×
Red Internacional

Luego de que la conducción del sindicato UTE convocara a una confusa jornada de clases virtuales, la bronca en las escuelas le impuso una medida de lucha. Exigen al gobierno un plan de vacunación masiva y ayuda social para las familias.

La situación social y epidemiológica se siente fuerte en las escuelas. En medio de un alarmante crecimiento de los contagios, docentes, estudiantes y familias viajan hacinados en el transporte público. Las escuelas de la Ciudad comienzan a ser lugares donde el virus se expande a gran escala, donde sólo un 16% de docentes fue vacunado con la primera dosis. Sólo en la Ciudad de Buenos Aires, ya hay numerosos trabajadores de la educación contagiados, cientos de burbujas aisladas y dos trabajadores fallecidos por Covid, escalando a 21 las muertes de trabajadores de la educación en todo el país.

En este contexto alarmante, se volvió incesante el debate en las escuelas junto a las familias y estudiantes sobre la urgente necesidad de una serie de medidas que resguarden nuestra salud. Esto se reflejó en la importante convocatoria que tuvo un Taller de Capacitación en Seguridad e Higiene convocado por la comunidad educativa del Colegio Pueyrredón de San Telmo. Cientos de docentes y familias tanto de la Ciudad como de otras provincias, se conectaron para escuchar la opinión de especialistas que advierten de los riesgos de la presencialidad en curso.

Mientras que los Ministros de Educación Nacional y de la Ciudad, Nicolás Trotta y Soledad Acuña, continúan desfilando por canales de televisión insistiendo con que en las escuelas “no se dan los contagios”, la bronca de las escuelas crece, expresándose en el reclamo a los sindicatos docentes a que convoquen a una medida de fuerza contundente. Reclamo que logró un paro unitario entre diversos sindicatos porteños y de la provincia de Buenos Aires.

En medio de la segunda ola de coronavirus, ya contamos con trabajadores de la educación contagiados, cientos de burbujas cerradas y tuvimos que lamentar dos muertos por COVID en CABA y 21 muertes en todo el país. Mientras los docentes debatían en las escuelas, en los grupos de WhatsApp y con las familias, qué hacer ante la masividad de los contagios y la falta de condiciones seguras para trabajar, el Ministro de Educación Nacional Nicolás Trotta insistía con la presencialidad desoyendo a los especialistas y a las familias.

En la Ciudad, el sindicato Ademys ya había votado en asamblea la semana pasada el paro docente para este miércoles 14. A última hora de este lunes se conoció la adhesión del sindicato Camyp y de la Unión de los Trabajadores de la Educación (UTE) que, luego de llamar a una “jornada de lucha con clases virtuales”, terminó sumándose al paro gracias a la exigencia desde abajo de las escuelas. Es que ayer por la tarde, la lista celeste, conducción del sindicato UTE, lanzó un flyer que más que aclarar, oscurecía: llamaba a una jornada de lucha a través de clases virtuales. Luego de un notable rechazo en las escuelas a esta medida insólita, y ante la campaña de exigencia a que se unan a un paro en unidad junto al resto de los sindicatos, UTE finalmente convocó a la medida de fuerza.

¡Es el momento de luchar en unidad! Debatiendo en cada escuela, junto a estudiantes y familias, para que el paro sea masivo y contundente. Logramos que UTE se sume a esta medida de fuerza tan importante. Ahora, tenemos que ir por más: apostando a la organización masiva desde abajo, construyendo comisiones de higiene y seguridad por escuela, junto a las familias, auxiliares y estudiantes para pelear por la suspensión temporal de la presencialidad y una serie de ayudas sociales a las familias que menos tienen, como la recomposición de un IFE de 40 mil pesos, alimentación de calidad aumentando las raciones, dispositivos electrónicos y conectividad para nuestros estudiantes, y un PLAN DE VACUNACIÓN MASIVO para las y los docentes, estudiantes y sus familias.

Te puede interesar: Firmá el petitorio del Frente de Izquierda para que se garantice la provisión de vacunas

Es momento darle continuidad a las medidas a través de un plan de lucha discutido y votado en un gran plenario unificado de toda la docencia porteña para pelear por condiciones seguras de trabajo y estudio, resguardando la vida de todos los trabajadores de la educación, estudiantes y familias. Estamos ante una oportunidad única de confluir con miles de trabajadores de otros sectores que también vienen luchando a lo largo del país por salario y condiciones de trabajo seguras. Este sábado 17 de abril confluirán en un encuentro unitario para fortalecer esta pelea, ¡sumémonos a esta iniciativa !

Necesitamos mayor presupuesto educativo para enseñar en este contexto de crisis sanitaria: ¡en todo un año no pusieron un peso para garantizar las condiciones necesarias pero sí para negociar la deuda con el FMI! Mientras se destinan millones para la deuda, continúan los despidos y la precarización laboral, como en el programa Jornada Extendida: trabajadores por fuera del Estatuto Docente y con salarios de miseria. Exigimos la titularización masiva y el reconocimiento dentro del estatuto docente para nuestros compañeros.

Por todas estas demandas, vamos al paro mañana miércoles. Porque las vidas trabajadoras importan, ¡necesitamos un plan de lucha para pelear por nuestras demandas! ¡Plata para educación, no para el FMI, por un plan de vacunación masivo ya!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias