Política

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

El fallo que no cambia nada

Reproducimos algunas primeras reflexiones desde el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos a propósito del fallo de la Corte Suprema sobre la situación de los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi.

Matías Aufieri

Abogado | CeProDH

Martes 3 de noviembre de 2020 | 17:55

La Corte mostró una vez más su rol bonapartista, parándose por encima de todos los actores "en disputa" para proteger a la familia judicial en la medida en que pudo. No obstante, desde el oficialismo, se celebra el fallo porque Bruglia y Bertuzzi son considerados mal designados en los cargos que ocupan. Desde la oposición de derecha, lamentan que la Corte no se haya sometido enteramente a sus deseos.

Igualmente bonapartista, pero repartiendo alegría y tristeza de modo inverso respecto a hoy, el 29 de septiembre la Corte aceptó el per saltum de los jueces cuestionados, conservándolos en sus cargos hasta la resolución de hoy, que les brinda una sobrevida por plazo indeterminado, hasta que se realice el concurso que designe a los jueces definitivos en los cargos que ocuparon por designio de Macri.

La Corte, entonces, decidió saltar instancias a pedido de Bruglia, Bertuzzi y Castelli, so pretexto de que había gravedad institucional en la cuestión debatida. De esa manera los salvó por más de un mes, y ahora por tiempo indeterminado, sacando de la galera una formulación salomónica que establece "están mal designados, pero sigan en el cargo hasta que sean nombrados los reemplazantes". Pueden transcurrir años.

Mas allá del momento en que estos camaristas dejen paso a los que impulse el actual gobierno, lo que no cambiará es el modo rosquero y antidemocrático para seleccionar y nombrar jueces entre los dos partidos mayoritarios, tanto en el Senado como en el Consejo de la Magistratura. Tampoco cambian los sueldos astronómicos de jueces que incluso en este caso viven de licencia hace meses.

Bruglia, Bertuzzi y un fallo de la Corte a medida del “acuerdo nacional”

A muchos, nos parece tan malo que estos personajes estén en la Cámara Federal porteña absolviendo a jefes de la Triple A como Julio Yessi, o en los tribunales orales absolviendo a genocidas. Les cabría la destitución. La disputa por el puesto que ocupen no afecta mucho a los intereses populares, en contrario a lo que se declama desde ambos lados de la grieta.

Los fallos judiciales que en estos días sí afectan y mucho al pueblo pobre, son aquellos defendidos desde ambos bandos, como los que dictan desalojos y represiones en Guernica, con fiscales que se sacan selfies riendo y disfrutando la situación, con las casillas ardiendo detrás y las madres y niños expulsados a la calle.

En este momento, los enemigos del poder político y judicial son las millones de familias pobres en todo el país que no tienen nada. La represión y criminalización es contra ellos. Y allí no hay grieta.

Absuelven a Julio Yessi, condenado por crímenes de la Triple A







Temas relacionados

Casta Judicial   /    Suprema Corte de Justicia de la Nación   /    Fiscales   /    Guernica   /    Triple A   /    Lesa humanidad   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO