×
Red Internacional

Dato mata relato, contrastamos los pomposos anuncios de Gerardo Morales sobre los planes de infraestructura educativa en la provincia.

Natalia LópezDocente universitaria | FHYCS UNJu

Domingo 11 de abril | 11:11

Con el adelantamiento de las elecciones en la provincia el gobernador Gerardo Morales ya está en modo campaña electoral. Se pudo ver esto en el acto de inauguración del periodo de sesiones legislativas donde por dos horas hablo de la transformación de la provincia, el cambio de matriz social y productiva, Cauchari, de presupuestos para aquí y créditos para allá. También estuvo en un conocido programa de los lunes a la noche donde hizo declaraciones para hacer dulce, Morales se regocija al decir que su gestión en estos mandatos no un es relato, sino que es realidad. Una realidad que al parecer puede contarla solo el, el día del acto de apertura la Legislatura se encontraba completamente vallada y colmada de policías, del otro lado algo que debido al cerco mediático que existe en la provincia no se mostró que se movilizaron cientos de trabajadorxs, docentes, informales, desocupadxs, vecinos de Campo Verde, que en cada intervención desmintieron y demostraron que indefectiblemente lo de Morales es un simple relato y es falso.

Como el relato educativo y los anuncios pomposos que hace el gobernador sobre el plan de infraestructura educativa, el EduPlan 21 que se enmarca en el Programa de Mejora del Acceso y la Calidad Educativa (PROMACE) a partir del cual el gobernador dice que se van a construir 258 nuevas escuelas y a reparar 700 edificios escolares. El mismo Morales decía en el mencionado programa que “dato mata relato”, bueno vamos a ver si los datos muestran esto.

En la página del Banco de Desarrollo para América Latina (CAF), uno de los entes que financian las obras de infraestructura, figura que en realidad se trataría de la construcción y equipamiento de 544 aulas, 103 nuevos establecimientos y la rehabilitación de 1119 aulas ya existentes, además de espacios administrativos, deportivos y comedores. Es decir que no son 258 nuevas escuelas como dice el gobernador, sino que, incluso son menos de la mitad de lo anunciado. Y si nos referimos al refacciona miento de aulas ya existentes, se encuentra el caso del colegio Nacional N°2 “Armada Argentina” que lleva más de dos años de espera y estudiantes dispersos por diferentes sedes que no son edificios educativos y que no cuentan con las condiciones necesarias y que siguen esperando la remodelación de su colegio, a fines de 2018 tuvieron que retirarse por las refacciones que inicialmente iban a durar 6 meses, esto ya muestra el falso relato de Morales.

Te puede interesar: Gerardo Morales y el fraude de las “nuevas” escuelas

Pero hay más, si el dato de esas 544 aulas se divide por la cantidad de establecimientos 103, dan un número de 5 aulas por escuela, ¿les parece que 5 aulas hacen una escuela? la verdad, parece absurdo. Ahora esto no solo es una buena inferencia matemática, si no que esta expreso en la misma página del Ministerio de Educación de la provincia, cuando el gobernador inauguró el inicio de obra del Bachillerato N°5 de Palpalá y dice lo siguiente: "El proyecto contempla la construcción de oficinas de dirección, vicedirección, secretaria y archivo, sala de profesores y receptoría; el área pedagógica estará compuesta por cinco aulas; el área de servicios por un salón de actos, cocina, batería de sanitarios para varones y mujeres; las áreas de entornos de aprendizaje correspondientes a la orientación de Bachiller en Ciencias Sociales y Humanidades contarán con un laboratorio de ciencias, una biblioteca escolar, la sala de informática y un salón de usos múltiples".

Morales afirma que el endeudamiento por 300 millones para este plan de infraestructura educativa se van a pagar con la renta que va a dejar Cauchari, que dice será de 1.200 millones de dólares en 20 años, y que luego de pagar los créditos le quedarían a la provincia 400 millones de dólares de ganancia, y que con esa renta el gobierno va a apostar por la educación, infraestructura e invertir en conectividad, fibra óptica y radioenlace para llegar con conectividad a cada escuelita de la provincia. En el relato de Morales, las cuentas parecen salir perfectas, pero no es tan así.

En un informe publicado por UNICEF-FLACSO el año pasado “Mapa de la educación secundaria rural en la Argentina: modelos institucionales y desafíos” mediante una serie de estadísticas se da cuenta del nivel de escolaridad secundaria en zonas rurales, un indicador muy importante que se denomina tasa de no inscripción a primer año ubica a la provincia de Jujuy tercera con un porcentaje del 45% de estudiantes que salen de la primaria y que estando en condiciones de cursar primer año no son matriculados para iniciar la secundaria, es decir puede haber abandono o trayectoria escolar discontinua. Dentro de las variables que influyen en esta estadística el escrito refleja qué se debe a condiciones de acceso y retención, es decir poca oferta educativa y pocos mecanismos de fortalecimiento de trayectorias escolares para garantizar la permanencia. Si tenemos en cuenta la grave situación de los estudiantes en zonas rurales de Jujuy respecto del acceso a la conectividad luego de un año escolar remoto, seguramente el porcentaje de abandono, o discontinuidad puede ser aún mayor.

En relación con esto y para que se entienda cabe destacar que según el propio ministerio de educación en la provincia funcionan 1380 instituciones educativas en apenas 600 establecimientos, es decir en un mismo inmueble funciona más de una institución. Con este plan de 103 mini escuelas el gobierno no llegaría a cubrir ni el 15% de edificios faltantes, lo que significa menor acceso y oferta educativa, es verdad que el dato mata relato, y estos desmienten a Morales.

Este relato pomposo del gobernador en cuanto a infraestructura educativa y educación del futuro cae también cuando vemos las condiciones edilicias que denuncian docentes, cuando no hay condiciones sanitarias y por eso Jujuy encabeza el triste ránking de muertes docentes por covid, o cuando familias denuncian que no están cubiertos los cargos y no hay docentes. Desmentir a Morales no es muy difícil claramente.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias