Política México

CIUDAD DE MÉXICO

Asamblea Constituyente CDMX: largo camino de los candidatos independientes

La anunciada Asamblea Constituyente para crear la Constitución Política de la Ciudad de México (CDMX), está plagada de trabas para quienes quieran participar en la misma.

Miércoles 2 de marzo de 2016 | Edición del día

Apenas el pasado 7 de diciembre la Comisión de Pautas Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen de la reforma política del Distrito Federal, dos días después el pleno lo votó a favor, sin ponerlo a discusión.

Como ya hemos planteado en este portal, La Asamblea Constituyente tendrá 100 diputados, de los cuales 40 no serán elegidos por el voto popular.

Los restantes 60 diputados serán elegidos por representación proporcional de una lista votada en una sola circunscripción plurinominal. Los nueve partidos que tienen presencia en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal propondrán, cada uno, listas con 60 candidatos para legisladores.

En este punto el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) obligó a los partidos políticos a incluir en sus candidaturas jóvenes y una fórmula de candidatos indígenas, además de las cuotas de género que deben cumplir.

Restricciones para las candidaturas independientes

Pero el régimen también otorgó la posibilidad de las candidaturas independientes, con muchas restricciones. Al decir de especialistas, ONGs y candidatos independientes que participaron en las elecciones del 2015, son burocráticas y amañadas, por decir lo menos.

En estas elecciones los militares, policías, ministros de culto y servidores públicos no pueden presentarse como candidatos. De igual manera quienes compitieron en los comicios pasados como independientes, bloqueando a quienes ya habían creado una pequeña estructura para hacer frente a los requisitos que impuso el Instituto Nacional Electoral (INE).

Para empezar, los tiempos fueron muy apretados. La convocatoria para el registro de pre candidatos independientes se abrió el 6 de febrero y se cerró el 1 de marzo. Para esta fecha los solicitantes debieron -además de cubrir con los requisitos de tener más de 21 años y credencial de elector actualizada- estar respaldados por una Asociación Civil, cuyo registro en una Notaria cuesta más de 10,000 pesos, tener una cuenta bancaria y estar dados de alta ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Este último requisito no lo tienen que cumplir los candidatos de los partidos políticos.

El pasado 27 de febrero en su cuenta de twitter Ciro Murayama, consejero electoral del INE, daba cuenta que se habían registrado 17 aspirantes a candidatos independientes. El límite serán 60 candidaturas integradas por titular y suplente, la mitad encabezadas por mujeres y la mitad por hombres.

Pasando este filtro y habiendo presentado sus documentos en tiempo y forma, los todavía precandidatos deberán presentar el aval de 73,792 rúbricas o más, ya que seguramente muchas serán desechadas. Esta cifra representa el 1% del listado nominal de la Ciudad de México. El periodo para obtener las firmas es desde el momento en que se acreditó como aspirante, hasta el 5 de abril.

Asignación inequitativa de recursos

Los candidatos independientes que resulten registrados recibirán parte de los 101 millones de pesos que dará el INE para su campaña, la cual arrancará el 18 de abril y será hasta el 1º de junio.

Pero la asignación de recursos para la campaña no será equitativa. Mientras los nueve partidos obtendrán nueve décimas partes del presupuesto otorgado -10 millones pesos por partido-, los 10 millones de pesos restantes será divididos entre los candidatos independientes. Así entre más candidatos independientes existan menos dinero recibirán. De igual manera se repartirán los tiempos en radio y televisión.

En el caso que existan 5 candidatos independientes, cada uno recibiría alrededor de 2 millones de pesos para su campaña. Pero si se lograran colocar los 60 lugares, cada uno obtendría poco más de 160 mil pesos del presupuesto para su campaña.

Así que todo será desventajoso para las amplias mayorías de la población de la ciudad. Tanto quienes quieran registrarse como candidatos independientes, que es la única forma en la cual integrantes de organizaciones de izquierda y obreras pueden participar sin ir tras los partidos patronales. Como para los que vayan a votar. La Constituyente tendrá una sobrerrepresentación del PRI, el PAN y el PRD.

Gracias a la presión de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), el INE quitó el requerimiento de copia de la credencial de elector en las cédulas de apoyo para los precandidatos independientes. Además, un ciudadano puede apoyar a cinco candidatos.

Es así como los partidos del Congreso, Peña Nieto y Mancera pretenden que la masa trabajadora y empobrecida, los jóvenes y las mujeres, queden fuera de la conformación de la Asamblea Constituyente que dará vida a una Carta Magna en la Ciudad de México. La izquierda anticapitalista, por su parte, busca participar de esta Constituyente para que se escuche la voz de los trabajadores, la juventud y las mujeres.

PARA LEER MÁS SOBRE LA POSICIÓN DEL MOVIMIENTO DE LOS TRABAJADORES SOCIALISTAS







Comentarios

DEJAR COMENTARIO