Mundo Obrero

ACEITEROS

Conciliación obligatoria: Dánica reabre sus puertas luego del lockout

La empresa retomó sus actividades luego de dos semanas de lockout patronal pero anuncia que está en trámite el reencuadramiento sindical. Hay que preparar el próximo round de lucha frente a la ofensiva patronal.

Martes 20 de octubre | 11:19

Facebook Trabajadores de Dánica en Lucha

Luego de dos semanas de un ilegal lockout patronal llevado adelante como parte de la ofensiva de la empresa Dánica para que sus trabajadores se traspasaran de convenio (del aceitero al de alimentación), hoy por la mañana reabrió sus puertas y retomó la actividad. Fue después de una audiencia en el Ministerio de Trabajo Nacional en donde se dictó la conciliación obligatoria por quince días.

Te puede interesar: [Urgente] Nuevo Lockout en Dánica Llavallol: ¿Hasta cuándo el gobierno permitirá la extorsión empresaria?

Sin duda esta medida es expresión de la fuerte voluntad de lucha de sus trabajadores ante la avanzada patronal que viene apretando y extorsionando con el reencuadramiento sindical con la consecuente rebaja salarial del 40% y la pérdida de derechos laborales. En estas semanas, además de un fuerte paro previo al cierre, los trabajadores y el Sindicato de Aceiteros realizaron un acampe en la puerta de la planta, cortes de calles y marchas tanto por Lomas de Zamora como en CABA, difundiendo su conflicto y visibilizando los planes de la empresa.

El Grupo Beltrán, dueño de la firma Dánica sigue alegando “crisis económico financiera”, cuando se trata de un mega holding aceitero y alimenticio, líder en faena bovina y exportación. En todos estos años sus planes se vienen transparentando en vías de buscar quebrar la organización obrera, la voluntad de lucha de sus trabajadores y la incorporación de la flexibilización laboral y la tercerización. Su obsesión por el reencuadramiento sindical busca no solo la rebaja salarial sino también tener un sindicato como el alimenticio que permite la ofensiva de las patronales y la pérdida de derechos. Así, la empresa quiere ser un caso testigo y ejemplo para otras patronales en el ataque a sus trabajadores.

En este marco la empresa logró semanas atrás que algunos trabajadores acepten el pase de convenio con la correspondiente pérdida de derechos, pero bajo el apriete, el chantaje y la extorsión patronal.

Dicha ofensiva patronal viene siendo permitida por Axel Kicillof y Martín Insaurralde que en abril de este año la premió con ATP y le facilitó subsidios, dando luz verde a sus planes.

La empresa, a través de un comunicado en la puerta de la planta, anuncia que retrotrae su accionar y reabre la planta pero que se encuentra en trámite ante el Ministerio de trabajo el traspaso del SOEIA (Sindicato de Obreros y Empleados de la Industria Aceitera) al STIA (Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación) para sus trabajadores.

Asimismo, a pesar de que se nombran en el acta los decretos antidespidos, sigue manteniendo afuera a los ilegalmente despedidos Lucas Suarez y Hugo Fiorini.

Ante la declaración empresaria de que no desiste de su pelea por cambiar el convenio, queriendo arrebatar conquistas y derechos, es necesario mantenerse en Estado de alerta y movilización con una gran campaña contra el ataque de Danica al convenio aceitero. Así, se lograría gran solidaridad entre todos los trabajadores por tratarse de un caso testigo de aplicación de la reforma laboral y ajuste de hecho, que es lo que buscan los empresarios.

Pero además hay que impulsar ampliamente el fondo de lucha y es imprescindible coordinar con otros trabajadores, comisiones internas y cuerpos de delegados, en especial en la zona sur de GBA, preparar acciones contundentes así como también unirse con la lucha por tierra y vivienda que están llevando las familias y lxs niños en Guernica. La Izquierda Diario seguirá reflejando y aportando para la lucha de los trabajadores aceiteros.

Las noticias obreras del día en Alerta Spoiler.







Temas relacionados

Dánica   /    Aceiteros   /    Lock out   /    Lomas de Zamora   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO