Mundo Obrero

TUCUMÁN

El Siprosa amenaza a La Izquierda Diario por las denuncias del Dr. Juan Paz

El abogado del Sistema Provincial de Salud intimó a este diario a rectificar una nota escrita por el Dr. Juan Paz en la que se denuncian las condiciones sanitarias y laborales del personal de la salud.

Miércoles 2 de diciembre de 2020 | 19:16

A través de una carta documento, el Secretario General Administrativo del Sistema Provincial de Salud (Siprosa), Conrado Mosquera, intimó a La Izquierda Diario con motivo de la publicación de la nota "Posverdad en tiempos de pandemia: a propósito del ataque de la ministra Chahla a los trabajadores de la salud", del Dr. Juan Paz, neurólogo del Hospital Padilla y en la primera línea Covid-19 del Hospital del Este.

"Les intimo a rectificar los dichos allí vertidos en tanto son el resultado de afirmaciones falsas y arbitrarias", sostiene la carta documento firmada "en nombre y representación de mi mandante y siguiendo expresas instrucciones".

La intimación se produje apenas 4 días después de publicada la nota y tres días antes del despido del Dr. Juan Paz (o "un tal Juan Paz", como lo nombra con claro desprecio), referente de la agrupación Salud desde las Bases y que está contratado en la guardia del Hospital Padilla desde hace dos años. La baja del Dr. Paz del Siprosa fue anunciada por teléfono con motivo de sus declaraciones públicas referidas a las condiciones en que trabaja el personal de la salud. Pero el repudio a este ataque fue tan grande que el Siprosa finalmente tuvo que dar marcha atrás con su despido en menos de 24 horas.

Te puede interesar: "Reincorporación inmediata del Dr. Juan Paz, basta de persecución"

La carta documento asegura que "resultan falsas las afirmaciones vertidas en el artículo citado, en cuanto al número de trabajadores de la salud fallecidos e infectados". La nota en cuestión denuncia para mediados de noviembre "la muerte de más de 60 compañeras y compañeros de la salud, la infección de 4000 más".

Los datos referidos a la cantidad de fallecidos surgen del relevamiento con nombre y apellido que está llevando a cabo el Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (Sitas), que viene denunciando públicamente la subestimación de las cifras que reconoce el Ministerio de Salud de la provincia. Actualmente son mas de 80 los fallecidos entre el personal de la salud, relevados por el Sitas.

La cifra de contagiados es la que se reconoce oficialmente, aunque el representante del Siprosa también parece considerar falso ese dato.

La nota de Juan Paz, también denuncia un "discurso de amedrentamiento" por parte de la ministra de Salud, Rossana Chahla, y las autoridades del Siprosa, contra los trabajadores que salen a reclamar sus derechos. Y aunque el apoderado del Siprosa asegura que estas resultan "afirmaciones maliciosas", la sola intimación por carta documento es una burda autoincriminación ratificada por el posterior intento de despido del Dr. Paz.

También el difunto Dr. Jesús Amenabar fue intimado por carta documento a rectificar sus denuncias contra el Siprosa por exponer a los trabajadores de la salud al contagio, pero en este caso la amenaza partió del diputado nacional oficialista Carlos Cisneros. Amenabar falleció por Covid poco tiempo después.

Son de público conocimiento las amenazas proferidas por parte de la ministra Chahla a los trabajadores de la salud, que desde inicios de la pandemia denunciaron la escasez y la mala calidad de elementos de bioseguridad, la falta de personal en los centros de atención, la precarización laboral y el congelamiento de las paritarias, entre otros reclamos que urgen entre los "héroes" de la primera línea.

Hace apenas algunas semanas, la ministra advirtió públicamente que iniciaría acciones legales contra el Sitas por convocar a medidas de fuerza.

La carta documento aun pesa como una amenaza al Dr. Paz, constituye una clara persecución ideológica y un intento de avasallar la libertad de expresión. ¿Cómo hay que calificar, sino, a estas amenazas que buscan amedrentar a quienes salen a reclamar por sus derechos?.

Con intimidaciones y cartas documentos no pueden ocultar que el sistema de salud público expone la vida de los trabajadores a contagios y fallecimientos evitables y que son responsabilidad de la ministra y el gobierno de Manzur. Mal que les pese, los trabajadores se están organizando y nuestro medio va a seguir estando al servicio de fortalecer su pelea en defensa de la salud pública.







Temas relacionados

Tucumán   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO