×
×
Red Internacional

POLÍTICA.Claves de la transición pactada y el gobierno de Aylwin

El triunfo de Patricio Aylwin en las elecciones de 1989 generó expectativas en amplios sectores de la población, que vieron la posibilidad de terminar con 17 años de dictadura. ¿Qué hizo su gobierno a favor del pueblo trabajador?

Pablo TorresDirector La Izquierda Diario Chile

Martes 19 de abril de 2016 | Edición del día

1.- La transición pactada con el imperialismo, militares y la Derecha

Ya en 1987, Aylwin, presidente de la Democracia Cristiana, quien en 1973 había apoyado el Golpe de Estado de los militares, delineaba su posición respecto a la “salida” de la Dictadura, señalando que era necesario “lograr una salida democrática, pacífica, concertada, respaldada por la voluntad popular (…) y crear las condiciones para que las Fuerzas Armadas y de Carabineros abandonen el poder preservando su dignidad institucional, sin actitudes de venganza, reafirmando su rol de defensa de la soberanía nacional”. Su rol de “defensa de la soberanía nacional” y su “dignidad nacional” fue el golpe contra los trabajadores y el pueblo, defendiendo a los empresarios, el capital extranjero y su Estado represivo.

2.- Democracia “protegida”: reformas constitucionales y el respeto de la Constitución de 1980

En 1989 se desarrolló una negociación de reformas constitucionales entre la entonces opositora Concertación y Pinochet. Su resultado fue el acuerdo de un “paquete” de 54 reformas –la gran mayoría liberalizadoras, aunque ninguna eliminaba los más trascendentes dispositivos autoritarios de aquella época- que se plebiscitó en julio de ese año.

Aylwin “reconoció” el carácter democrático de la Constitución del 80 cuando en agosto de 1991 señaló que “la transición ya está hecha. En Chile vivimos en democracia”. Sin embargo, para esa fecha no se había eliminado ninguno de los dispositivos más autoritarios y se dejaron temas fundamentales fuera de la negociación entre los militares, la Derecha y la Concertación, como la institucionalidad política de las Fuerzas Armadas, el fuero parlamentario (o inmunidad parlamentaria) de Pinochet y la Ley de Amnistía que protegía a los genocidas.

Boeninger, ministro de la presidencia en su libro,señaló que Concertación se conformó “con una reforma sustancialmente más modesta (…) aceptando las consiguientes limitaciones a la soberanía popular y al poder de la mayoría”.El presidente de la Democracia Cristiana diría que cuestionar esta Constitución no era una “cuestión de principios”, y que había que “eludir”, por tanto, el tema de su legitimidad para actuar “dentro de los márgenes de la Constitución”.

La realidad es que aceptaba las reglas de la transición pactada y la institucionalidad impuesta por la Dictadura: Constitución del ‘80, senadores designados y vitalicios, sistema binominal, leyes de amarre, Ley de Amnistía, entre otras.Se trataba de garantizar una democracia tutelada o protegida, un régimen antidemocrático y anti-popular construido por los militares, donde existían un número de senadores designados por Pinochet que garantizaban la continuación de sus políticas, en la que las Fuerzas Armadas actuaban como garantes del orden institucional, teniendo un alto grado de autonomía y una alta representación en el Consejo de Seguridad Nacional del Estado. Pinochet quedaba al frente del Ejército durante otros ocho años, para luego asumir como senador vitalicio.

3- La apertura comercial profundizando la obra neoliberal

22 tratados comerciales fueronlos firmados por los gobiernos de la Concertación, con 59 países. Chile hoy tiene un acceso "privilegiado" al mercado del capital extranjero dominado por un puñado de monopolios capitalistas.

Sobre la base de la Dictadura, las privatizaciones, entrega de los recursos y la generación de grandes monopoliosaliados al capital extranjero, la precarización del trabajo y los salrios de hambre; el crecimiento económico registró un aumento sostenido, alcanzando la cifra récord de 10,4% en 1992, el más alto en 27 años.

Además, el Estado chileno, junto con reiterar su posición liberal, firmó acuerdos de libre comercio y de complementación económica, abriendo elpaso más importante a un TLC con el imperialismo norteamericano, instigador y promotor del Golpe de Estado del 73.

Así, se fue consolidando el modelo neoliberal impuesto en Dictadura, aplicando prudencia fiscal, una economía abierta, el crecimiento de la exportación, un sector privado fuerte, un Estado con un mínimo rol y mantuvo el Código Laboral de la Dictadura de 1978, así como los enormes ataques al trabajo y a los derechos laborales colectivas.

Andrés Zaldívar, un viejo conservador DC, sostieneque la “herencia positiva” de Pinochet fue la transformación económica, basada en la súper explotación y los salarios de hambre.

4.- Impunidad de los genocidas o la “justicia en la medida de lo posible”

La Concertación prometía en su programa de gobierno avanzar en el camino de la verdad y la justicia. Sin embargo, esta “lucha” se transformaría durante los gobiernos de la Concertación en la “justicia en la medida de lo posible”, abriendo paso a la política de la reconciliación nacional con los genocidas.

Una de las primeras medidas de su Gobierno fue la creación de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, a la cual encomendó hacer un informe sobre las violaciones a los DD.HH. entre 1973 y 1990. En dicho informe se estableció que sólo 2.296 personas fueron asesinadas en ese periodo. Aylwin pidió perdón en nombre del Estado,acuñando la frase de "justicia y verdad en la medida de lo posible", garantizando la impunidad de los militares sin ningún juzgamiento por sus crímenes.

También en el caso de los “pino-cheques” de Pinochet, investigación por corrupción que involucró al dictador Augusto Pinochet y a su hijo, quienes fueron acusados de vender activos de la institución por más de tres millones de dólares de forma ilegal. La causa no pudo abrirse nunca oficialmente durante la transición, debido a las presiones de Pinochet sobre las autoridades, acuartelando dos veces al Ejército como amenaza. Aylwin y la Concertación les garantizó la impunidad, el cierre de la investigación por corrupción y se subordinó a las amenazas de fuerza. Finalmente, la investigación fue cerrada en 1995 sin ninguna pena para los autores.

5.- El programa abandonado

Las grandes demandas sociales quedaron olvidadas; entre ellas, las de la clase trabajadora. Se mantuvo el Código Laboral que impuso en 1979 con sangre y fuego la Dictadura, de la mano del entonces ministro de Trabajo, José Piñera, hermano del ex presidente Sebastián Piñera.

También la educación privatizada en los 80, la salud, el sistema de pensiones, el derecho básico al agua, recursos naturales como el cobre, entre otros, fueron pasados a manos de privados, beneficiando a la clase empresarial y a los políticos burgueses. “Herencia” que la Concertación mantuvo y profundizó

6.- Persecución y desarticulación de la izquierda llamada “extremista”

En el caso del Partido Comunista fue parte del proceso llamando a votar a Aylwin así como hoy en día integra el gobierno de la Nueva Mayoría.Su rol apoyando a un golpista muestra la verdadera cara del PC apoyando candidatos capitalistas y reaccionarios. La DC ha sido históricamente un partido conservador ligado a las grandes fortunas.

Y así, contribuyó a su política de “limpieza” de la izquierda “extrema”. En el Gobierno de Aylwin,se desarticularon (con maniobras de inteligencia de la “oficina” apoyada por la inteligencia de los militares, expertas en desarticular a la izquierda) las organizaciones políticas que seguían apostando a la lucha armada después de 1990, tales como el Frente Patriótico Manuel Rodríguez-Autónomo (FPMR-Autónomo), el Movimiento de Izquierda Revolucionaria-Ejército Guerrillero del Pueblo (MIR-EGP),y el Movimiento Juvenil Lautaro. Además, a partir del gobierno de Aylwinse encarcelaron a centenares de militantes, los que fueron juzgados con las leyes dictatoriales y a través de Cortes Marciales. Así también, el asesinato de numerosos luchadores.

El Gobierno del golpista Aylwin, apoyado entonces por el PC, fue un gobierno de la impunidad de los genocidas y de la consolidación de obra de la dictadura, gobernando con los capitalistas y la derecha contra los trabajadores y el pueblo.
Ningún homenaje le rendimos.

Desde el PTR llamamos más fuertemente a construir una izquierda independiente de cualquier variante empresarios y sus partidos, para terminar definitivamente con la maldita herencia de la dictadura.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias