Sociedad

SOCIEDAD

Buenos Aires bajo las aguas

Cuando se cumple una semana del inicio de fuertes precipitaciones, enormes sectores de la provincia sufren las consecuencias de la falta de previsión y desidia gubernamental. Scioli viaja a Italia en medio de las inundaciones.

Miércoles 12 de agosto de 2015 | Edición del día

Este martes por la noche las inundaciones que afectan a la provincia de Buenos Aires seguían creciendo en intensidad y, en algunos lugares, todavía parecía no haber llegado al techo el ascenso de las aguas.

Hasta el momento, las inundaciones han dejado el saldo de tres personas muertas. Se trata de un nene de 11 años, un hombre de 39 años y otro de 65, que falleció en Quilmes el lunes.

La localidad de Luján es una de las más afectadas. El agua ya está en las inmediaciones de la Basílica, hay 1.500 evacuados, pero los afectados serían más de 10.000.

La localidad de Salto es otra de las más afectadas en este momento. Según fuentes oficiales, hay 600 evacuados y otros 500 que se autoevacuaron. Por su parte los bomberos afirman que serían cerca de 5.000 las personas que se encuentran fuera de sus hogares o con sus casas inundadas.

En la ciudad de San Antonio de Areco son 1.500 evacuados y autoevacuados. Allí la ruta 8 se encuentra cortada en un tramo de más de 50 kilómetros. Allí el agua ha llegado hasta el centro de la ciudad y sigue sin bajar. En Mercedes hay varios cientos de viviendas afectadas por estas inundaciones. Allí se confirmaron 3000 evacuados y autoevacuados.

Las inundaciones afectan además a otras localidades, entre ellas Berisso, Campana, Viamonte, Capilla Del Señor, en Balcarce Capitán Sarmiento, Bragado, Castelli, Chivilcoy, Escobar, Irala, Mercedes, Chacabuco, San Miguel Del Monte, Saladillo, Zárate y Pergamino entre otros.

En total, hasta el momento, hay más de 20 mil personas afectadas, 11 mil evacuados y las tres personas fallecidas.

Sudestada en puerta

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que este miércoles se iniciará una sudestada que duraría alrededor de 48 horas se extendería hasta el viernes por la mañana. Esto va a complicar la baja de agua en los ríos que actualmente están desbordados. Al mismo tiempo existe gran probabilidad de se produzcan nuevas precipitaciones.

Scioli viaja a Italia

En el medio de la enorme crisis que se vive por la inundaciones, el gobernador Scioli decidió viajar a Italia. El viaje, según sus asesores, se hallaba programa antes del inicio de las lluvias. El motivo sería un tratamiento médico para tratarse su brazo ortopédico. Pero también se reuniría con posibles inversores "para estrechar lazos comerciales".

Crimen social

Lo que está quedando al desnudo es la completa impericia de los funcionarios nacionales y provinciales. Como se ha denunciado desde los mismos pobladores, las obras que podrían evitar que haya inundaciones no se han realizado. Los mismos habitantes de Luján señalan que ya se ha vuelto un paisaje habitual la inundación cada vez que se producen fuertes precipitaciones.

Como se ha señalado desde la izquierda, no se trata de un simple fenómeno climático que no tiene nada que ver con la acción humana. Por el contrario, las modificaciones urbanas que se realizan en pos de la construcción de countries y barrios privados, terminan acrecentando las consecuencias de las inundaciones y retardando la baja de las aguas.

Lejos de un desastre natural, se asiste a las consecuencias de un crimen social, producto del afán de ganancias del empresariado.







Temas relacionados

Servicio Meteorológico Nacional   /    Inundaciones   /    Sociedad   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO