Juventud

EDUCACIÓN

El Profesorado Técnico de la UTN se despierta y se suma a la marcha nacional educativa

Todo nuevo para los estudiantes del INSPT de la Universidad Tecnológica Nacional. Te contamos las reflexiones y principales resoluciones votadas en la última asamblea.

Daniel Bologna

En Clave Roja INSPT-UTN

Lunes 27 de agosto de 2018 | 12:12

Todo nuevo para los estudiantes del Instituto Nacional Superior del Profesorado Técnico (INSPT) de la Universidad Tecnológica Nacional. Otra semana entera de paro masivo. Te contamos las reflexiones y principales resoluciones votadas en la última asamblea.

Activamos

En pasadas por cursos los estudiantes llamamos a una asamblea interclaustros que se realizó durante la semana de paro, el día miércoles 22 de agosto. El objetivo: pensar los próximos pasos de la lucha por la educación pública. Inquietud y expectativa. Fue la primera asamblea que preparamos y convocamos.

Poco a poco iba llegando gente. Se inició la asamblea y empezamos a contarle a los presentes por qué los habíamos hecho venir. Se sumaron invitados e invitadas, entre ellos estudiantes del Joaquín V. González, de la Universidad Tecnológica, trabajadores del Conicet y de la CNEA.

En defensa de la educación pública

Mientras hablaban los primeros compañeros, nuestros nervios “se iban yendo”. Ganábamos confianza. Hablamos de la UniCABA y entendimos que no es más que un ataque enorme a los terciarios con los objetivos de abaratar “costos” (eso somos ahora los estudiantes) y “producir” más profesores (sí, producir, como si fuésemos un producto de góndola) sacando contenidos de la currícula para luego, probablemente, ponerlas en posgrados pagos. Una vieja receta menemista.

Larreta juega con la desinformación sobre el proyecto ley de UniCABA. Espera que los terciarios (y nosotros con ellos) no se planten. Está equivocado, ya que algunas lecciones de los años 90 hemos sacado.

También podés leer En defensa de la educación pública: ¿Cómo sigue la pelea en los terciarios?

Luego, compartimos lo que nos pasa a diario. Sube el dólar, sube la nafta, el boleto, la comida. Sobra mes al final de nuestros sueldos que, como diría el presidente, son cada vez más competitivos. Despidos, suspensiones: 154 por día sólo en la industria, que en junio cayó un 8,1 % respecto al año pasado. Si no es como docentes, al salir del instituto vamos a trabajar en la industria o los servicios. La situación nos preocupa mucho.

Sin embargo, nos llena de fuerza la gigantesca marea verde (ninguneada por el Senado oligarca y oscurantista) que nos mostró que la pelea es en las calles, en unidad y coordinación. Nos entusiasma también la lucha de los trabajadores del Astillero Río Santiago –recientemente reprimidos por Vidal- un emblema de resistencia contra las privatizaciones de los 90, un ejemplo de organización y valentía.

Naturalmente la situación de la educación volvió al centro de la escena. Algunos docentes tomaron la palabra. Un ataque directo a su sueldo. Luego de la última reunión paritaria los que gobiernan mantuvieron, en una clara provocación, la miserable oferta salarial de un 15 %. Pero no se trata sólo de esto. No podemos olvidar que la desidia y el abandono estatal se llevaron a Sandra y a Rubén, fallecidos por la explosión de un caño de gas en Moreno mientras iban a calentar la leche para que desayunen sus alumnos. Laburar en escuelas es hoy un trabajo de riesgo. Tenemos mucha bronca y queremos transformarla en organización para derrotar el ajuste.

Relacionado: Un plan de emergencia para defender la educación pública

Contra el recorte educativo

Frente a esta grave situación, el rectorado de la UTN sólo tiene planeado “generar recursos propios” con nuestro instituto. Promueve cursos arancelados dentro de la institución, en detrimento de los públicos y gratuitos. Además, intenta que el ciclo de profesorado gratuito con que contamos pierda alumnos y tengamos que pasar a un curso arancelado. Estas decisiones, entre otras, las pueden tomar (por ahora) gracias a que nos niegan el derecho de elegir nuestras propias autoridades como lo hacen las regionales de la Tecnológica, cualquier colegio preuniversitario o terciario.

¿Con estos antecedentes el rectorado pretende ponerse al frente de la lucha? ¡Si fueron ellos también! Los 57 rectores que de pronto salen a la calle (empujados por la lucha) votaron un presupuesto 2018 con recortes. Cinismo puro. Sólo se quieren lavar la cara para darle paso a los aranceles y, lentamente, ir privatizando. En el fondo, ese es su verdadero plan. Saludamos que convoquen a la lucha, pero sabemos muy bien quién es quién. Tenemos claro que sólo estudiantes y trabajadores, desde abajo, podemos defender la educación pública. ¿Qué pasaría si las decisiones fueran tomadas por la comunidad educativa? Somos nosotros los que entendemos las necesidades y los primeros en salir a pelear sin caretas.

Te puede interesar: Diez claves para entender la crisis presupuestaria en la universidad

Plata para educación, ciencia y tecnología

Pero, ¿por qué no hay plata? ¿Dónde está? Las preguntas son espontáneas. Los medios hablan del 2019 cuando el problema es ahora. El Gobierno nos pide más y mayores esfuerzos. Para colmo Macri dice conocer la pobreza porque la visita. Es un caradura, un provocador. Dicen que no alcanza. Mentira.

La plata está. Entre lo que vamos a pagar de deuda y la plata que se llevan al exterior van a llevarse más de treinta y seis (¡treinta y seis!) presupuestos universitarios nacionales. Mientras empeoran nuestras condiciones de vida, los grandes empresarios están de fiesta.

Por si fuera poco, la deuda es ilegal (mirá la entrevista del link de abajo). La Justicia lo comprobó en el 2001. A pesar de que diputados y senadores lo saben, la seguimos pagando. Qué más podemos esperar de quienes hace muy poco le dieron la espalda a las mujeres y sus derechos.

ENTREVISTA
Alejandro Olmos Gaona: “Vamos inexorablemente a una crisis de la deuda”

Como la plata está, se puede ganar. Es necesario forjar la más amplia unidad y coordinación. La clave es quién va a pagar la crisis y terminar con el saqueo yanqui de la deuda eterna con que regalamos nuestro futuro a los especuladores. Ríen los buitres, banqueros, especuladores y funcionarios peronistas y cambiemistas que no saben qué hacer con tanta plata. Bien fuerte empezamos a pensar y reflexionar sobre la fuga de capitales y el no pago de la deuda, para que la plata vaya para educación y salud.

Relacionado: Seamos realistas, no paguemos la deuda

Luego de todos los intercambios la asamblea votó a favor de varias mociones, muchas de las cuales reproducimos más abajo. La asamblea culmina con un gran aplauso y muchas ganas de seguir la pelea.

Las principales mociones votadas por la asamblea del Instituto Nacional Superior del Profesorado Técnico (INSPT) de la UTN del miércoles 22 de agosto:

• Participar y convocar a la marcha universitaria de ciencia y tecnología del día jueves 30 de agosto.
• Emitir un petitorio para que no se tome asistencia el día de la movilización.
• Realizar una asamblea amplia en la calle para exteriorizar el conflicto el día miércoles 29 a las 19 horas, entre docentes, estudiantes y no docentes y hacer un abrazo simbólico al instituto.
• Hacer una declaración en contra de la fuga sistemática de dólares y recursos. Esa plata tiene que ir a educación y salud pública.
• La asamblea repudia enérgicamente la represión a los trabajadores del Astillero Río Santiago y apoya su pelea contra los despidos, vaciamiento y privatización.
• La asamblea repudia la reforma en las incumbencias universitarias y de los colegios técnicos del GBA, que ataca las atribuciones laborales y abre las puertas a la privatización de la educación a través de cursos y posgrados pagos con contenidos sacados de las mismas carreras.
• Pensar y llevar adelante distintas iniciativas para visibilizar el conflicto estudiantil, al interior y al exterior del instituto.







Temas relacionados

UTN   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Educación   /    Ciencia y Tecnología   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO