Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Campana: despidos en la fábrica de motos KTM

El viernes pasado 25 trabajadores de KTM fueron notificados por representantes de la UOM de que el lunes no se tenían que hacer presentes en la fábrica de motos porque estaban despedidos.

Lunes 9 de mayo de 2016 | 13:56

La planta ubicada en el Parque Industrial Campana se radicó en la zona hace poco más de dos años. La empresa es de capitales austríacos y es la más grande fabricante de motos en Europa. Recientemente, en su sitio web publicaron el récord de ganancias de 2015 en 1.02 billones de euros, vendiendo 190 mil unidades con 2500 empleados.

En nuestro país, el modo de contratación que utilizan es mediante consultoras con contratos de tres meses y una permanente rotación del personal. Según denuncian sus trabajadores, después del sexto mes deberían efectivizarlos, pero muchos ni siquiera volvieron a firmar contrato y siguieron trabajando en la planta incluso por ocho meses con la promesa de la efectivización. Los salarios oscilan entre los 6 y 8 mil pesos por mes, ni siquiera alcanzando la mitad de la canasta familiar. Muchos están formando sus familias o con ganas de independizarse de sus padres pero con esos salarios plantean que "es imposible".

De los 40 operarios que tiene habitualmente la fábrica, fueron despedidos 25 trabajadores que van desde los dos meses en relación con la empresa hasta los nueve meses o un año.

La noticia del despido fue una sorpresa para los operarios debido a que, hasta el último día, la patronal los venía apurando y realizando horas extras para terminar la producción ya vendida. Incluso el sector que realiza herramientas, generadores eléctricos e hidrolavadoras GAMA fue parado para poder terminar las motocicletas.

Esta mañana un grupo de despedidos se hizo presente en la planta para obtener una respuesta de la empresa. "Afuera esta jodido, no hay laburo y hay despidos en otras fábricas", es lo que plantean los despedidos y por lo que exigen respuestas de KTM, la agencia que los contrata y del sindicato. Este último solo se limitó a prometerles controlar que la empresa no contrate a nadie y que los que quedaron dentro de la planta no hagan el trabajo de los despedidos. Muy lejos del plan de lucha que necesitan los metalúrgicos que, después de los estatales y la construcción, son el sector más golpeado por el ajuste del macrismo con miles de despidos y suspensiones.

Desde La Izquierda Diario estaremos cubriendo las acciones que realicen los trabajadores para defender sus puestos.







Temas relacionados

Despidos   /    UOM   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO