Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Empleados toman Falabella: "Nos ponen entre la espada y la pared"

Ante la amenaza de la cadena de cerrar sus puertas y dejarlos en la calle, trabajadores y trabajadoras de distintas sucursales decidieron tomar medidas. El testimonio de Federico.

Martes 20 de octubre | 12:27

“Desde marzo estábamos sin trabajar, se fueron cerrando tiendas, cerró la de la calle Florida y el TOM (ubicada en el shopping Tortugas Open Mall). En mi caso soy de Avellaneda. El lunes pasado con la decisión de abrir los shoppings de Capital, nos preparamos porque sabíamos que nuestra tienda estaba vacía. El lunes nos llamaron para volver a trabajar, y me tocaba reingresar el miércoles. A las pocas horas de esta trabajando nos dijeron que cerraba la tienda de Avellaneda, y ellos te proponen o que aceptes la plata del retiro voluntario que te quieren dar o que te van a reubicar, sin decirte a cual”.

El que habla es Federico García, uno de los empleados de la cadena de capitales chilenos que ya está dejando a cientos de familias en la calle. Les ofrecen traslados imposibles, retiros voluntarios o el despido ilegal.

“No te aseguran ni respetarte ni el horario, ni a donde, ni qué tipo de trabajo y la vez anterior habían ofrecido retiros voluntarios. El miércoles cuando cierra la nuestra nos vuelven a ofrecer que fuéramos a otra tienda. Yo vivo en Quilmes, sino trabajo en Avellaneda, tendría que estar mas de 3 horas viajando en colectivo para llegar a donde me quieren reubicar” agrega.

La empresa presiona para que los trabajadores acepten cualquier trato o arreglen el retiro. “No son despidos, ellos dicen no te despido, te doy una plata o te ubico en otra tienda. La plata que nos ofrecen no es el número que correspondería como empleados de comercio siquiera. Además no se fijan en la inflación, siguen ofreciendo hoy lo mismo que a compañeros que ya les dieron el retiro hace muchos meses atrás de otras tiendas, y el aumento de los empleados de comercio no lo tienen en cuenta lo que se dio por ley, un 30 por ciento”.

Entonces deja claro lo que siente, junto a sus compañeras. “Nos ponen contra la espada y la pared, somos 200 familias en un principio, y muchos d ellos que aceptaron por nervios por desesperación incertidumbre y ahora se están arrepintiendo. En mi caso no tengo hijos, pero una compañera que si tiene hijos y tiene que enfrentar un problema de salud de su hijo, necesita la obra social, es grave la situación de las compañeras que son sostén de sus hijos, y necesitan el trabajo”.

Por eso están tomando medidas. Este lunes entraron al local y se plantaron ahí, con su reclamo. “Ayer fuimos a Avelllaneda , la idea es hacer ruido pero con los shopping cerrados ni siquiera molestamos a nadie. Estamos necesitando este apoyo de los medios, nos sentimos desnudos, en bolas. Ellos (la empresa) no se afectan con nada, hicimos pasacalles”.

Ante esta situación todavía no han encontrado respuestas claras. “Ayer lograros que se elevara una notificación al Ministerio de Trabajo elevando una denuncia, explicando que está pasando. Yo trabajo hace 6 años y medios, y efectivo desde hace 5 años. No estamos teniendo apoyo de nadie, los empleados los que estamos haciendo todo, somos nosotros los trabajadores. Así como pasa en esta tienda va a ir pasando en todas”.

Ante el escándalo que empieza a crecer, trascendió en los medios que el propio Armando Cavalieri se metería en el conflicto. Por sus antecedentes, es un arma de doble filo. Los trabajadores exigen que se cumplan sus reclamos y no entreguen sus derechos.







Temas relacionados

Saga Falabella   /    Sindicato de Comercio   /    Armando Oriente Cavalieri   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO