Política

ELECCIONES 2015

Análisis del mapa electoral del FIT en Capital

Examen comparativo de los resultados obtenidos en las PASO del 9 de agosto.

Sábado 10 de octubre de 2015 | Edición del día

En las elecciones PASO realizadas en Agosto de 2015, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) totalizó 726.000 votos (3,31%) a nivel nacional, de los cuales casi 90.000 (12,4%) fueron aportados por la provincia de Mendoza. En nuestra provincia, el FIT se erigió como la cuarta fuerza política más votada, con el 8,99% de los votos, aumentando casi siete veces el caudal de votos obtenidos en las elecciones ejecutivas del 2011, en Mendoza. Este crecimiento también ha sido acompañado con resultados importantes en el año electoral en curso, como por ejemplo, el 16,9% conseguido en las elecciones municipales de la capital mendocina y el 10,41% alcanzado en las elecciones a gobernador.

A partir de la interpretación de estos datos estadísticos, presentaremos algunas reflexiones que nos permitan elaborar “el mapa electoral del FIT” en Mendoza. Desde los resultados históricos consumados en las elecciones legislativas del 2013, han existido numerosas especulaciones acerca del fenómeno del FIT. Voto bronca, voto espuma, voto clasemediero, voto gorila y demás adjetivaciones que sirvieron para cargar tintas sobre esta experiencia política novedosa. Intelectuales, columnistas y periodistas, construyeron una serie de “mitos” alrededor de la izquierda, en general, y del FIT, en particular.

En una lectura a contrapelo, intentaremos contribuir a un análisis más complejo de los resultados electorales del FIT en Mendoza, visibilizando qué sectores sociales son los que nutren el voto de izquierda en nuestro territorio. En primera instancia, trabajaremos sobre los resultados obtenidos por el FIT en Capital en las pasadas elecciones, y sucesivamente, lo haremos en otros departamentos que componen el Gran Mendoza (Las Heras, Guaymallén, Godoy Cruz, Luján y Maipú).

Para la categoría de Presidente en el departamento de Capital se obtuvieron 6425 votos (9,22%) posicionándose como la cuarta fuerza política en el departamento y en la provincia de Mendoza. El departamento tiene asignadas 296 mesas electorales. Para constituir la muestra departamental se seleccionaron 56 mesas, las cuales representan el 19% de las mesas totales. Se agruparon escuelas y mesas electorales que nos permitieran observar comparativamente el voto en sectores lo más homogéneamente conformados. De esta manera, para poder constituir la muestra y las sub-muestras, se utilizaron criterios geográficos (de acuerdo a la distribución de los circuitos electorales) que indicaran la composición socio-económica del electorado. En virtud de esto, las ocho escuelas en que se distribuyeron las 56 mesas de la muestra, pueden ser divididas en dos sub-muestras, es decir, cuatro escuelas (28 mesas) cada una, que representan votantes cuyo nivel socio-económico señala cierta homogeneidad (sectores medios y altos, por un lado, y sectores populares, por otro).

Para representar aquellos sectores medios y altos, se tomaron por caso las escuelas María Auxiliadora, Martín Zapata, Edmundo d’ Amicis y San José de los Hermanos Maristas. Las primeras dos escuelas, por la distribución de los circuitos electorales, agrupa a votantes cuyas residencias se ubican en la 2da. y 3era. Sección de la capital mendocina. Brevemente, podemos reseñar que ambas secciones se encuentran en pleno casco céntrico de la ciudad de Mendoza, en donde se localizan las principales instituciones del poder ejecutivo, legislativo y judicial de la provincia, así como también importantes comercios, empresas, hospitales, establecimientos educativos, etcétera.

La escuela Edmundo d’ Amicis engloba a los votantes que viven en la sexta sección de la capital, una zona próxima al casco céntrico, pero más bien identificada como zona residencial de clase media. Y en cuanto a la escuela San José de los Hermanos Maristas, esta se ubica yendo hacia el pedemonte de la capital, sobre la avenida Champagnat, frente al barrio privado Dalvian. Dicha escuela comporta un caso particular, porque aglomera votantes que residen en su mayoría en el barrio Dalvian, cuyos habitantes poseen un alto nivel de poder adquisitivo. En lo que respecta a la ciudad de Mendoza, es el barrio privado más exclusivo del departamento y concentra a sectores medios-altos y altos de la población mendocina.

Para identificar el voto de los sectores populares se establecieron las siguientes escuelas: José María Llorens, General Recabarren, Berdasco y Cerro de la Gloria. Por su distribución geográfica, la capital de Mendoza muestra diferencias marcadas entre aquellos barrios que se encuentran hacia el oeste del departamento y aquellos que se encuentran más cerca del centro. Los denominados barrios del Oeste (zona de La Favorita) y los barrios San Martín, barrio Flores, barrio Olivares, entre otros, constituyen las zonas con mayores niveles de pobreza e indigencia. Por lo que estos barrios no sólo se encuentran desplazados geográficamente, sino que se encuentran marginados económicamente. En cuanto a las primeras dos escuelas, ambas se ubican en el barrio San Martín. El mismo comenzó siendo un basural y luego un asentamiento entre las décadas del ‘50 y del ’70. Con mucho esfuerzo de organización logró urbanizarse, pero aún persisten enormes problemáticas de vivienda, servicios, transporte y demás. En la actualidad, viven aproximadamente unas 30 mil personas.

Las escuelas Berdasco y Cerro de la Gloria se encuentran ubicadas en la zona de La Favorita. Desde sus inicios esta zona fue poblada por familias de clase trabajadora ligadas a la expansión industrial de los ’40 y los ’50. Hacia mediados de la década del ’70, La Favorita experimentó un crecimiento poblacional importante producto de la afluencia de grandes contingentes chilenos que se exiliaban en nuestro país, producto del golpe de Estado del ’73. Con el terremoto del ’85 se implementaron reformas de infraestructura y de urbanización. Actualmente, la zona de La Favorita posee más de 20 mil habitantes y tiene similares problemáticas sin resolver en cuanto a obras públicas, construcción de viviendas, servicios, etcétera.

Acercándonos al análisis estadístico, podemos señalar algunos datos relevantes (Ver Cuadro). En primer lugar, si observamos cada una de las escuelas que representan a los sectores medios y altos, se manifiesta una performance electoral del FIT por debajo de la media departamental (9,22%) y si los examinamos de conjunto, tampoco superan la media (5,9%). Para ejemplificar, la Escuela San José de los Hermanos Maristas, cuyos resultados electorales tuvieron gran relevancia en el año 2013, por exhibir una importante caudal de votos hacia el FIT proveniente de los sectores más acomodados y conservadores de la sociedad mendocina, en las elecciones de 2015, se revierte esa tendencia representando tan sólo el 4,09% de los votos totales en dicho establecimiento. En segundo lugar, también podemos ver que, individualmente y de conjunto, en las escuelas de sectores medios y altos en la que CAMBIEMOS se constituyó como la primer fuerza política elegida, el FIT se posicionó en el cuarto lugar.

Si indagamos las escuelas que representan los sectores populares de la capital mendocina, éstas muestran una votación del FIT por arriba de la media departamental y si los examinamos de conjunto, también superan la media aproximadamente casi por el doble porcentual (16,1%). En la escuela José María Llorens del barrio San Martín, el FIT obtuvo el 19,94% de los votos ubicándose como tercera fuerza política en dicho establecimiento. Otro dato relevante es que si analizamos individualmente y de conjunto las escuelas de esta sub-muestra de sectores populares, el FIT se erige como tercera fuerza política, relegando a un cuarto puesto a la Alianza UNA. También resulta interesante para el análisis observar que en las escuelas de los sectores populares, el FPV se posiciona como primer fuerza política (siendo la gestión departamental de signo radical) y el FIT obtiene una mejor elección, consagrándose como tercera fuerza, e incluso acercándose porcentualmente a CAMBIEMOS en una diferencia no mayor al 10%.

En conclusión, podemos decir que el FIT obtiene mejores resultados electorales en las escuelas de los sectores populares, por encima de la media departamental –e incluso duplicando los porcentajes-; se establece como tercer fuerza política en dichos sectores –con una distancia relativamente cercana a la segunda fuerza política- y que su mejor performance electoral la obtiene en las escuelas en donde CAMBIEMOS se establece como segunda fuerza y a una distancia importante de la primer fuerza (FPV).







Temas relacionados

PASO   /    Nicolás del Caño   /    Mendoza   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO