Deportes

HACIA LOS JUEGOS OLÍMPICOS

Atletismo: la legión sudamericana

No todo lo que reluce es oro olímpico en el atletismo sudamericano. Lo que cuenta es poder clasificar a los olímpicos, el resto, como diría un viejo entrenador "viene gratis". Desde La Izquierda Diario, seguimos con el repaso general. Hoy: la legión sudamericana.

Miércoles 27 de abril de 2016 | Edición del día

Foto: la estrella de Colombia, Catherine Ibargüen (sitio elespectador.com)

En la anterior nota planteamos algunas tendencias en la evolución actual del atletismo mundial, marcando el gran desarrollo de países semicoloniales. Kenia revirtió la tendencia histórica de la "fuga de piernas" de atletas que se nacionalizaban en algún país europeo para así poder sobrevivir fuera de una de las regiones más pobres del globo terráqueo. El "boom" de Jamaica en las disciplinas de velocidad va de la mano de una inversión de sponsors inigualable, que aseguran planes de desarrollo incluso desde la base formativa.

Cuando se trata de Sudamérica, no todo lo que reluce es oro. Mientras la enseñanza popular de las disciplinas atléticas están totalmente perdidas en la educación primaria y secundaria, la base de desarrollo se achica cada vez más en los clubes y federaciones regionales. Solo unos pocos pueden obtener becas de desarrollo de alto rendimiento, y así poder entrenar como lo hacen los de la élite mundial de las diversas disciplinas. Los campeonatos nacionales de los países sudamericanos pasan casi inadvertidos. Este fin de semana hubo torneos nacionales en Colombia, Chile y Argentina. Hay quienes ya están preparados para el Iberoamericano de Mayo, la antesala de Río 2016; y otros siguen buscando las marcas mínimas impuestas por el Comité Olímpico para poder entrar en los JJ.OO. Entonces, ¿qué tenemos hasta el momento?

Brasil está obligada, Colombia no puede fallar

Impeachment de por medio, Brasil de todas maneras no puede fallar. Y si bien Atletismo no es de las disciplinas que se llevó la mayor cantidad de la plata del presupuesto en deportes dentro del gigante sudamericano, hay quienes no pueden fallar. Las pruebas de velocidad en relevos (4x100mts, 4x400mts) han dado su rédito a Brasil en las últimas décadas, por lo tanto es un equipo que tiene que estar en la final olímpica compitiendo contra los gigantes jamaiquinos liderados por Bolt, los estadounidenses con Gatlin a la cabeza y los muy buenos velocistas de Trinidad y Tobago, entre otros. Pero la mayor de las presiones será para Fabiana Murer, la ex-campeona mundial de salto con Garrocha. Se las tendrá que ver con la cubana Silva una vez más, pero Fabiana tendrá que rendir "Plata" entonces. Habrá que ver si los atletas brasileños aguantan la presión. El antepasado reciente del mundial de fútbol no tiene porqué volver a repetirse en la mentalidad de los deportistas verdi-amarillos.

Colombia tendrá que relucir oro con la mega estrella Catherine Ibargüen, la actual campeona mundial indiscutida en salto triple. Y es posible que en el podio pueda acompañarla su compatriota Yosiry Urrutia, sería algo extraordinario. La semifondista Muriel Coneo quizás pueda disputar algún diploma olímpico y, ¿por qué no?, dar el zarpazo medallista.

Los que buscarán las finales y algún diploma olímpico

El poco recambio generacional en el atletismo argentino hace que estos Juegos sean quizás la última de las esperanzas para varias disciplinas por varios años. Germán Lauro en Bala intentará nuevamente estar entre los top ten mundiales; Chiaraviglio en Salto con Garrocha también será un referente que pueda alcanzar la final y llevarse algún diploma. Diferente es el caso de Brain Toledo, que aún tiene varios años por delante y puede en Jabalina meterse entre los principales del mundo. Llegar a ese nivel, entre los top ten de cada especialidad, no es algo que suceda todos los días en el atletismo sudamericano.

Por Chile, Natalia Ducó podría pelear por estar en la final de Lanzamiento de Bala y la todavía joven velocista Isidora Jiménez esperamos que siga mejorando su nivel competitivo mundial. Por Ecuador, Angela "la gacela" Tenorio, con sus dos décadas de vida, esperemos que llegue a la final de los 100mts llanos para poder medirse con las imparables jamaiquinas Fraser-Pryce y Cía. Andrés Chocho en Marcha podrá dar pelea también con la bandera ecuatoriana. Para todos ellos, un diploma olímpico sería esperable, una medalla una conquista histórica.

Lo que importa es competir

Bolivia ya duplica su cantidad de atletas que estarán en Río, respecto de Londres 2012. Por ahora son 5 atletas, la mayoría competirá en la modalidad fondista de Marcha (los que "caminan rápido" sin poder correr). Paraguay pudo esta vez meter fondistas en la prueba de maratón sin invitaciones especiales del Comité Olímpico, es decir logrando bajar la marca límite establecida que te clasifica, por mérito propio. Se trata de Carmen Martínez y de Derlys Ayala. Perú también llevará maratonistas, con Pacheco como referente importante en toda Sudamérica; Uruguay tendrá a los mellizos fondistas Cuestas y Lasa en salto en largo;, Venezuela la peleará con Rosa Rodríguez en Martillo y Nercely Soto como velocista. No es todo lo que tienen clasificados, pero para estos países es importante llegar a clasificar en los Juegos Olímpicos. Esa ya es su meta, y aún pueden ir por un poquito más en las pruebas del Iberoamericano de Mayo.

Cuando a la chilena Marlene Ahrens, medallista de plata de Jabalina en Melbourne 1956, le hacen una encuesta desde el Comité Olímpico, en el ítem sobre la cantidad de horas diarias que le dedica al entrenamiento, Marlene contesta: "una hora diaria". El Comité Olímpico descree de sus respuestas. Ante ésto, Ahrens no sólo explica que había respondido honestamente, sino que amplía su respuesta diciendo que su dieta diaria era la misma que la de toda su familia. Un poco más, un poco menos, la realidad del atletismo sudamericano actual sigue estando en similares niveles de competitividad. Llegar a los Juegos es un premio.







Temas relacionados

Atletismo   /    Juegos Olímpicos   /    Sudamérica   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO