AA.

Te puede interesar:Los debates que dejó la denuncia de Thelma Fardin y Actrices Argentinas

En esta oportunidad figuras públicas como Patricia Palmer, Jimena Barón, Julieta Díaz, Laura Azcurra, Jazmín Stuart y otras integrantes de la agrupación fueron las responsables de ponerle voz a la importante campaña que están llevando a cabo.

Las mujeres organizadas son una molestia para este sistema, algo incómodo que debería ser desacreditado y en lo posible desactivado. La presión de los medios de comunicación ha mostrado sus artimañas buscando las grietas para atacar y amenazar no solo a las integrantes sino también a las propias víctimas de abuso denunciantes.

La colectiva se define como una organización activista plural, diversa, independiente de los partidos políticos y el Estado surgida en marzo del 2018 para abogar por la legalización del aborto.

Las integrantes de AA se reúnen en asambleas, discuten y los videos dan cuenta de las tareas que están llevando a cabo, su posicionamiento sobre el derecho al aborto, la separación de la iglesia del Estado y sobre un protocolo para contener y ayudar las cientos de mujeres que se contactaron para denunciar su caso.

En unos de sus videos se preguntan si hay selectividad en el criterio con el que accionan. Las actrices comentan que en agosto 2018 a raíz de las denuncias públicas de maltrato laboral en el ambiente artístico, Actrices Argentinas emitió un comunicado que decía: “Las formas patriarcales de dominación aparecen cuando se nos cosifica, se nos oprime, se nos juzga, se nos discrimina. Están cuando se nos trata de conflictivas por señalar desigualdades. Están cuando por roles de igual responsabilidad recibimos menor retribución económica. Están cuando el medio que trabajamos nos deja desprotegidas. Están cuando una actriz deja el trabajo y es tratada de loca o despechada. Están cuando se lucra con el dolor y la humillación y se buscan las fisuras en los grupos de mujeres organizadas. Están cuando los medios de comunicación intentan llevar la atención hacia el costado más morboso de los conflictos mientras se acalla el señalamiento de las problemáticas laborales de fondo. Contra todas estas formas de violencia seguiremos dando batalla”

A partir de la denuncia de Thelma Fardin el pasado 11 de diciembre les fueron llegando cientos de casos de relatos de abusos a lo que debieron dar respuesta capacitándose con psicólogas y abogadas. Elaboraron una guía de acción frente a casos de abusos junto a organizaciones de todo el país.

Así mismo, la colectiva se sigue juntando en asamblea elaborando mecanismos de acción, dar la lucha y mostrar las fallas de un estado que no sólo no da respuestas, sino que es responsable de no tener una política seria para las víctimas de violencia, sino que además es un sostén indispensable para la organización del sistema capitalista, así como lo es el patriarcado.

En otro video relatan en qué casos trabajaron luego del debate por la legalización del aborto. Las actrices declaran que “en los meses siguientes nos sumamos a la campaña de la separación de la iglesia y el Estado. Creemos que las instituciones religiosas no deben ejercer presión sobre las decisiones de nuestros gobernantes promoviendo el oscurantismo y la discriminación. También luchamos por la Educación sexual Integral porque creemos que es la herramienta fundamental para prevenir el abuso sexual infantil, instalar el uso de métodos anticonceptivos, terminar con la discriminación frente a las diversidades sexuales y erradicar la violencia de género, concientizando desde la infancia.”

A partir de las presiones del movimiento de mujeres el gobierno se vio obligado a tomar como medida el desfinanciamiento a la iglesia de forma parcial y gradual. Una medida totalmente demagógica porque sabemos la injerencia que tiene en las políticas hacia la mujer y la salud reproductiva, como se vio con la votación del derecho al aborto en el Senado.

En sus declaraciones sobre si responden a algún partido político y adoptan una posición de independencia. En este sentido, entendemos la necesidad de que exista independencia, pero de los partidos políticos de carácter burgués tradicionales, que son la casta política que nos gobierna, esos mismos que nos negaron el derecho al aborto en el Congreso, no solo el año pasado sino por décadas. Partidos sostenidos por la clase social explotadora que defiende y se apoya en los empresarios, y son justamente estos gobiernos los responsables de administrar hoy el Estado y sus fuerzas represivas para cuidar la propiedad privada de los empresarios.

Es este sistema en el que vivimos, el capitalismo, el que necesita legitimarse en esta opresión patriarcal. Por todo esto, creemos que es indispensable organizarnos.
Como se vio en las masivas manifestaciones por el derecho al aborto la movilización es la salida. A su vez aliarnos con otros sectores explotados y oprimidos y construir un partido de las y los trabajadores que sea independiente de la burguesía y de instituciones reaccionarias como la iglesia, principal militante y garante del aborto clandestino.

Sin una lucha seria y consecuente que busque terminar con este sistema de opresión para muchos y riquezas para pocos, el patriarcado podrá ser denunciado pero nunca derrotado. No va a caerse solo, tenemos que tirarlo abajo. Las mujeres tenemos que seguir con organización y lucha, haciéndola extensiva a cada lugar que esté oprimido, uniendo fuerzas, articulándose así la fuerza social y política.

Acompañamos y defendemos todas las iniciativas de las agrupaciones de mujeres que se organizan por sus derechos. Continuamos la lucha por la legalización del Aborto, Educación sexual integral y la separación de la Iglesia del Estado.

Te puede interesar: No fue ILE: organizaciones de Jujuy anunciaron marcha para pedir renuncia del ministro de Salud

No tenemos ninguna confianza en el Estado, la justicia y el gobierno como pudo verse en Jujuy en el caso de una niña de 12 años a la cual el Estado y el gobierno provincial le negaron la interrupción legal del embarazo. A su vez, confiamos que el fin de la opresión a las mujeres concluye con el fin de la opresión a la humanidad misma.







Temas relacionados

Actrices Argentinas   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO