Sociedad

Amado Boudou: el coleccionista de causas

De Ministro a vicepresidente, de ser la figurita sonriente del kirchnerismo a ser uno de sus representantes más polémicos y cuestionados, Amado Boudou se transformó en un gran coleccionista de causas judiciales que hasta el día de hoy le quitan el sueño, y a las que aparentemente no paran de sumarse otras nuevas.

Sábado 18 de octubre de 2014 | Edición del día

Fotografía: Santiago Trusso // flickr

Este porteño de 51 años se crió en Mar del Plata y militó de joven en la Unión para una Apertura Universitaria (UPAU), perteneciente al brazo político de la UCEDE en los centros estudiantiles y además cuenta con una maestría en el Centro de Estudios Macroeconómicos Argentinos (CEMA). Se desempeñó como secretario de Hacienda y Finanzas del Partido de la Costa (2003-2005), fue titular de la ANSES en los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández y en 2009 asumió como Ministro de Economía en reemplazo de Carlos Fernández.

Este último cargo lo catapultó como candidato a vicepresidente del kirchnerismo para las elecciones de 2011, pero no todo fue color de rosa para el fanático de “La Mancha de Rolando”. Pronto comenzaron a proliferar las irregularidades y las investigaciones en las que estuvo en el ojo de la tormenta.

Las causas más destacadas fueron en las que estuvo procesado en menos de dos meses: por un lado, el levantamiento de la quiebra de la ex imprenta Ciccone Calcográfica y por el otro la falsificación de documentación de un vehículo que poseía (pidió sobreseimiento y el fiscal Marijuan quiere elevarlo a juicio). A su vez se suma la reciente denuncia del abogado Ricardo Monner Sanz, quien lo acusa de ser el responsable de un incremento de la planta de empleados del Senado (2000 personas) desde que llegó a la Cámara Alta.

“He tenido más de 20 causas penales, de las cuales 18 están cerradas”, aseguró Boudou en Abril de 2012, y el registro de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal daba cuenta de 54 causas en donde estaba imputado hasta ese entonces, que no incluyen las que se pudieron haber iniciado en los tribunales de Mar del Plata antes de su incorporación al gobierno nacional.

Como titular de ANSES fue acusado de comprar bonos del Estado con sobreprecio para el fondo de jubilaciones y luego sobreseído por la jueza María Servini de Cubría. En 2008, el fiscal de investigaciones administrativas Manuel Garrido lo acusó de “malversación de caudales públicos, desobediencia, violación de la Ley de Ética Pública e incumplimiento de deberes del funcionario público” por no transferir los fondos debidos a la caja de jubilaciones de Córdoba.

Ya como ministro, el diputado Fernando “Pino” Solanas denunció a Boudou por abuso de autoridad y administración fraudulenta de bienes públicos por la decisión, en diciembre de 2009, de utilizar parte de las reservas del Banco Central para cancelar la deuda. Monner Sans lo señaló por la compra de lamparitas y papel, caso del que fue sobreseído.

Con el correr de los meses la situación del vicepresidente se complica aún más y sigue negándose a dejar de presidir las sesiones en el Senado. Sin lograr repuntar su imagen pública y todavía con el apoyo del kirchnerismo, ¿cuántas causas irá sumando este “coleccionista” hasta fin de año o hasta el fin de su cargo?







Temas relacionados

UCEDE   /    Anses   /    Amado Boudou   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO