Cultura

CINE - ESTRENO

Araña, retrato del fascismo chileno

Una reseña sobre la última película del cineasta chileno Andrés Wood recién estrenada en pantallas argentinas

Jueves 20 de febrero de 2020 | 20:38

Chile en los años 70, la ultraderecha trata de derrocar a Allende. Chile hoy convulsionado. La araña sigue tejiendo su telaraña. En este marco se desarrolla la nueva película de Andrés Wood.

Una abuela que alienta a su nieto a jugar. Están en una cancha de fútbol. Es Inés (Mercedes Morán), una mujer en apariencia resuelta y sólida que forma parte del directorio de una empresa importante de Chile.
Un hombre que anda con su auto merodeando las calles y persigue a un ratero al que mata con su auto mientras los transeúntes filman con celular.
Dos historias que se unen cuando Inés reconoce a ese lobo solitario. Es Gerardo, quien fuera su compañero del movimiento Patria y Libertad. Juntos en los ´70 formaron parte de este grupo de la extrema derecha creado para derrocar a Salvador Allende y el ascenso obrero y popular.

Inés comienza un viaje al pasado. Su pasado. Empieza la película que navegará en dos aguas: el pasado que vuelve y el presente.
Es la historia de tres componentes de aquel grupo: Inés, Justo (Felipe Armas) su esposo y Gerardo (Marcelo Alonso), su amante. Los tres formaron parte de Patria y Libertad, un movimiento que se definía “anticomunista y antimarxista”, perseguía militantes de izquierda y partidarios de Unidad Popular, realizaba actos de sabotaje para generar colapso económico, atentados a las fábricas de los Cordones Industriales, choques callejeros. Recibía financiamiento de la burguesía chilena y aportes de Estados Unidos. Tras el golpe de 1973 se disuelve ya que su tarea pasa a ser la política de la dictadura.

Con Araña , Andrés Wood propone una mirada sobre este grupo fascista y la situación actual de Chile. La cámara pasea por las calles y, a través de su ojo, vemos la miseria de sus barrios y las carencias de su gente. Chile para algunos, los más ricos, los que pueden acceder a la salud y a la educación, la xenofobia, brutal escena hacia el final del film y cómo esas personas que formaron parte de Patria y Libertad, siguen operando para mantener una sociedad para los privilegiados.

Mercedes Morán compone un personaje rico en matices, mostrando una mujer enérgica, a prueba de sismos que flaquea cuando aparece Gerardo y revive todo su marchito erotismo.
Gerardo, ese tenebroso fascista que anda cazando por las calles, tiene el aspecto de Charles Manson con una tranquila y calculadora frialdad.

Andrés Wood, Violeta se fue a los cielos, Machuca, es parte del Nuevo Cine Chileno, más comprometido con lo político y social, y del que también forman parte cineastas como Moisés Sepúlveda, Las analfabetas, la historia de una mujer que no sabe leer, Pablo Larraín, No, nominada al Oscar en 2013, Silvio Caiozzi, Cachimba, Sebastián Lelio, Una mujer fantástica, Desobediencia Alcia Scherson, Vida de familia, Camila José Donoso, Nona. Si me mojan yo los quemo, entre otros. Además de todos los documentalistas que en estos momentos están filmando lo que ocurre en las calles de Chile.

Araña es un film necesario ya que deja en claro el accionar de la derecha en Chile, hoy es más actual que nunca.

Ficha técnica:
Dirección: Andrés Wood
Guion: Guillermo Calderón y Andrés Wood
Música: Antonio Pinto
Fotografía: Miguel Littin Menz

Reparto:
Inés: Mercedes Morán como Inés
Inés joven: María Valverde
Gerardo: Marcelo Alonso
Gerardo joven: Pedro Fontaine
Justo: Felipe Armas
Justo joven: Gabriel Urzúa







Temas relacionados

Cine latinoamericano   /    Cine   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO