×
×
Red Internacional

Opinión.Editorial de editoriales: zamba para olvidar

Una mala semana para el gobierno. De la estafa a monotributistas a la derrota en la UIA. Del europeísmo de Alberto Fernández al asesinato de un joven qom en Chaco. Del dietazo para diputados a la represión en Puente Pueyrredón.

Domingo 13 de junio | Edición del día

Hoy, te convertís en meme

Después de los inoportunos dichos de Alberto Fernández, nada menos que frente a su par español Pedro Sánchez, vino un intento de disculpas en su cuenta de twitter. Insistió en citar palabras de Litto Nebbia y escribió “Quería que fuera una frase (Zamba) que hable de nosotros. Y de esta tierra que amamos (Latinoamerica) Y es mezcla de todos” Litto Nebbia sintetiza mejor que yo el sentido real de mis palabras”.

Este fue un episodio más en una semana difícil para el gobierno. Una zamba para olvidar, como dice la canción del compositor salteño, Daniel Toro, que ha tenido diversos intérpretes (y una versión particular como esta que destaca). “No se para que volviste” empieza la letra, y no puede más que remitirnos a esa frase gastada del Frente de Todos: “volvimos para ser mejores”. Contrasta, y cada vez más, con la realidad de millones que siguen siendo ajustados, y también reprimidos si reclaman.

Las redes sociales vivieron una jornada a puro meme con los dichos del presidente. Pero en la ironía popular se expresaron también muchos de los nudos estructurales que atraviesa el país. Europeísmo y colonialismo de una Argentina servil a los intereses extranjeros. Con la deuda externa (Club de París y FMI), con la extranjerización de la economía que sufrimos en la inflación y la fuga permanente de divisas. Lo que nunca deja de funcionar es el negocio para una minoría de empresarios concentrados.

Mario Wainfeld en Página 12 atribuye “los goles en contra” del gobierno a un problema en “la comunicación”. “Habituales porque el presidente se relaja, valga la expresión”, dice. Pero los profundos lazos económicos que hacen a la dependencia del país no se explican en el ámbito de la comunicación.

Tampoco en el grave hecho ocurrido este viernes: un nuevo asesinato a manos de la policía de un joven qom en Chaco. Una provincia gobernada por el Frente de Todos con Jorge Capitanich. No mereció ni un comentario de los analistas políticos de los diarios. Ni uno solo. Un nivel de blindaje al gobierno y/o hipocresía del progresismo llamativo. Porque de los barcos, los indios y la selva, hablaron todos.

El asesinato al joven qom en Chaco no es un hecho aislado. Aunque Wainfeld y Horacio Verbitsky hagan un recorte intencional de la realidad, y sólo recuerden la represión contra comunidades mapuches con el asesinato de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel bajo el gobierno de Macri. El peronismo (incluido el kirchnerismo) cuenta en su historial la violencia estatal contra comunidades originarias. Como el caso de la Formosa de Gildo Insfran. Así lo recuerda Rosa D´Alessio en La Izquierda Diario: la criminalización a las comunidades originarias como política de Estado. Los hechos son infalibles frente a discursos, relatos, feriados y proyectos de ley.

Eduardo Van Der Kooy en Clarín se concentra en la “investidura” presidencial: “no le sobran ni la autoridad ni la desconfianza”. Y cita a una destacada dirigente de La Cámpora que habría comentado que Alberto Fernández “habla demasiado a poncho. No se prepara. Ya se lo hizo notar Cristina”.

Joaquín Morales Solá define un presidente que busca “agradar a quien tiene delante de él”. Una descripción bastante cercan a la realidad. La diferencia está entre el discurso y los hechos. Aunque le diga a todos lo que quieren escuchar, en materia económica juega más en la cancha del empresariado. Ganadores hasta en la pandemia. Mientras la inflación y la pobreza escalan contra los sectores populares y trabajadores (y que además reciben los palos de la represión). Morales Solá no pierde oportunidad para reafirmar su defensa al “derecho a la propiedad privada” de los que heredan. Negando que la colonización española y la Campaña del Desierto le usurpó, con una masacre, las tierras a los pueblos originarios.

La represión como respuesta al ajuste

Otro hecho completamente ausente en todos (sí, todos) los analistas del domingo es la represión en el Puente Pueyrredón ocurrida este viernes. Una jornada de movilización y cortes que unió los reclamos de ocupados y desocupados bajo la consigna “basta de ajuste”. Despidos, tercerización y precarización, tierra y vivienda, IFE de emergencia, vacunas para todos, fueron algunos de los reclamos que coordinaron distintos sectores en lucha.

Conflictos que vienen hace meses y fueron ninguneados por el gobierno (o también reprimidos, como el caso de las familias de Guernica). Al movilizarse para hacerse escuchar y exigir respuestas, el gobierno eligió contestarles con la represión en un operativo coordinado entre la Prefectura (bajo las ordenes de la ministra Sabina Frederic) y la policía Federal. Esta vez, Sergio Berni estuvo callado y fuera del show mediático. No necesitó quejarse, ya estaban haciendo “el trabajo” de represión que siempre reclama a su par de Nación.

Lucho Aguilar hace una crónica de la jornada en el Semanario Ideas de Izquierda, mostrando la coordinación que originó el corte y las demandas que expresaron. Es sintomático uno de los testimonios que recogió de Roberto, despedido de una de las tercerizadas de Edesur. “Yo tengo 46 y es mi primera lucha. En estos meses aprendimos mucho. De la unión, de tomar decisiones entre todos, democráticamente como dijo el compañero”, y destaca también el apoyo de la izquierda en todo el proceso. Una generación de trabajadores que vivió bajo distintos gobiernos, y comienza, con el Frente de Todos en la Casa Rosada, su primera experiencia de lucha.

Es un dato importante de la nueva situación que atraviesa la Argentina. Se empieza a organizar la respuesta por parte de los trabajadores. Muchos de quienes votaron a la fórmula Fernández-Fernández, desilusionados. Pero sobre todo, muestran una nueva disposición y decisión para pelear y coordinar con sus pares. Sean formales, informales, ocupados o desocupados.

La represión se mantiene oculta en los diarios de este domingo. Porque también se mantiene oculto lo nuevo que está surgiendo desde abajo. Es comprensible de los diarios que representan a la oposición de derecha y el empresariado. Si ya son muy pocos los que hablan del ajuste del gobierno (otros directamente lo niegan), cuando se trata de trabajadores decididos a dar pelea, el único medio que lo muestra es La Izquierda Diario. De ahí la importancia de que todos y todas nuestros lectores, quienes quieran enterarse lo que no van a encontrar en ningún medio, o quieran expresar su apoyo a estos trabajadores y trabajadoras, se suscriban a la Comunidad. En unos simples pasos pueden elegir cómo sumarse y también aportar económicamente a este proyecto. El único que no se mueve con una lógica empresarial ni recibe su financiamiento.

El ajuste no para

Los datos de inflación, salarios y pobreza siguen abundando. La conclusión se repite: hay ajuste. El baldazo para los monotributistas con los aumentos retroactivos que dispuso la AFIP sumó bronca y el gobierno tuvo que recular. No se cansan de dar masazos a los sectores más golpeados por la crisis.

Esta semana fue el informe de la UCA que arrojó la cifra de pobreza infantil en la provincia gobernada por Axel Kicillof. El 75 % de los niños y niñas del conurbano son pobres. ¿Quién se puede acostumbrar a esta cifra? ¿Cómo no movilizarse y dar pelea frente al ajuste como hicieron el viernes?

La pobreza en el país alcanzó el 44,2% en 2020 según el mismo informe. Los más afectados son los niños y niñas, y así también lo muestra el documentado dossier sobre trabajo infantil publicado este sábado en La Izquierda Diario. También las mujeres, como ejemplifican en Tiempo Argentino con el personal de casas particulares: acumulan una pérdida del poder adquisitivo del 33,8% desde enero del 2017.

Diego Genoud en El DiarioAr muestra los datos del nuevo informe de mayo de la Oficina de Presupuesto del Congreso. La recaudación del Estado tuvo en ese mes “una expansión de 41,5%” y “en simultáneo, el gasto primario retrocedió debido sobre todo a la caída de jubilaciones y pensiones (10% menos en relación a 2020 y casi 20 puntos abajo de la inflación) y salarios públicos (7,9% abajo)”.

La semana entrante se conocerán los datos de inflación oficiales de mayo, pero Alejandro Rebossio en El DiarioAr arranca diciendo que “La inflación galopa al 46,3% interanual”. Muestra los rubros que tuvieron una inflación superior: la más alta, las prendas de vestir (84% en un año). Otras ramas preocupantes son carnes y derivados (64,7%), medicamentos y equipos para la salud (54,2%) y combustibles y lubricantes (50,6%).

Complementando los datos del ajuste, Matías Rajnerman, calcula la caída del salario de trabajadores registrados. En 2018 cayó 6,2%, en 2019 un 8,3% y en 2020 3,3%. “Como resultado, el poder adquisitivo de los empleados formales retrocedió 18% en el acumulado de los tres años: un ajuste brutal por donde se lo mire”. Según sus proyecciones, los próximos seis meses los salarios podrían tener un repunte, pero sin alcanzar a recuperar lo perdido y le pone un límite por la incapacidad de “un crecimiento sostenido de mediano plazo”.

El escenario electoral sigue en marcha. Desde el oficialismo cerraron filas como contamos el domingo pasado. Pero la interna en Juntos por el Cambio, en el PRO más precisamente, sigue escalando y todos se inclinan a confirmar que se resolverá yendo a internas en las PASO de septiembre. Algo de esto se puede profundizarse aca y aca.

La pulseada de la inflación sigue pulverizando el poder de compra de los sectores populares. Y las señales del gobierno siguen a favor de los empresarios.

Mucho se habló esta semana de la disputa por el mando de la Unión Industrial Argentina. Alfredo Zaiat en la nota de tapa de Página 12 cuenta algunos pormenores de la interna industrial. Fue otra de las malas noticias para el gobierno. José Ignacio de Mendiguren (empresario textil ligado al oficialismo, particularmente a Sergio Massa) quedó marginado en la elección de nuevas autoridades. Ganó el candidato de Paolo Rocca (del Grupo Techint): Daniel Funes de Rioja. Abogado de multinacionales y presidente de la COPAL (Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios), el nuevo titular de la UIA es leído como un nuevo capítulo de confrontación con el gobierno de Fernández. Como buen empresario tiene un historial oscuro, ligado a los negocios en la última dictadura genocida.

Zaiat dice, con razón, que la elección de Funes de Rioja reafirma “la concepción económica y política regresiva de gran parte del establishment”. Como siempre, hay un pero. Es una verdad a medidas. El analista de Página 12 busca oponer esos intereses a los del candidato oficialista (De Mendiguren). Algo que no resiste ningún archivo para quien googlee su nombre. Encontrarán que fue ministro de producción de Duhalde y ha promovido públicamente la baja de salarios. Pretender privilegiar un determinado sector empresarial o ser más dialoguista con el gobierno, no alcanza para ubicarlo en el lugar que pretende Zaiat.

Otro hecho que se omite en su columna, es lo que pasó con el programa de precios que impulsa el gobierno, supuestamente para “contener la inflación”. Como contó Mónica Arancibia este viernes en La Izquierda Diario, se presentó “Super Cerca”. Una canasta de 70 productos que deberán mantener sus precios congelados por 180 días, que viene a reemplazar “Precios máximos”. Era un reclamo candente de los empresarios industriales dar por tierra con ese programa. “Casualmente se anunció su derogación el mismo día que asumió Daniel Funes de Rioja como presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA)” dice Arancibia. ¿Casualidad?

Aunque Zaiat concluya que la expectativa de que con Alberto Fernández se iba a lograr “armonizar intereses contrapuestos con los grupos económicos dominantes y, de ese modo, garantizar la gobernabilidad, se ha probado fallida”; el gobierno insiste en ceder siempre a los intereses empresariales. El acuerdo de precios del gobierno muestra algo de ese derrotero: el primero arrancó con más de 10 mil productos, luego se redujo a 7 mil, y ahora apenas quedan 70 productos. Ni siquiera se incluyen carne vacuna, frutas ni verduras.

La obscenidad del poder económico y político

Esta semana fueron algunos laboratorios que producen vacunas contra el covid-19 al Congreso. Nicolás del Caño (PTS-Frente de Izquierda) se cruzó con Sergio Massa que salió en defensa de AstraZenca y Hugo Sigman, ausente en el convite.

Como dice Fernando Rosso en Tiempo Argentino, “los talibanes de Pfizer y la lógica de la “grieta” conducen a bajar la vara de los debates y las exigencias hasta el subsuelo subyugado de la patria”. Y recuerda que los contratos con los demás “pulpos farmacéuticos nacionales o extranjeros no son cualitativamente menos leoninos, abusivos o secretistas que el reclamado por el laboratorio norteamericano”.

Sergio Massa, líder del Frente de Todos en la cámara de Diputados, es reconocido por sus vínculos empresariales y con la embajada norteamericana. No por nada, salió de gira a EEUU este domingo. Como cuenta Claudio Mardones en Tiempo Argentino, va con el objetivo de allanar el terreno para negociar el pago de la deuda con el FMI. Un viaje coordinado no sólo con el propio presidente y el ministro Guzmán. La vicepresidenta, Cristina Fernández, también participó milimétricamente de su preparación.

La unidad de la coalición oficialista también se hizo notar en el dietazo que llevará los sueldos de los diputados a 300 mil pesos mensuales. Fernanda Vallejos, del ala cristinista, lo defendió sin sonrojarse, alegando que tienen los sueldos más bajos de la región. Fue de nuevo Del Caño quién le salió al cruce y le contestó “Vergüenza es la jubilación mínima de 23000 pesos. Vergüenza es el salario mínimo de indigencia que firmó el gobierno”.

La obscenidad de la casta política va al compás del poder económico. Horacio Rovelli en El Cohete a la Luna hace una interesante descripción de las ganancias de algunos sectores. En el campo, por el aumento del precio internacional del maíz, tuvieron entre marzo del 2020 y junio de 2021 un “incremento del 83% medido por la divisa estadounidense. En ese lapso, el gobierno devaluó nuestra moneda en un 52% y, sin embargo, el derecho de exportación sigue siendo del 12%, por lo que esa fabulosa renta se la apropian los grandes acopiadores y comercializadores de granos”. Algo similar muestra con datos de la exportación de soja y minerales.

Esto explica algo del récord de venta de camionetas 4x4 que estilan adquirir los empresarios del campo, liderada por la Toyota Hilux en 2020 y este año por la VW Amarok.

Rovelli también incluye al sector financiero que está de fiesta ganando con las Leliqs. Calcula que el Banco Central va a pagarle a los especuladores por esos intereses en 2021 “un monto superior al $1,5 billón en el año”.

Postales de la desigualdad y las prioridades que elige el gobierno. Para sumar leña al fuego, Alejandro Bercovich en Bae cuenta que el próximo miércoles se mostrarán juntos el ministro Guzmán y el flamante presidente de la UIA, Funes de Rioja. Será en un cóctel en el lujoso hotel Four Seasons, organizado por corporaciones empresarias. Guzmán será un orador central en el convite, que tiene el “nacional y popular” precio de entrada de $100.000 por persona.

El ajuste y la represión del gobierno contra el pueblo trabajador, tiene este “lado B”. El de los palacios y oficinas de la casta política, y los lujosos eventos que los junta con la creme de los ricos y famosos. No cambian sus prioridades ni con el 75% de niños y niñas pobres en el conurbano. El distrito “madre de toda las batallas” para el oficialismo.

“Si no hay pan para nuestros hijos, no habrá paz para los empresarios”. El grito que empieza a escucharse desde las entrañas de una clase trabajadora que elige el camino de enfrentar el ajuste. Un camino que necesita dar la disputa en el terreno político. Por eso los referentes del Frente de Izquierda Unidad, a diferencia de la casta política, están en la calle con los reclamos del pueblo trabajador. Y proponen la unidad de toda la izquierda clasista y socialista para que se exprese con fuerza una alternativa política de la clase trabajadora.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias