#ComboCuarentena

Burger King: trabajadores sin cobrar y rebajas salariales al 50%

La cadena de comidas rápidas quiere hacer pagar la crisis a sus empleados con rebajas salariales incluso sin pagar el sueldo a algunos de ellos poniendo como excusa la cuarentena. A continuación, reproducimos un testimonio de un trabajador de una sucursal en pleno corazón de la Ciudad de Buenos Aires.

Jueves 9 de abril de 2020 | 19:43

Ilustración de @maureen.d4mn (IG)

Luciano relató a este diario que “a las personas que son categorizadas le iban a pagar el sueldo fijo más el presentismo supuestamente. La gerenta del local informa este tipo de pago y todos se quedaron tranquilos. Hasta el 6 de abril que fue un caos, algunos directamente no cobraron nada, otros solo 19 horas. Los que cobraron las horas fijas lo hicieron sin presentismo. Los gerentes empezaron a llamar a los empleados para tranquilizarlos excusándose que se basaron para pagar en el convenio colectivo de trabajo. La mayoría dependen de ese ingreso, muchos son extranjeros, tienen hijos y si no cobran no pagan alquiler y mucho menos comer”.

Además, agrega este joven trabajador que “se aprovecharon de la falta de información de los empleados. Es indignante ver cómo compañeros están desesperados por no saber cómo van a alimentar a sus hijos o pagar sus alquileres, como muchos saben, si bien es un hecho extraordinario que nadie preveía, es una empresa multinacional que no es la primera vez que hace este tipo de cosas. No pagaron las contribuciones patronales”.

Cabe señalar que la cadena Burger King ganó un 50% más en el tercer trimestre de 2019, hasta 181 millones en relación al mismo periodo en 2018. El grupo de comida rápida Restaurant Brands International, dueño de las cadenas Burger King, obtuvo unas ganancias netas de 201 millones de dólares en el tercer trimestre de 2019. Estas cifras demuestran que no tienen ningún tipo de crisis, pero esta empresa aprovecha en medio de la pandemia de coronavirus para hacer pagar la crisis a sus empleados con rebajas salariales.

A pesar de que el gobierno nacional delineó una serie de medidas como el DNU antidespidos para que los asalariados de empresas privadas no sufran recortes ante la falta de consumo y las consecuencias de la cuarentena obligatoria, grandes empresas como Techint o las grandes cadenas de comida rápida despiden, hacen rebajas salariales, avanzan en la precarización y llevan a la miseria a millones demostrando que los que gobiernan son ellos.
A su vez el gobierno nacional del Frente de Todos en medio de la cuarentena pagó U$S 250 millones ($16.375 millones de pesos) en intereses de deuda. Esto equivale a 9 veces más que el fondo especial de $ 1.700 millones para reforzar el sistema de salud anunciado por el Gobierno ante el coronavirus. También estos fondos representan a casi a la mitad de lo destinado al "Ingreso Familiar de Emergencia", que otorga $ 10.000 a los trabajadores precarizados. En estos números queda claro cuáles son las prioridades para el Presidente Alberto Fernandez.

Precarización en tiempos de pandemia

“También nos hacían hacer videos de marketing, donde nosotros teníamos que decir que nos teníamos que quedar en nuestras casas. Nos hacían sacar fotos con un cartelito y se excusaban diciendo no son vacaciones estas, pero al momento de cobrar recibimos mucho menos, algunos cobraron solo 2mil”. Con este relato se observa como a los trabajadores de la cadena los hicieron trabajar durante la cuarentena y a pesar de eso aplicaron rebajas salariales y algunos incluso no les pagaron.
Actualmente gran parte de los que hacen mover la industria de comidas rápidas son jóvenes de 18 a 24. Dos de cada tres trabajan sin estar registrados y ellos son los primeros en recibir los despidos. Tanto lunes y martes los jóvenes precarizados por estas empresas impulsaron twitazos con los hashtag #McEstafa y #PandemiaSonLosEmpresarios que permitieron sacar a la luz la realidad de miles de jóvenes en todo el país.

A su vez se van multiplicando las denuncias y pedidos de asesoramiento en las cuentas y redes sociales de Myriam Bregman, de Nicolás del Caño y del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CEPRODH) a la par que se multiplica la bronca contra despidos, baja salarial y todo tipo de ataques de estas grandes empresas.

Durante estas semanas de aislamiento social obligatorio desde el Frente de Izquierda Unidad y desde el PTS, se viene impulsando campañas para que se escuchen estas demandas, como la inmediata prohibición de despidos junto a licencias pagas al 100 por ciento del salario. Así como también salario de cuarentena de 30 mil pesos para todes quienes no puedan trabajar por la cuarentena. Que estos fondos salgan de un impuesto del 3% a fortunas como las de Burger King, McDonald’s, Starbucks, entre otras empresas y que cada empresa que rebaje salarios o despida muestre sus perdidas, que abra los libros de contabilidad. Éstas son medidas mínimas para que las patronales no se aprovechen de la crisis sanitaria para explotar aún más, y dejar sin plata para vivir o comer y que nadie quede en la calle.
La Izquierda Diario también se pone a disposición de quienes se quieran enfrentar a la sed de ganancia empresarial, para amplificar las denuncias que desoye el gobierno y que gran parte de los medios de comunicación silencian. La juventud se está rebelando y estaremos junto a ellos.







Temas relacionados

Recorte Salarial   /    Precarización laboral juvenil   /    Precarización laboral   /    Burger King

Comentarios

DEJAR COMENTARIO