Mundo Obrero

OPINIÓN

Democracia para todos menos para los trabajadores

Estamos en un año de elecciones nacionales y todos los candidatos como Scioli, Macri y Massa se llenan la boca hablando de democracia, “democracia para todos” menos para cualquier trabajador que quiera organizarse y ejercer su derecho democrático de presentar una lista de delegados.

Martes 26 de mayo de 2015 | Edición del día

Este es mi caso como chofer de la línea 266 y el de varios trabajadores en otras líneas que intentan armar listas independientes de la burocracia y de las patronales del transporte. La semana pasada, a partir de que un grupo de compañeros decidimos armar una lista independiente de la burocracia para defender y pelear por nuestros reclamos,se lanzaron en un frente único la empresa, el sindicato y el actual cuerpo de delegados para impedir que se presente la lista que formamos.

Empezaron con el despido del compañero Diego y después de advertirme que el próximo era yo, con el claro propósito de que retrocedamos con el armado de la lista, cuando vieron que seguimos adelante, un día antes que peguen la convocatoria para elecciones a delegados me despiden aplicando el art. 245 (despido sin causa), artículo que toda empresa usa a su antojo para despedir a cualquier trabajador y más si osa organizarse. La patronal de la empresa (línea 266 de Lomas de Zamora) como la de otras líneas de colectivos también utiliza la modalidad del contrato temporario para evitar que los trabajadores se organicen porque temen perder su trabajo y trabajan con la angustia de no saber si quedan afuera cuando se les cumple el contrato.

Es evidente que este modo de proceder de las empresas de colectivos cuenta con el aval del gobierno y el sindicato. Los subsidios que el Estado brinda a los empresarios del transporte (este año lo aumentaron de $800 millones a $1300 millones) está siendo usado para financiar despidos y no para mejorar los servicios a los usuarios.

Cuando se produce mi despido, junto con un grupo de compañeros exigimos una asamblea al cuerpo de delegados para discutir las medidas a tomar. La respuesta inmediata de parte de ellos fue meter miedo desde un principio para que los compañeros no salten (considerando que un gran porcentaje es nuevo en la línea). Luego fuimos con un grupo de compañeros al gremio donde obtuvimos la misma respuesta: no se puede hacer nada frente a un despido avalado por el art.245.

Frente a la inmovilidad del conjunto del cuerpo de delegados y el sindicato por estos despidos, vamos a buscar por todos los medios que estas prácticas de persecución política y sindical se conozcan públicamente y junto al los compañeros que siguen con la presentación de la lista a delegados vamos a dar la pelea para que volvamos a tener nuestra fuente de trabajo y se paren con los despidos en esta empresa.

Tenemos que dejar de dar la pelea de forma aislada cada uno en su empresa y juntar todos los casos que se producen en todas líneas para hacer una denuncia y una pelea de conjunto, es evidente que nuestro dirigentes están más preocupados en impedir que nos organicemos y haciendo cálculos sobre con cuál candidato alinearse (Scioli, Macri, o Massa), que les asegure mantener sus privilegios millonarios, que en luchar por nuestras condiciones de trabajo o paritarias que nos permitan alcanzar un salario acorde a las necesidades de nuestras familias. Los trabajadores del transporte no estamos solos. Tenemos el ejemplo de compañeros como los de Lear, gráficos, alimenticias y otros que se organizan y dan la pelea por recuperar los cuerpos de delegados y sindicatos para los trabajadores. Tomemos ese camino.







Temas relacionados

Democracia sindical   /    Transporte   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO