Sociedad

CORONAVIRUS

Dolor y bronca por el fallecimiento del médico Lino Gil Yoverá Buenaventura

Lino estaba internado en el Hospital El Cruce. Trabajaba en distintos hospitales del sur del gran Buenos Aires y era uno de los miles de trabajadores de la salud contagiados con covid-19.

Laura Magnaghi

Trabajadora del Hospital Alende, integrante de la CD de ATE Sur, dirigente del PTS-FIT

Lunes 24 de agosto de 2020 | 16:59

El pasado viernes 21 de agosto la comunidad de salud pública de Lomas de Zamora recibió la noticia del fallecimiento de Lino Gil Yoverá Buenaventura, médico de guardia Hospital Materno Infantil Dr. O. Alende, quien trabajaba también en el Hospital Iriarte de Quilmes. Lino era uno más de los miles de trabajadores de salud contagiados con covid 19.

Quienes lo conocimos podemos contar lo querido que era entre sus compañeras y compañeros de trabajo y el impacto que fue para todos nosotros saber de su fallecimiento. Ninguno de nosotros esperaba que esto pasara. Nunca nos preparamos para esto. Así como tampoco nos preparamos para la noticia hace unos meses de la muerte de Guillermo Rodríguez, compañero del área de laboratorio.

Guillermo y Lino no sólo trabajaban en el mismo hospital, sino que compartían la suerte de miles de trabajadores de salud, precarizados y obligados a mantener varios trabajos para poder llegar a un sueldo digno.

La noticia llega el mismo día en que Fernando Barroso, Jefe de la Guardia del Hospital Interzonal de Agudos Luisa de Gandulfo, denuncia que hay 190 profesionales contagiados con covid 19 entre los 1000 trabajadores de ese hospital, de los cuales 90 están internados. Recordemos que ya hemos tenido que lamentar la muerte de María Esther y de Lucía, ambas enfermeras del Gandulfo.

Leer más: Hay casi 1800 trabajadores de la salud contagiados de Covid-19 en Argentina

Contagiados en su lugar de trabajo, contagiados por tener que romper la cuarentena porque no les dan las licencias aunque son personas de grupo de riesgo. Son los muertos de la primera línea, que vienen padeciendo precarización, sueldos de miseria, horarios extenuantes, pluriempleo. Son las víctimas de este crimen social organizado por un sistema que elige priorizar la ganancia privada de clínicas y sanatorios en lugar de apostar a una salud pública de calidad, única, universal, gratuita, con trabajo estable.

Por Lino y por todas y todos quienes arriesgamos la vida en la primera línea en la lucha contra el covid y por la salud de los millones que se atienden en salud pública, hoy más que nunca se impone luchar por un sistema que termine con esta injusticia.







Temas relacionados

#LasVidasdelosTrabajadoresImportan   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Lomas de Zamora   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO