×
Red Internacional

Arcor, Molinos, Ledesma, Mondelēz, Pepsico y Nestlé son las principales firmas del sector que registraron ganancias en 2020. Fernández celebró que ganen. Sin embargo, hay empresas que fueron denunciadas por el Gobierno por realizar maniobras para subir los precios y desabastecimiento.

Viernes 7 de mayo | 20:58

La crisis profundizada por el coronavirus afectó a varios sectores, subió la pobreza y la desocupación. Sin embargo, no todos perdieron. Las empresas alimenticias están entre las ganadoras en la pandemia.

A pesar de los millones que obtuvieron las alimenticias, las patronales no dejan de presionar para subir los precios. El Gobierno imputó a comienzos de año a "Mastellone, Fargo, AGD, Danone, Molinos Cañuelas, Bunge, Molinos Río de la Plata, Unilever, P&G, Paladini y Potigian por retención en sus volúmenes de producción o falta de entrega de determinados productos de consumo masivo para su comercialización", es decir por desabastecimiento.

Además, la Secretaría de Comercio Interior de la Nación imputó el mes pasado a las firmas Mondelēz, Bagley (del Grupo Arcor) y PepsiCo por presuntas infracciones por vender productos con etiquetas prácticamente idénticas a otros ya existentes en las góndolas, que se venden a precios más altos. Las denuncias son papel mojado para las empresas que siguen con sus maniobras fraudulentas para remarcar precios y mejorar su ganancia.

Ganadores en la crisis

Entre los pulpos de la alimentación, nacional y extranjero, se encuentran: Nestlé, Mondelez Internacional, Pepsico, Grupo Arcor, Molinos y Ledesma.

Mondelēz International registró a nivel global una ganancia neta de 3.555 millones de dólares en 2020, según informa en su sitio web.

El presidente y CEO de la compañía, Dirk Van de Put, afirmó “2020 fue un año exitoso para Mondelēz International y estoy orgulloso de nuestro desempeño, incluidas ganancias récord de participación, en un entorno operativo desafiante”. Exitoso para los que lucran con los alimentos.

El gigante de bebidas y alimentación PepsiCo obtuvo un beneficio neto a nivel global en 2020 de 7.120 millones de dólares, según publicó en su página.

Nestlé, otra de las grandes empresas del rubro, registró beneficios netos en el mundo por 12.232 millones de francos suizos (unos 13.642 millones de dólares).

El periodista y economista Alfredo Zaiat publicó en Página12 lo que ganaron tres de los principales grupos productores de alimentos del país, Ledesma, Molinos Río de la Plata y Arcor.

El año pasado Molinos registró una ganancia neta de 1.746 millones de pesos, Arcor ganó 1.229 millones de pesos solo considerando el segmento de alimentos; y Ledesma obtuvo un beneficio neto de 5.610 millones de pesos. A pesar de la crisis las empresas se la llevaron en pala.

Bajos salarios

Según la Encuesta Nacional a Grandes Empresas (ENGE) del Indec de las primeras 500 empresas, 100 empresas corresponden al sector Alimentos, bebidas y tabaco en 2019, un 20 %. De esas 100, 55 son empresas extranjeras y 45 nacionales.

De acuerdo al informe, en 2019 la utilidad media que obtuvieron las empresas del sector por cada trabajador fue de 1,2 millones pesos.

Te puede interesar: En la alimentación Daer negocia salarios a la baja

Sin embargo, los salarios de los trabajadores de la alimentación son bajos. Rodolfo Daer, Secretario General del gremio, pactó paritarias en minicuotas. Julio Tevez, trabajador de Mondelez, advirtió que en la actualidad el salario básico de la alimentación (la categoría más baja) es de $ 53.790. Un monto que está por debajo de la canasta de pobreza que calcula el Indec, que en marzo alcanzó los $ 60.874. Y más lejos está de la canasta de consumos mínimos que elabora la Junta Interna de Ate Indec, es un aproximado de lo que necesita una familia para llegar a fin de mes: en marzo fue de $ 92.928.

Precios en rojo

Este viernes en la reunión del programa Argentina contra el Hambre Alberto Fernández señaló que le apena que suban los precios. “Cuando miro los balances de las empresas alimenticias, cómo ganaron en 2020, y celebro que hayan ganado, les pido que entiendan que están en una sociedad que la está pasando mal, y que tienen que colaborar”, añadió el mandatario. Les pide colaboración y que no suban los precios, pero las patronales le responden con el bolsillo.

Los precios de los alimentos suben por encima del nivel general. Según el Indec, el incremento de precios acumula 42,6 % en el último año mientras el aumento interanual de los alimentos ascendió al 44,8 %.

Un relevamiento de Consumidores Libres señaló que la canasta básica de alimentos integrada por 21 productos subió 4,72 % en abril y acumuló un alza de 18,55 % en lo que va del año.

Ante la suba de precios el Gobierno con poco éxito hizo acuerdos con determinados sectores como la carne para algunos cortes, pero hubo denuncias sobre la mala calidad de los productos. También mantiene los programas Precios Cuidados y Precios Máximos. Este viernes el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas anunció nuevos acuerdos para cortes de carnes, frutas y verduras para conformar una canasta de 120 productos. Estas medidas no logran contener la escalada de precios.

Te puede interesar: La gran estafa: ¿cuáles son las causas de la inflación en Argentina?

La inflación es un fenómeno complejo que se debe a un conjunto de causas entre las que se puede mencionar las minidevaluaciones y los elevados precios internacionales. Pero en esta combinación peligrosa las industrias concentradas y los grandes supermercados aprovechan la ocasión para evadir los controles oficiales y realizar desabastecimientos parciales o remarcar los precios. Como en el caso de las galletitas Pepitos que a dos productos iguales solo modificaron un gramo en el producto, pero el precio del “nuevo” paquete subió más del 50 %. La lista de estafas patronales podría seguir.

Las denuncias que hace el Gobierno quedan en la nada. En cambio, la apertura de los libros de contabilidad y de los movimientos bancarios de las empresas permitiría conocer la estructura de costos y el estado de las ganancias empresarias. Es una medida necesaria para un verdadero control de precios llevado adelante por comités de trabajadores y consumidores sobre todas las cadenas de bienes esenciales, desde la producción, distribución hasta la venta en grandes supermercados.

Te puede interesar: El laberinto económico y la catástrofe social




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias