Política

A 6 AÑOS DEL CRIMEN DE ANDRES GARCIA CAMPOY

"Cuando Gendarmería mató a mi hijo, Berni era secretario de Seguridad y no hizo nada"

A 6 años del asesinato del joven Andrés García Campoy, los dos gendarmes que lo asesinaron siguen en funciones e impunes. Hablamos con Mónica, su mamá, que sigue luchando por justicia por el crimen de su hijo.

Viernes 12 de junio | 20:35

Mónica habla con firmeza, con la fuerza que fue construyendo junto a otras madres, familiares y víctimas de la violencia estatal que luchan para que estos crímenes no queden impunes.

"No sabés el hijo hermoso que me mataron los gendarmes", dice mientras la entrevistamos por teléfono. Mónica cuenta que Andrés era un joven de veinte años que estudiaba Seguridad e Higiene Industrial, trabajaba, tenía amigos.

El 13 de junio de 2014 dos efectivos de Gendarmería Nacional lo pararon en un control en Luján de Cuyo, provincia de Mendoza. Sobre la Ruta 7 los gendarmes Maximiliano Alfonso Cruz y Corazón de Jesús Velázquez, lo asesinaron de un tiro en la nuca.

Los gendarmes Cruz y Velázquez

Desde esa fuerza federal quisieron librarse de la responsabilidad y argumentaron que la muerte de Andrés se produjo porque “se suicidó”. Una explicación de manual, utilizada por las fuerzas de seguridad en innumerables casos, como en las muertes en las comisarías de San Luis de Florencia Morales durante la cuarentena.

En el caso de Andrés García Campoy, las pericias establecieron que la lesión provocada por la bala mide unos siete milímetros, lo que no coincide con la versión de los gendarmes.

A 6 años del crimen los gendarmes siguen en funciones e impunes

La causa actualmente está caratulada como homicidio agravado por fuerza de seguridad, pero si bien los dos gendarmes están imputados, siguen en funciones. Mónica asegura: "Cuando mataron a Andrés los gendarmes Maximiliano Alfonso Cruz y Corazón de Jesús Velázquez, Sergio Berni era secretario de Seguridad y no hizo nada". No sorprende, en ese momento Berni tenía a la Gendarmería como aliada para reprimir las protestas de las y los trabajadores de Lear y otras fábricas que reclamaban en Panamericana por condiciones y puestos de trabajo.

"La causa está a cargo del juez federal Walter Bento, quien nunca ordenó la detención de los gendarmes, y caratuló la causa como homicidio agravado por la participación de la fuerza pública de seguridad". Que sigan en funciones e impunes habla de cómo el Poder Judicial encubre la gran mayoría de los crímenes cometidos por las fuerzas represivas.

"Los sospechosos principales son dos gendarmes, fuerza que por lo que parece, los jueces deben cubrir en sus hechos delictivos, tal como ocurrió con el caso de Santiago Maldonado", afirma Mónica.

El Juez Walter Bento fue elegido para ocupar su cargo por el operador político de Carlos Menem, Eduardo Duhalde, Néstor y Cristina Kirchner, Juan Carlos Mazzón.

El Chueco Mazzón, es un siniestro personaje, dirigente de la organización Guardia de Hierro, que durante la dictadura se subordinó al exalmirante Emilio Massera.

Bento fue recusado por parte del abogado de los Campoy, pero la medida no tuvo resultado positivo, por cuanto sigue en la causa, sin investigar nada, a pesar de que “la Corte Suprema de Justicia de la Nación le ordenó que haga una pericia del arma de Andy”, explicó Mónica.

Como denuncia Mónica en diálogo con La Izquierda Diario, "la causa está llena de irregularidades y después de 6 años del asesinato de Andrés todavía luchamos contra la impunidad".

Lo que pasó con Andy, con Luciano Arruga, con los chicos de San Miguel del Monte, con Rafael Nahuel, con Luis Espinoza en Tucumán, con la brutalidad de la policía de Chaco contra las comunidades qom y tantos otros pibes y pibas, es consecuencia del aval que el Estado les dió siempre a las fuerzas de seguridad para perseguir, torturar y asesinar. Cuentan para su encubrimiento con instituciones como la justicia", señala Mónica. Y agrega: "Realmente es preocupante ver el despliegue de Policías y militares en barrios humildes con el argumento de la pandemia. Ya sabemos como terminan estas cosas, ya lo vimos en Tucumán, en Chaco y con las miles de detenciones en todo el país, que llevan adelante las fuerzas de "seguridad" envalentonadas con el mayor poder de control que tienen".

Te puede interesar:

[VIDEO] Gendarmería: la historia de una fuerza creada para reprimir







Temas relacionados

Covid-19   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Policía de Mendoza   /    Coordinadora de Familiares de Víctimas de Gatillo Fácil   /    Policía del gatillo facil   /    Sergio Berni   /    Gendarmería   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO