Mundo Obrero

#CoronaVirus

Empresa gastronómica deja a 15 familias en la calle en medio de la pandemia

El conocido bar de la ciudad de Rosario, “Bar BUHO” despidió a 15 trabajadores. Entre medio hubo aprietes, amenazas y sin liquidación de sueldo.

Jueves 23 de abril de 2020 | 23:13

Desde ayer se dio a conocer la angustiante situación que sufren los empleados del Bar BUHO, cuya empresa rosarina, BEER MARKET S.A, los obliga a renunciar sin liquidación de sueldo. Sus trabajadores denuncian que hace semanas reciben llamados del dueño “invitándolos a renunciar”, y que de lo contrario iba a ser “peor para ellos”, amenazando con la quiebra. Son 15 las familias que quedaron en la calle y se suman a la enorme lista en la capital de los despidos durante la pandemia.

Pese a haber un decreto del gobierno nacional, parece papel mojado para estas empresas que aún así despiden y reducen salario a sus trabajadores. En Rosario el gremio gastronómico se redujo a un 50% y los que quedan en pie dejan en la calle a sus empleados y familias, con la excusa de la pandemia. Muchos de los trabajadores en una situación de informalidad, no cobrarán nada como indemnización. En este marco de informalidad, el empleador quiso negociar con sus trabajadores el pago de solo 20mil pesos. El día de cobro de sus sueldos correspondientes al mes trabajado, solo les dio 3mil pesos y una mísera caja de mercancía. Una burla para cualquier familia que tiene que enfrentar todo un mes de gastos, en medio de una aguda crisis social y económica.

La bronca y las respuestas en redes sociales de la juventud más precarizada ante estos abusos por parte de las empresas que quieren hacer pesar la crisis en los hombros de los trabajadores, no se hizo esperar.

Es necesario que el sindicato, en este caso el gastronómico, deje de darles las espalda a estas familias que atraviesan tan alarmante situación, se ponga a la cabeza de sus reclamos y mantengan sus salarios y puestos de trabajo. Para todos los trabajadores que se quedan sin fuente de trabajo, es necesario implementar de forma urgente un salario de emergencia de 30000 pesos, para que puedan atravesar esta difícil cuarentena.

Seguir el ejemplo de los trabajadores organizados, como los de Mcdonalds o Burguer King, en redes sociales, así como también lo están haciendo docentes reemplazantes, repartidores y municipales de la región. Difundir sus demandas contra estas empresas, realizar paro de actividades y buscar nuevas herramientas de protestas es el camino, para que los trabajadores no paguen los platos rotos de esta crisis.







Temas relacionados

Coronavirus   /    #Despidos   /    Rosario   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO