Economía

SECTOR AGROINDUSTRIAL

Desfile de funcionarios de Cambiemos en el “Día de la Exportación”

El evento organizado por la Cámara de Exportadores de la República Argentina contó con la presencia de los ministros de Relaciones Exteriores, el de Agroindustria, y el presidente del Banco Central.

Jueves 17 de agosto de 2017 | Edición del día

Foto: DyN

Ayer la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA) organizó el festejo por el Día de la Exportación. El evento tuvo una fuerte presencia del sector agroindustrial, y varios funcionarios del Gobierno disertaron.

No es casual la alta composición del sector agrario, casi un tercio de las exportaciones totales correspondieron al complejo oleaginoso en 2016 y de ese sector el 95,3 %surge de las ventas del conglomerado sojero, según datos del Indec. Se calcula que siete complejos engloban el 70 % de las ventas al exterior.

La inauguración estuvo a cargo de Enrique Mantilla, titular de Cera, seguido por los ministros de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie, y el de Agroindustria, Ricardo Buryaile. Además, participaron la secretaria de Mercados Agroalimentarios, Marisa Bircher; el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio ReyserTravers; el secretario de Comercio, Miguel Braun, y el presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior, Pablo García. El discurso de cierre lo brindó Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central (BCRA).

Te puede interesar: Macri con los oligarcas de la Sociedad Rural: "El cambio llegó"

Rojo comercial y “supermercado del mundo”

Los funcionarios del Gobierno repitieron una vez más que es importante que la Argentina siga con las buenas relaciones internacionales, que hay que abrirse al mundo para estar integrado y así llegarán las esperadas inversiones.

El modelo elegido es transformar al país en el supermercado del mundo. Las materias primas, que hoy se exportan, deberían pasar por un proceso de transformación industrial. El macrismo quiere más primarizacion de la economía priorizando el campo, la megaminería, los hidrocarburos no convencionales y una industria de poco valor agregado.

El canciller Jorge Fauries ostuvo que la Argentina debe transformarse “en un gran país exportador” y que no debe “volver atrás” en materia política porque “un país cerrado nunca alcanza un nivel de desarrollo”.

El secretario de Comercio, Miguel Braun, aseguró que el destino de la Argentina está “clara y fuertemente integrado al mundo” y que el Gobierno está trabajando para “facilitar el comercio” y para reducir “los trámites” que tienen que hacer los operadores de comercio exterior.

Braun indicó que el Gobierno “quiere que la Argentina sea un país desarrollado, con salarios altos, nivel de pobreza bajo y empleo de calidad”, pero en diálogo con el reclamo empresarial dijo que “las empresas exportadoras pagan salarios entre el 20 y el 40 % más alto”. Sin embargo, no sugirió como resolver este “problema” para las patronales, la carrera hacia octubre podría ser el motivo.

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile,afirmó que, en general, “las inversiones tardan en llegar porque recuperar la confianza es más difícil que generarla”, pero indicó que en el sector agroindustrial las inversiones crecieron a razón de “U$S 40.000 millones por año”, luego de la decisión del Gobierno de eliminar las retenciones a las exportaciones agropecuarias, salvo las de la soja, que las redujo. El ministro debería aclarar también lo que se perdió en recaudación por este regalo a las patronales agrarias, rondó los $ 70.000 millones en 2016.

En tanto, el presidente de la Cámara de Exportadores (CERA), Enrique Mantilla, aseguró que "este año estimamos que las exportaciones serán de U$S 60.100 millones, pero tendremos importaciones por U$S 65.700 millones, lo que arrojará un déficit de 5.600 millones". El empresario ya adelantó que las importaciones serán superiores a las exportaciones. Según los últimos datos del Indec, entre enero y junio el déficit comercial alcanzó los U$S 2.613 millones, el rojo más alto en 23 años. Un problema para el Gobierno que continuará este año según las confesiones de Mantilla.

Sturzenegger continuará con su política de enfriamiento

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, cerró el encuentro por el Día de la Exportación, donde adelantó que la autoridad monetaria proyecta una inflación del 10 % para el año que vieney que intervendrá en el mercado cambiario cuando detecte "movimientos disruptivos" como ocurrió "durante las semanas previas a las paso".

Por su parte, Sturzenegger reconoció que no “nos satisface que la inflación de los últimos tres meses haya retornado en términos anualizados, a un valor cercano al 18 %”, por lo que “el BCRA persistirá en su posición restrictiva”, en materia de tasas de interés, “buscando que la inflación se ubique en niveles cercanos al uno por ciento mensual a fin de año”.

El señor frío mantuvo el martes la tasa de interés, pero los precios desaceleran a ritmo lento. Varias consultoras estiman que no será posible cumplir con la meta oficial de inflación de este año del 17 %, y se ubicará entre 20 % y 22 %.

En el Día de la Exportación, los exportadores tienen mucho para celebrar porque se trata de uno de los sectores más beneficiados por Cambiemos con medidas como la reducción y eliminación de las retenciones y la devaluación. De julio hasta el viernes 4 de agosto, la combinación de aumento del dólar y de la cotización de la soja permitió ganar $ 14.826 millones al campo por la soja no comercializada o comercializada sin precio. Ganancias sin frenos para el agropower.







Temas relacionados

agroindustriales   /    Agroexportadores   /    Ricardo Buryaile   /    Federico Sturzenegger    /    Cambiemos   /    Intercambio comercial   /    Exportaciones   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO