Universidad Nacional de las Artes

Cupos en la Universidad: cuando la cursada se convierte en Los juegos del hambre

Desde las 13hs del día de hoy, estudiantes del departamento de Artes Visuales intentan inscribirse para no perder otra vez la cursada. Los problemas con los cupos que hay en la universidad pública no son un tema nuevo, sino algo extendido en todas las facultades.

Valeria Cruz

Estudiante de Licenciatura en Pintura - U.N.A.

Lunes 24 de agosto | 18:50

Collage digital de Mata Ciccolella

Comenzó la maratón para inscribirse en las diferentes carreras de diferentes sedes universitarias. Como todos los cuatrimestres, acceder al sistema Guaraní para anotarse antes de que las cátedras se queden sin cupo es toda una travesía. No sorprende, de todos modos, que la oferta horaria no sea suficiente ya que el presupuesto que se nos asigna está muy lejos de ser el que necesitamos. Y no es precisamente porque ese dinero falte: se va en deuda, en acuerdos como el que salió a festejar la gestión universitaria.

Te puede interesar: El gobierno paga, la gestión de la UNA festeja ¿les estudiantes deberíamos celebrar?

Pasan las horas y muchos son les que siguen apretando F5 con esperanza de llegar a anotarse en alguna cátedra. La que quede, no importa, al menos para poder avanzar en la cursada, que ya de por sí, es una carrera con un plan de estudios muy largo. A la par muches se conectan a través de las diferentes páginas estudiantiles para compartir el sentimiento de ansias y bronca por el colapso del sistema. Se comparten mensajes de algunes que después de mucho intentar pudieron acceder pero se encuentran sin cátedras donde poder anotarse. Clari, estudiante de Visuales, nos dice “Me quería inscribir en historia del arte II pero bueno, ya está full. Se terminó a la media hora. Ninguna cátedra ni ningún horario tiene cupo. En dibujo había 15 cupos por horario". Recordemos que la sede de Visuales es la que cuenta con mayor caudal estudiantil con alrededor de 3mil estudiantes. Joha, estudiante de Visuales, dice “No hay caso: está súper colapsada ¡Qué bronca! deberían abrir cupos”.

La situación que abrió la pandemia profundizó aún más las condiciones de precariedad que ya vivíamos en la universidad pública. De esta manera se elitiza el acceso a la educación aún más que antes. Los problemas de conectividad y la precarización que eso conlleva no solo la vivimos les alumnes, también la viven los docentes.

La gestión de la UNA, con Sandra Torlucci a la cabeza, sigue sin dar respuestas a estas problemáticas. Conservando el mismo presupuesto que en 2019 y entrando ya en el segundo cuatrimestre, todavía no hay números claros de las condiciones que vive la comunidad educativa, en especial el estudiantado.
Vemos como cada vez somos menos en el campus virtual, nos llegan todos los días mensajes de compañerxs que dejan de cursar. Sin ninguna fuente clara la gestión mantiene que el 90% del estudiantado está cursando.







Temas relacionados

presupuesto universitario   /    Universidades públicas   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO