Sociedad

EL “CASO” CEESE BERSA

Cuando la campaña mediática estigmatiza a los jóvenes, la rebeldía es un derecho

En estos últimos tiempos en Cutral Co hubieron varios homicidios, todos con diferentes matrices. Sin embargo la prensa, que se pinta de amarilla cada vez que hay una buena oportunidad en generar "climas sociales" que se puedan enmarcar en eso tan grande que han denominado “inseguridad” o “violencia”, aprovecha la sensibilidad social que la muerte siempre genera para hacer una campaña estigmatizadora contra un artista que representa en su voz a la juventud oprimida, explotada y pobre de la comarca petrolera.

Ivana Dal Bianco

Abogada del CeProDH

Miércoles 26 de noviembre de 2014 | Edición del día

1 / 1

Un joven artista local, cantante de rap, canta una canción en que muestra la realidad de un barrio pobre de Cutral Co, en que abunda lo "malo", como lo que este sistema tiene para ofrecer a la juventud. En su letra el cantante afirma “bienvenidos a mi barrio, donde los fierros alumbran y el patrullero no circula”. En unos fragmentos que son segundos en el video oficial, uno de los adolescentes que baila, muestra una escopeta (un tanto añeja) y a partir de allí, los medios de prensa aprovecharon la volada para hacer de ello tapa de sus diarios.
Con titulares tales como: “La Policía investiga a un cantante de hip hop neuquino” o “Escándalo por cantante que muestra armas”, los medios logran que, como por arte de magia, exista una inimaginable ligazón entre este video filmado hace seis meses, con una supuesta indignación generalizada en la ciudad a partir del asesinato de tres jóvenes en estos días.
De las miles de armas que se exhiben en infinidad de películas, videos, cortos, propagandas, no se dice nada. Del negocio ilegal de armas, del que es imposible pensar sin participación y complicidad policial, tampoco. Parece entonces con esta campaña que los homicidios que ocurrieron en la zona de jóvenes entre 15 y 22 años, y que sin dudas es producto de la propia descomposición de este sistema en que la vida de los de abajo no vale mucho, en que la propia policía tortura y mata a jóvenes con sus balas policiales, ya ha encontrado un culpable para la prensa: una canción.
Como una mala copia de una serie televisiva tipo “La Ley y el Orden” afirma un medio de prensa local: “La comarca petrolera está sumamente sensibilizada por los tres crímenes que se cometieron la semana pasada, cuando fueron asesinados a tiros jóvenes de entre 15 y 22 años. Hasta la fecha, la Policía no ha logrado dar con las armas homicidas y continúa la búsqueda”. Ante esto hay dos posibilidades: una, sumarse a esta delirante campaña de demonización a la juventud que intentan realizar por medio de esta ligazón descabellada entre una canción de un artista (que refleja una realidad de un barrio pobre) y homicidios ocurridos en Cutral Co; o podemos reconocer el terrible rol estigmatizador de los medios de comunicación que venden campañas mediáticas como ésta, en que el chivo expiatorio resulta ser un cantante, un rapero, un pobre que le canta a otros pobres, cuya canción eso sólo eso: una canción de denuncia.
Sin dudas que esta situación oculta que detrás hay un interés económico y, aunque no tenga relación, si sirve para vender lo usan. Así venden diarios, venden miedo, venden ideología que haga a la gente pedir “mayor seguridad”, venden uniformados, venden mentiras.
Así vendía la campaña que uno de estos diarios realizó con una familia del oeste a los que denomino los Bin Laden, que terminó con uno de sus integrantes (Ruben Soazo de 22 años) asesinado por una bala policial, muerte absolutamente justificada por este medio de prensa, y por el propio jefe de la policía neuquina.
Aunque parezca un mal chiste de ficción, la campaña estigmatizadora se ha lanzado. Legitimada por los medios. Un periodista de uno de los diarios zonales ha escrito una “nota de opinión” en la que afirma: “Tal vez el error de estos grupos vinculados a la cultura del reguetón, hip hop y rap es que han utilizado las redes sociales para ponderar sus armas con una postura desafiante. Y eso merece ser investigado”
Cuánto más “desafiante” es el sistema social imperante, que arroja a miles a la pobreza en esos mismos barrios pobres de Cutral Co. Cuántos negocios ilegales como el narcotráfico, la trata de personas, la propia venta ilegal de armas son moneda corriente en esos mismos barrios. Para los medios zonales y la policía es necesario campañas como esta. Unos, para vender diarios y propaganda, entre otros fines políticos ocultos. Para los vestidos de azul, para generar un clima de sensibilidad social que les permita a ellos, que son parte de negocios ilegales, legitimar la idea de que se necesita su presencia y su existencia para disciplinar a los pobres, a la juventud y al pueblo pobre.







Temas relacionados

Música   /    Criminalización de la juventud   /    Libertades Democráticas   /    Neuquén   /    Sociedad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO