×
×
Red Internacional

A dos meses del crimen laboral que terminó con la vida de Octavio Migueles, su amiga Milagro cuenta sobre la vida, sueños y anhelos de este joven de 20 años que murió víctima de la precarización laboral. Su familia y amigos convocan a una reunión abierta por zoom para definir las próximas acciones a seguir, para este miércoles 4 a las 18:30.

Martes 3 de agosto | 20:40

Se cumplen dos meses del asesinato laboral de Octavio. Un pibe de 20 años que murió a causa de la precarización laboral: sus jefes lo mandaron a trabajar junto a otro compañero dentro de un tanque sin la protección adecuada. Nahuel quedó en coma y se recupera lentamente. Oti perdió la vida intentando rescatar a su compañero.

Sus familiares y amigos publicaron un comunicado donde sostienen "Queremos coordinar acciones para seguir peleando y darle visibilidad, ya que sabemos que si no nos movemos nosotros, esto queda en la nada, porque la justicia es sólo para los ricos y poderosos" e invitan a organizaciones, vecinos, amigos a sumarse. Será este miércoles 4 a las 18:30. Para conectarse tenés que entrar a este link.

Reproducimos la carta que escribió Mili, su amiga, a dos meses de perder a Octavio. A dos meses de que se transforme en una bandera de lucha contra la precarización laboral:

“Vengo a expresarme un poco. Hoy se cumplen 2 meses del fallecimiento de mi amigo Octavio. Dos meses de ese día en el que le sacaron la vida al pibe mas bueno que pude cruzarme. Un pibe lleno de sueños, y metas por alcanzar.

Lo recuerdo como el buen compañero que siempre fue, a todos lados donde iba, sabían que tenían que dejar un lugarcito para él. Cada comida familiar, juntada de amigos, recitales, caminatas, días o noches de pelis y series, las miles de mateadas que tuvimos juntos, trabajos, y hasta mi primer tatuaje, fueron con él.

Me acuerdo de todos esos sueños que él tenía de tener lo suyo, con su propio trabajo. Pensaba en algún día tener su casa, con guitarras, un patio donde dé el solcito y animalitos.

Te puede interesar: Nuevo Spot: "El futuro que deseamos, es el futuro que peleamos"

Él quería estudiar para en algún momento salir de toda esa necesidad y nunca terminar como terminó ahora, muerto en manos de unos empresarios, que piensan que sus miles de pesos valen más que la vida de Octavio.

Fue muy lindo verlo contento con que iba a tener un nuevo trabajo y así poder comprarse sus cositas, pero eso no duró ni un mes. A la segunda quincena Octavio murió en manos de esta empresa llamada Somartex.

Hoy más que nunca voy a gritar el nombre de mi amigo, para que esto no siga pasando y esta gente de mierda no se siga lavando las manos por tener plata”.

Te puede interesar: Te sumo: un parche de campaña que deja intacta la precariedad y desempleo juvenil




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias