Sociedad

AVELLANEDA

Covid-19 en Villa Inflamable: alerta entre pandemia y contaminación

En Villa Inflamable, partido de Avellaneda, se registraron 2 casos de COVID-19. La incertidumbre crece entre sus habitantes, por la situación de la vecina Villa Azul. ¿Cómo evitar que Villa Inflamable se convierta en el nuevo foco de infección del conurbano sur?

Sara Sánchez

Estudiante de Historia (UBA) @sarasa_sanchez

Miércoles 27 de mayo | 10:54

Al día de la fecha se registraron 2 casos de COVID-19 en Villa Inflamable, ambos pacientes se encuentran hospitalizados y fueron detectados por un operativo “puerta a puerta” que consultaba qué personas tenían síntomas en las viviendas.

Villa Inflamable es un asentamiento precario lindero con el Polo Petroquímico de Dock Sud. Las 2500 familias que viven allí, día a día absorben las sustancias químicas altamente cancerígenas que brotan de las chimeneas de las 40 industrias que integran las 3800 hectáreas que comprende el Puerto de Dock Sud.

Los vecinos construyen sus casas sobre lagunas contaminadas, viven hacinados, respiran y contienen plomo en sangre, no tienen acceso al gas ni al agua potable, un bien elemental e imprescindible para la higiene y el consumo diario. Entre las ganancias multimillonarias de estas industrias, anidan problemas de salud estructurales por la contaminación permanente que padecen sus vecinos y que ahora suman la preocupación por la pandemia.

Villa Azul

En Villa Azul, territorio compartido entre el partido de Avellaneda y el de Quilmes, el intendente Jorge Ferraresi ha colaborado junto a Mayra Mendoza en transformar a éste barrio en un verdadero gueto, dando vía libre al encierro y la militarización, comandada por el secretario de seguridad Sergio Berni y a decisión política del Gobernador Axel Kiciloff y el presidente Alberto Fernández.

En diálogo con Sylvestre en C5N, Ferraresi manifestó: “la realidad de Avellaneda es distinta a la de Quilmes, nosotros tenemos el 85% urbanizado. Es un trabajo de más de 12 años, no es un trabajo que aparecimos hoy en el barrio.”

El oficialismo no pierde oportunidad en tirar la pelota para la cancha de la oposición, haciendo un balance de los años de gestión. Pero la responsabilidad sobre la vida de millones de familias que habitan el conurbano en terribles condiciones de precariedad es compartida por todos los gobiernos.

Sus declaraciones dadas en los medios masivos de comunicación contrastan con la realidad recogida por La Izquierda Diario en la voz de los vecinos de Villa Azul. “Nosotros estamos reclamando que se hagan testeos casas por casa, no la pantalla que están haciendo ahí arriba que es todo televisivo.” “A parte dijeron que tenemos que tener dos síntomas para que nos hagan el hisopado. Nos vamos a contagiar todos en ese caso, cuando ese se puede evitar.”

Te puede interesar:Villa Azul: "No puedo salir a trabajar, no tengo con qué llevar un plato de comida a mi casa"

Políticas sanitarias no pueden ser políticas represivas

Para combatir la crisis sanitaria y la crisis social que se viene profundizando en estos barrios y evitar que más zonas vulnerables se transformen en un nuevo foco de la pandemia, son necesarias medidas que nada tienen que ver con el Ministerio de Seguridad.

En primer lugar, un testeo real –no mediático- y efectivo de la población. En vez del encierro militarizado en condiciones de hacinamiento, dar asilo a las familias infectadas y a toda la población de riesgo, abriendo todas las plazas hoteleras que sean necesarias y también las viviendas ociosas de los distritos.

Garantizar alimento nutritivo y en raciones suficientes para toda familia que lo necesite. Y un salario de cuarentena de por lo menos $30.000 para quienes no tengan ingresos, financiado con un impuesto las grandes fortunas de los ricos y a las ganancias millonarias que siguen facturando en medio de la pandemia, actividades como las del Polo Petroquímico.

Para impulsar con fuerza estas medidas y todos los reclamos que surjan de los barrios, son necesario Comités de Crisis independientes, conformados por vecinos, organizaciones sociales y profesionales de la salud, entre otros sectores de trabajadores.

Estas son algunas de las políticas por las que se pelea diariamente desde la banca de Claudio Dellecarbonara, diputado PTS-FIT y miembro del Secretariado Ejecutivo del la AGTSyP (Subte), quien afirma que "todas las medidas urgentes y necesarias para enfrentar esta situación deben ser garantizadas con un impuesto a las grandes fortunas como venimos planteando desde el Frente de Izquierda".







Temas relacionados

Crisis sanitaria   /    Coronavirus   /    Avellaneda   /    Hacinamiento   /    Contaminación   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO