Economía

ECONOMÍA

El optimismo de Caputo: la economía crecerá en 2017 entre 3 % o 4 %

Los funcionarios del Gobierno participaron ayer de un seminario organizado por The Economist y del Congreso Económico Argentino. Discursos de marketing y optimismo en exceso.

Jueves 9 de marzo de 2017 | Edición del día

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, participó ayer del Congreso Económico Argentino, donde se mostró entusiasta con el rumbo de la economía.

Caputo sostuvo que "por primera vez en cinco años, en el 2017 el país crecerá entre 3 y 4 %, con inflación alta pero a la baja".

El funcionario celebró el pago a los fondos buitres y aseguró que "le permitió al país ahorrar U$S 8.000 millones", gracias a "haber pagado en efectivo y no en bonos".

Según el ministro, fue un acierto la devaluación y la quita de retenciones a las exportaciones porque "no hubiéramos tenido una cosecha récord de trigo, ni estaríamos creciendo este año".

A pesar de la ausencia de un repunte de la economía, el ministro afirmó que "sabemos que nos falta mucho, pero tenemos la convicción de que estamos por el camino correcto".

Clima cálido en el seminario The Economist

En el seminario de la revista británica The Economist, realizado en el Hotel Alvear, participaron empresarios y funcionarios del Gobierno como el Jefe de Gabinete, el ministro de Ciencia y Tecnología, de Energía, y la canciller, donde sobraron los elogios al oficialismo y sus medidas.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, minimizó las marchas y contramarchas del Gobierno en varios temas, como el acuerdo con el Correo Argentino, el cálculo de la mejora jubilatoria o en el caso de la aerolínea Avianca.

Por su parte, el ministro de Energía, Juan José Aranguren indicó que “un país como el nuestro, con recursos en calidad y en cantidad, por nuestra propia inoperancia de muchos años está dependiendo de energía importada”.

Según el ministro, “la idea es revertir esa situación, atraer al capital privado externo e interno para que nos acompañe en este proceso” y puntualizó al respecto que “el año pasado en el sector energético se concretaron inversiones por U$S 6.500 millones. Vamos a llegar a 2018 con un 9 % de energía eléctrica consumida de fuentes renovables”. Un discurso que no responde a los usuarios que tuvieron que pagar enormes tarifazos y seguir siendo perjudicados con los cortes de luz.

El ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, aseguró que la Argentina debe ver al sector tecnológico y a la ciencia como "un valor cultural" y esto requiere avanzar con trabajos interministeriales.

Barañao señaló que "la promoción científica no es una isla dentro de la economía del país y allí hay prioridades, pero en nueve años de gestionar fondos gubernamentales se logra obtener más presupuesto si se ejecutan de manera efectiva las partidas". El ministro habla de ejecutar de manera “efectiva” la partida, casualmente cuando se recortó el presupuesto en Ciencia y quieren achicar los ingresos al Conicet.

Otro optimista fue el ex presidente de Chile Sebastián Piñera quien sostuvo que la Argentina estaba al final del kirchnerismo “al borde del precipio” y aseguró que ahora, en cambio, “está en el quirófano”, situación que describió como algo “no agradable pero necesario”. Además agregó que “el año 2016 fue muy duro, pero en el 2017 va a crecer, va a generar empleo y va a reducir la inflación a la mitad, algo impensable si había continuidad”.

El coaching y el buen marketing para convencer que la economía marcha, y que pronto estaremos mejor no son suficientes para compensar el deterioro de las condiciones de vida de los trabajadores y sectores populares ocasionadas por el ajuste de Cambiemos.







Temas relacionados

Luis Caputo   /    Lino Barañao   /    Marcos Peña   /    The Economist   /    Juan José Aranguren   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO