Internacional

TURQUÍA

Brutal atentado contra centro social kurdo deja cincuenta muertos

50 muertos y cientos de heridos, producto de un atentado con bomba en la ciudad de Suruç, cercana a la frontera siria. La bomba estalló en un centro social kurdo. La policía turca reprimió movilizaciones masivas en repudio al atentado.

Martes 21 de julio de 2015 | Edición del día

1 / 1

Fotografía: EFE-Depo Photos.

El atentado iba dirigido contra un grupo de activistas turcos, en su mayoría jóvenes kurdos e integrantes de organizaciones de la izquierda turca, que estaban reunidos en el jardín del Centro cultural Amara, donde estalló la bomba.

Los activistas se preparaban para cruzar la frontera con el fin de prestar ayuda a la población de la ciudad siria de Kobani, muy castigada por la guerra en el país vecino.
El centro, sede de la Federación de Asociaciones de Juventudes Socialistas, coordinaba el viaje de los jóvenes y realizaba una campaña para ayudar a la reconstrucción de la ciudad, gravemente dañada tras el asedio del Estado Islámico (EI) del invierno pasado.

Aunque oficialmente todavía no se han atribuido las responsabilidades del atentado, se atribuyó al Estado Islámico, como “venganza” por la acción de las milicias kurdas en Kobani.

Suruç es el principal punto de comunicación entre Turquía y la ciudad sirio-kurda de Kobani, a unos 10 kilómetros de distancia.

Muchos de los activistas turcos, que habían llegado a la frontera desde varios puntos del país, llevaban juguetes o productos de primera necesidad para los habitantes de Kobani.

Un vídeo difundido por Hürriyet muestra un fuerte estallido en medio de una muchedumbre que sostiene una pancarta durante una declaración a la prensa en el jardín del centro atacado.

VIDEO. IMÁGENES GRÁFICAS
Este mismo lunes hubo otro atentado, con la detonación de un coche bomba contra un puesto de control de las fuerzas del Interior. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmó este ataque, aunque informó de que hubo dos muertos, que eran combatientes de las Unidades de Protección del Pueblo, las milicias kurdosirias.

Movilizaciones y represión en Turquía.

En Estambul y otras ciudades se organizaron movilizaciones de miles de personas repudiando el atentado, al mismo tiempo que cuestionaban al gobierno de Turquía.

La Policía turca lanzó gases lacrimógenos contra una manifestación de varios miles de personas que protestaban en la céntrica calle Istiklal en Estambul.

Los manifestantes denunciaban no sólo al Estado Islámico (EI) como autor de la masacre sino que dirigían su indignación también contra el Gobierno turco, al que acusan de actuar en connivencia con el Estado Islámico para debilitar a la izquierda kurda, objetivo del atentado.

Aunque la protesta se desarrolló de forma pacífica durante hora y media, se produjeron choques con la policía sobre el final de la misma. La Policía lanzó gases lacrimógenos contra los presentes y practicó varias detenciones, según explicaron a Efe testigos oculares.

Entre las consignas de la manifestación destacaban frases "El pueblo pide cuentas" y "AKP asesinos", en referencia al partido islamista que lleva en el poder desde 2002, aunque perdió la mayoría absoluta en las elecciones del 7 de junio pasado.
Una de las portavoces de la protesta, Meral Danis Bestas, vicepresidenta del partido de izquierda kurda HDP, llegó a asegurar que "hoy, el Gobierno del AKP ha firmado otra masacre", en referencia al atentado.

Un miembro destacado del partido socialdemócrata CHP, presente a título personal en la protesta hoy, indicó a Efe que el atentado complicará con certeza las negociaciones en el Parlamento para formar un Gobierno de coalición en Turquía.







Temas relacionados

Atentado    /    Kurdos   /    Turquía   /    Estado Islámico   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO