×
×
Red Internacional

Durante la pandemia las patronales empezaron a descargar la crisis sobre los trabajadores. En la zona norte del GBA hubo primeras resistencias y respuestas. Ahora los trabajadores se preparan para coordinar en un gran plenario.

Nicolás Benjamin@NicolsBenjamin7

Federico NoaPTS Zona Norte del Gran Buenos Aires

Martes 16 de junio de 2020 | 16:24

El jueves pasado los trabajadores de MadyGraf junto al Frente de Organizaciones en Lucha organizaron en la puerta de la fábrica una olla popular. Gente del barrio, trabajadores de la zona, junto a los propios laburantes de la fábrica sin patrones, se reunían a compartir un momento y a debatir qué hacer en medio de la crisis que abrió la pandemia.

A pocas cuadras y sólo unas horas antes el mismo día, “la Red” de trabajadores precarizados junto a distintos trabajadores de la zona cortaron Ruta 197 y Panamericana. En esa esquina, está la Clínica del Talar, que despido a las activistas elegidas delegadas que reclamaron mínimas medidas sanitarias por el avance de los contagios en el Hospital.

En esa misma esquina, reclamaron contra las suspensiones y la baja de salarios, contra los despidos y sobre todo por la salud de los laburantes, expuestos al Covid 19 por las patronales que obligan a seguir pese a todo y sin medidas de seguridad. En la zona norte, dos ferroviarios murieron incluso.

En Mondelez Pacheco hubo paros al iniciarse los contagios que marcaron la cancha. La bronca crece porque la patronal apretó para volver a producir. En Fate se dió el primer caso en mantenimiento, sectores de la fábrica quisieron parar. Se siguieron extendieron los contagios y el sindicato tuvo que llamar al paro para este viernes 12 de todo el gremio.

Las patronales de la zona aprietan y atacan. Son rápidas para actuar pensando en sus ganancias, por la seguridad de contar con el apoyo del gobierno nacional y provincial, y el acuerdo CGT-UIA. Pero encontraron resistencia. Los trabajadores de Bedtime frenaron los despidos, los municipales de San Fernando, los de Tigre también. Los trabajadores de Vía Bariloche, Fadete, Ecocarne, Yazaki y decenas de lugares tuvieron reacciones y actuaron frente a los despidos, suspensiones y la necesidad de cuidar su salud.

A principio de Mayo los y las trabajadoras de Mondelez Victoria lograron con su respuesta hacer retroceder a la patronal, que en acuerdo con el Sindicato y el Ministerio de Trabajo quería las manos libres para seguir suspendiendo o despidiendo como quiera. Todos los medios tuvieron que dar cuenta de las "avivadas" de Mondelez, que quería usar la pandemia contra los trabajadores.

En los barrios populares el coronavirus se extiende, en el barrio San Jorge de Don Torcuato, ya hay más de 110 contagiados y la respuesta es la misma, más policías y ni siquiera testeos a todos.

Unirnos y luchar, para que la crisis la paguen los capitalistas

Ese es el lema del Plenario de las y los Trabajadores de Zona Norte. Será el sábado 20 de Junio a las 16hs de manera "online", dónde ya hay decenas de convocantes entre agrupaciones de trabajadores, referentes de distintos lugares de trabajo, el Movimiento de Agrupaciones Clasistas de Zona Norte y el diputado del PTS en el FIT-U Claudio Dellecarbonara.

Este plenario será un punto de encuentro, reflexión y debate que parte de todas estas primera experiencias de lucha, buscando unirlas para lograr la fuerza necesaria para enfrentar a un enemigo común: el plan de los empresarios, del gobierno y la burocracia sindical. Ellos quieren que la pandemia signifique que las y los trabajadores ocupados y desocupados, el pueblo pobre, la juventud, se banque la que se tenga que bancar, con tal de que sigan ganando los que siempre ganan.

Sin embargo la pandemia está mostrando que las y los trabajadores son los esenciales, los que mueven el mundo, producen y distribuyen todo los necesario para vivir. Los patrones por su parte no quieren perder un solo centavo, el gobierno les da subsidios millonarios mientras a los sectores populares que tienen suerte, 10 mil pesos. A las villas las encierran y no les dan ninguna respuesta a su vida hacinada, en las fábricas hacen protocolos pocos confiables para que se trabaje igual y en los colectivos solo ponen un naylon. La crisis sanitaria va a crecer día a día si siguen así.

Por eso, estas primeras resistencias que se ven en la Zona Norte (y también en distintos lugares del país) son un adelanto de lo que va a surgir. Hoy son medidas defensivas, para cuidar nuestras vidas frente al contagio y enfrentar las consecuencias económicas de la pandemia en manos de los empresarios. Pero tienen que ganar fuerzas para poder tener destino, por eso es necesario la unidad. Si se lucha separado no irán lejos.

Unir a todos los sectores, que son los que se solidarizan en cada acción y lograr asambleas comunes, una verdadera coordinación de las y los trabajadores ocupados, las y los jóvenes precarizados, las y los trabajadores de la salud, docentes y movimientos sociales. Es la alianza que puede permitir lograr triunfos ante las empresas y el estado, que puede abrir paso a mostrar una salida contra los capitalistas a la crisis que estamos viviendo.

El próximo plenario será un paso en este camino.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias