Géneros y Sexualidades

CAPITAL FEDERAL

Del Corro presentó proyecto de licencia por violencia de género para trabajadoras estatales

El legislador del Frente de Izquierda presentó un proyecto que busca extender la licencia por violencia conquistada para las docentes porteñas al conjunto de las trabajadoras estatales. Ya comenzó el debate en la Comisión de Trabajo.

Martes 27 de septiembre de 2016 | Edición del día

La "licencia por violencia de género" conquistada recientemente para las docentes dio pie a la presentación de nuevos proyectos que pretenden extender estas licencias al conjunto de las trabajadoras estatales.

Te puede interesar: Licencias por violencia de género: una gran conquista de las docentes porteñas

En la sesión de la Comisión de Trabajo se están debatiendo los proyectos presentados por Pablo Ferreyra (FpV), Marcelo Ramal (PO) y Patricio del Corro (PTS), que pretenden modificar la Ley 471 que regula a los trabajadores estatales. Estos proyectos, partiendo del consenso alcanzado en la Comisión de Educación, quieren ir más allá de los límites que impuso el PRO bajo el débil argumento de que no se "puede" incluir en el proyecto para las estatales lo que fue negado en el tratamiento y aprobación de las licencias para la docencia.

Hay debates en la comisión por algunos ítems. Por un lado a quiénes se identifican como víctimas de violencia de género, ya que para el PRO la violencia por género impacta por igual en varones y mujeres; por lo cual se debió buscar una fórmula de consenso que, contradictoriamente, terminó mejorando la definición inicial planteando que los destinatarios son las "personas" que sufrieran violencia de género y se encuentren amparadas en la Ley 26.485, de esta manera también incluye a las personas trans.

Por otro lado el PRO se niega a incluir la facilidad de "pases" o "reubicaciones", cuando esto es parte fundamental del resguardo físico de la mujer en situación de violencia. El artículo 7° del proyecto presentado por Patricio del Corro plantea que "Las mujeres víctimas de violencia previstas en la presente ley tendrán derecho a acceder, a sola solicitud y de manera inmediata, y a fin de resguardar su salud y seguridad el pase a otro establecimiento laboral, conservando iguales condiciones de trabajo”. Se sabe que ante el primer intento de salir del vínculo de violencia, el que ejerce violencia busca a la víctima en cada lugar que ella frecuenta. El PRO repitió varias veces su negativa a incorporar este articulado -pedido incisivamente en el tratamiento de las licencias para las docentes y ahora también para las estatales- simplemente porque en el estatuto docente no se incluyó.

El otro ítem en cuestión son los plazos de dicha licencia, los cuales para el PRO deberían ser lo más cortos posible y para el FpV y el PO deberían ser 90 días. Patricio del Corro, por su parte, planteó: “Los plazos y extensión de las licencias laborales para las trabajadoras víctimas de la violencia de género serán evaluados y otorgados, según lo decidido por el servicio de salud estatal y de asistencia que haya acudido la víctima”. Y agrega que "Similar mecanismo deberá utilizarse en caso que la víctima de violencia contra las mujeres sea familiar o persona a cargo de las mujeres trabajadoras previstas en el Artículo 3º de la presente ley."

El proyecto del diputado Patricio del Corro del PTS en el Frente de Izquierda a la vez plantea que estas licencias sean extendidas al conjunto de las trabajadoras estatales, no sólo en el ámbito municipal sino también en las instituciones estatales nacionales, a las trabajadoras de los hospitales incluidas las del Hospital Garrahan, y a las trabajadoras del ámbito legislativo. Su proyecto plantea dar un marco de protección legal ante situaciones de violencia de género que recaiga sobre una trabajadora estatal o algún familiar, resguardando su salario y la fuente laboral, y permitiendo la disponibilidad del tiempo necesario para salir de la situación de violencia. En el próximo Encuentro Nacional de Mujeres llevaremos el proyecto a las comisiones de violencia de género para que se debata e impulse en el resto del país.

Las trabajadoras porteñas que lograron incorporar ésta licencia al estatuto docente, lo hicieron mediante campañas activas en cada escuela. Las docentes de Pan y Rosas estuvimos en primera línea de esta pelea en los lugares de trabajo y llenando de guardapolvos blancos cada sesión en la que se trataba este proyecto. Para destrabar los frenos del PRO y lograr incorporar la misma licencia y los articulados que quedaron fuera en el estatuto docente, para cambiar la regulación vigente en la Ley 471 e incluir a todas las mujeres estatales, las trabajadoras ya están comenzando a tomar en sus manos la puesta en pie de una gran campaña en cada organismo estatal, municipal o nacional, proponiéndoles también a las Juntas Internas y delegadas que lo impulsen. Las docentes ya lo lograron. ¡Vamos ahora por la licencia de género para todas las trabajadoras estatales de la Ciudad!







Temas relacionados

Legislatura porteña   /    Licencias   /    Frente de Izquierda   /    Trabajadoras y trabajadores estatales   /    Patricio del Corro   /    Legislatura   /    PRO   /    Docentes   /    Estatales   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO