Economía

DEUDA

Confesión de parte: los lobos de Wall Street fueron más feroces que en 2005

El CEO del fondo Greylock admitió que los fondos de inversión que acaban de cerrar el acuerdo con el gobierno argentino, fueron más duros que en la reestructuración de 2005.

Jueves 13 de agosto | 22:07

A confesión de parte, relevo de pruebas, dice el refrán. Hans Humes, CEO del grupo Greylock, , uno de los grupos con los que el país debió negociar el canje, admitió el jueves que los “lobos” de Wall Street tuvieron en la negociación con la Argentina una postura de mucho mayor “agresividad” que en 2005, cuando negociaron con el equipo de Roberto Lavagna y Néstor Kichner. Por ese motivo, según Humes, la negociación fue “más complicada” que la de aquel entonces.

En un seminario organizado por Forbes, Humes se refirió a las negociaciones para el canje de deuda emitida bajo legislación extranjera que condujo el ministro de Economía, Martín Guzmán, y la comparó con el proceso de hace quince años. “Esta negociación fue más complicada que la que tuvo la Argentina en la operación de deuda del 2005 desde el punto de vista de los fondos de inversión, especialmente porque fondos muy grandes resultaron ser más agresivos que antes”, dijo el titular de Greylock.

A juicio de Humes, esa agresividad resulta novedosa, debido a que considera a esos grandes grupos, como Blackrock (liderado por Larry Fink), como fondos de inversión que esencialmente no son parte del universo catalogado como buitre.

“Nunca habíamos trabajado con grandes fondos siendo tan agresivos y empujando su punto de vista. No fue cosa de fondos buitres sino de fondos muy grandes que quieren empujar sus intereses en el proceso”, expresó Humes, al comparar a Blackrock con los grupos de tenedores duros a los que no les interesa negociar sino litigar en las cortes para obtener al máximo sus retornos de inversión.

El fondo Greylock, se encuentra entre los que se desmarcaron en los tramos finales de la negociación de las posturas más duras de BlackRock y otros fondos, aunque participó de la contraoferta conjunta que despejó el panorama para alcanzar el acuerdo. Por su postura, en favor de apurar el trato con Martín Guzmán, entraría en la categoría de “lobo bueno”, aunque se va a beneficiar tanto como los demás de un acuerdo que les deja un negocio formidable.

Los acreedores lograron sacarle al gobierno, al cabo de cuatro meses de tratativas, USD 16.500 millones más que en la oferta inicial. Esto es porque el gobierno se comprometió a pagar mayores intereses, y renunció al período de gracia de tres años al que aspiraba inicialmente. Además, va a capitalizar con un bono los intereses que dejó de pagar durante las negociaciones. Son todas concesiones que según Guzmán el gobierno no estaba en condiciones de hacer, pero a las que al final accedió. Gracias a todo esto, los bonistas, que tenían en enero un bono que valía el cuarto de lo que prometía pagar, ahora podrían más que duplicar ese valor cuando reciban los nuevos títulos del canje.

Guzmán y Fernández festejan haber cerrado la cuestión, y realizan la promesa de que esta vez sí, con esta reestructuración se terminó el problema de la deuda. Lo mismo que se afirmó en 2005, aunque quedó la puerta abierta para los buitres y sus juicios, y pagar la deuda fue uno de los motivos, junto con la fuga de capitales, que dejó al país sin dólares ya en 2012, sentando las bases para un nuevo endeudamiento serial con Macri que creó esta nueva crisis de deuda. Si bien con el acuerdo durante algunos años los pagos que tendrá que hacer el país serán bajos, estos aumentarán a partir de 2024, lo que patea para adelante, pero no resuelve, la la pregunta que no tiene respuesta ¿de donde saldrán los dólares para pagarla?

El gobierno imagina que Vaca Muerta o la venta de cerdos a China resolverán la cuestión, así como Macri imaginó que lo harían Vaca Muerta y la soja. Se repite el mismo círculo vicicoso, mientras los lobos de Wall Street, desde Larry Fink a Hans Humes, siguen haciendo sus negocios.

Te puede interesar: Deuda eterna, eterno sometimiento







Temas relacionados

Crisis de deuda   /    Deuda   /    Deuda externa   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO