Internacional

COREA DEL SUR

El heredero de Samsung detenido y acusado por corrupción

Es por el caso llamado “Rasputina” que investiga tráfico de influencias entre el gobierno y varias empresas. Por este caso hubo grandes movilizaciones y fue destituida la presidenta Park Geun-hye.

Viernes 17 de febrero de 2017 | 12:08

Lee Jae-yong, heredero y número uno del grupo Samsung, la mayor multinacional de Corea del Sur, fue detenido este viernes por estar implicado en el caso de corrupción de la "Rasputina", una amplia trama de intercambio de favores y beneficios entre el gobierno y empresas coreanas.

El detenido es nieto del fundador de Samsung, Lee Byung-chul, y asumió las riendas de la empresa, aunque no de manera oficial, el pasado octubre después de que su padre, Lee Kun-hee, sufriera un infarto que lo mantiene hospitalizado y sin habla.

El ejecutivo es sospechoso en un escándalo de tráfico de influencias que llevó en diciembre al Parlamento a realizar un juicio político contra la presidenta Park Geun-hye, una decisión que si es ratificada por la Corte Constitucional la convertiría en la primera líder democráticamente electa del país que se ve obligada a dejar su cargo.

La resolución del Parlamento se dio como salida ante masivas movilizaciones contra la presidenta a medida que se conocían nuevas revelaciones por el caso de corrupción ytráfico de favores a empresarios.


Te puede interesar: Millones en las calles de Corea del Sur

Los investigadores apuntan a que el directivo autorizó el apoyo financiero de Samsung a Choi Soon-sil, amiga íntima de la presidenta Park Geun-hye y apodada la "Rasputina surcoreana", a cambio del visto bueno del Gobierno en un acuerdo de fusión de dos de sus filiales.

Lee y otros responsables de Samsung han admitido haber abonado unos 43.000 millones de wones (35 millones de euros/ 37 millones de dólares) a entidades supuestamente controladas por la "Rasputina" -apodada así por su amistad con la presidenta y su capacidad para influir en decisiones del Gobierno.

Hasta 53 compañías -entre ellas otras de las mayores del país como SK hynix, Lotte, LG o Hyunday- están bajo investigación de las autoridades por su supuesto papel dentro de la trama de la "Rasputina", a la que habrían contribuido con 77.400 millones de wones (63 millones de euros/ 67 millones de dólares).

Te puede interesar: Las principales empresas surcoreanas relacionadas con el caso de corrupción presidencial

El escándalo significo un duro golpe para el gobierno surcoreano y una grave crisis política, con la implicación directa en la corrupción de altos funcionarios y de altos ejecutivos de las empresas coreanas. Una crisis en Corea del Sur, aliado estratégico de Estados Unidos en la región.







Temas relacionados

Samsung   /    Corea del Sur   /    Corea del Sur   /    Detención   /    Corrupción   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO