Sociedad

ALMAGRO

Cayó un ventilador en el Colegio Normal 7 e hirió a dos estudiantes

El martes por la mañana dos estudiantes del Normal 7 fueron heridas y debieron ser hospitalizadas por la caída de un ventilador mientras estaban en clases. Estudiantes, padres y docentes cortaron e miércoles avenida Corrientes en reclamo de mejoras edilicias.

Martín Rodríguez Miglio

Economistas de Base

Viernes 14 de noviembre de 2014 | 10:27

El miércoles por la mañana los estudiantes del Normal 7 cortaron la avenida Corrientes reclamando por la seguridad del edificio donde funciona esta escuela, el Comercial 8 y un terciario. La medida fue decidida en la concentración que realizaron los estudiantes en la puerta del colegio y fue apoyada por padres y docentes que se encontraban presentes. El reclamo de los estudiantes por mejoras edilicias tomó esta radicalización a partir del desprendimiento de un ventilador de techo, ocurrido el día anterior, que se encontraba en pleno funcionamiento en un aula de primer año, dañando a dos estudiantes que tuvieron que ser hospitalizadas.

La situación de la escuela resulta cada día más acuciante. En lo que va del año se han sucedido los incidentes que van desde inundaciones, caídas de placas de cielorrasos y puertas, y ahora el ventilador de techo. Lamentablemente las autoridades del colegio no consideraron esta situación tan riesgosa como para suspender las clases y abrieron sus puertas nuevamente. Sin embargo, la mayoría de los estudiantes permaneció fuera del establecimiento reclamando la intervención de algún área competente del Gobierno de la Ciudad.

La empresa Plan Obras, contratista del gobierno porteño, que se ocupó de las refacciones del edificio y actualmente desempeña el mantenimiento, días atrás había supervisado el estado actual del edificio y avaló su correcto funcionamiento. En un decisión que rozó lo burlesco, durante la mañana, y mientras la concentración se mantenía en la puerta del colegio, esta contratista fue enviada por el propio Gobierno de la Ciudad para que supervisara el trabajo realizada por ella misma, y avalado anteriormente.

No contentos con esta intervención, la comunidad escolar permaneció concentrada rechazando la reanudación de las clases hasta que esté garantizada la seguridad edilicia. La ausencia de los funcionarios públicos responsables de la infraestructura en este establecimiento educativo son más que elocuentes para graficar la desidia con las que se toma este asunto desde el gobierno porteño.

Los estudiantes darán continuidad a la medida durante el día de hoy, concentrándose en la puerta del colegio, en reclamo al Ministerio de Educación de la Ciudad que garantice la seguridad edilicia de las aulas y en rechazo de la delegación de tales responsabilidades a la contratista actuante.







Temas relacionados

Ciudad de Buenos Aires   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO