Política Venezuela

DESCARO Y PREPOTENCIA IMPERIALISTA

EE. UU. amenaza con usar "todos los medios" para repatriar mercenarios que incursionaron en Venezuela

En horas de la tarde de este miércoles, Mike Pompeo hizo estas afirmaciones sobre los ex boinas verde que, como parte de la empresa de mercenarios SilverCorp, fueron capturados en la fallida acción militar en las costas del país.

Miércoles 6 de mayo | 21:57

La doble moral y la prepotencia imperialista se hacen presente, una vez más. Unos ex militares activos de los Estados Unidos, como parte del “trabajo” de una empresa norteamericana, entrenaron a militares disidentes, y participaron junto a los mismos, de un intento de acción militar en territorio venezolano para buscar derrocar al gobierno local de acuerdo a sus propias declaraciones. El gobierno de Trump, quien con su política injerencista, agresiones económicas, apoyo abierto a intentos golpistas y amenazas militares, abona a que surjan este tipo de acciones, luego del estrepitoso fracaso de esta aventura salió a desmarcarse, pero exige le devuelvan a sus mercenarios y amenaza con acciones para lograrlo.

Como es de conocimiento público, entre la madrugada del domingo 03 y el lunes 04 de mayo, sucedieron una serie de incidentes en las costas del país, como parte de la llamada “Operación Gedeón”. Algunas decenas de militares disidentes de las Fuerzas Armadas venezolanas intentaron arribar a tierra firme, siendo repelidos en La Guaira (donde murieron 8) y apresado otro grupo similar en Chuao. El día de hoy fue capturado otro participante, también en uno de los pueblos de las costas de Aragua, esta vez en Cepe. El militar venezolano Javier Nieto Quintero, quien se encuentra en el extranjero, envió un mensaje junto a Jordan Goudreau, otro ex boina verde, representante de la compañía de mercenarios, atribuyéndose la acción y llamando a las FF.AA. y el pueblo a apoyarlos.

En entrevista con Patricia Poleo, periodista de derecha radicada en Estados Unidos, Goudreau dio a conocer un contrato celebrado con Juan Guaidó -peón y protegido de Washington– y su asesor político, J.J. Rendón, para financiamiento y apoyo a la incursión. Asegura que Guaidó y el gobierno de Colombia incumplieron lo acordado. El grupo en cuestión había estado durante meses entrenándose en Colombia, bajo dirección de esta empresa estadounidense… y con el aval, por supuesto, del gobierno de Duque y el de Estados Unidos.

Mike Pompeo, responsable de la política exterior estadounidense, declaró esta tarde que su gobierno no estaba detrás de esta acción de los días anteriores. Pero como para no dejar de mostrar la prepotencia de quienes actúan como si fueran jueces y policías del mundo, agregó: “if we were involved it would have gone differently” (“si hubiéramos estado involucrados los resultados serían diferentes”).

Pero no solo dijo eso, sino que además, advirtió: “Si el régimen de Maduro decide retenerles, usaremos todas las herramientas a nuestra disposición para traerles de vuelta”. Imaginemos qué pasaría si unos mercenarios de origen venezolano (o cualquier país latinoamericano) participasen de una incursión militar en territorio estadounidense con el objetivo de derrocar al gobierno norteamericano. Con toda seguridad, el gobierno yanqui afirmaría su derecho a retenerlos y juzgarlos, ¿no? Pero como se trata de mercenarios yanquis que intentaron incursionar en territorio de un país latinoamericano para derrocar al gobierno de ese país, los EE.UU. quieren garantizarles impunidad, le niegan el derecho del país agredido a juzgarlos y amenaza con usar todo su poder para eso.

Como señala la declaración de la Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS), que publicáramos ayer, estas acciones se inscriben dentro del marco más general de las agresiones imperialistas de Estados Unidos contra Venezuela. En el texto, donde señalan que su rechazo y condena a estas acciones no implica en modo alguno dar apoyo político al régimen de Maduro y las FF.AA., y alertan contra el probable uso del Gobierno nacional de estos hechos para profundizar el cercenamiento de libertades democráticas del pueblo trabajador, señalan:

“Ante estas incursiones, rechazamos totalmente que el país sea objeto de la acción de estas excrecencias de la política imperialista estadounidense, como son las ‘contratistas’, que no son sino compañías privadas para hacer negocios con las guerras de invasión de Estados Unidos y lucrarse con la sangre de los pueblos sobre los que el imperialismo yanqui pone el ojo. Es al amparo de las invasiones y guerras que Estados Unidos le impone a otros pueblos, dejado a su paso devastación y muerte en masa, que se desarrollan estos perros de la guerra”.

Las declaraciones de Mike Pompeo muestran con total descaro la prepotencia imperialista con la que Washington se relaciona con los países de la región, pretendiendo relaciones de sometimiento semicolonial. Una política a la que tributa abiertamente el sector de la oposición de derecha representado por Guaidó.

Te puede interesar: LTS: “Repudiamos y condenamos incursión de mercenarios yanquis y militares disidentes”







Temas relacionados

Mike Pompeo   /    Política Venezuela   /    Venezuela   /    Donald Trump   /    Imperialismo   /    Nicolás Maduro   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO