Juventud

TERCIARIOS

En Morón, el ISFD N° 45 ya tiene su edificio propio

Tras más de 30 años de reclamo, y la incondicional lucha de los estudiantes junto a los docentes, se anunció la entrega del edificio finalizado y su disponibilidad para el ciclo lectivo de este año.

Nicolás Gerola

Docente Plan Piedas - Morón

Viernes 3 de febrero de 2017 | 15:57

El 25 de enero, con cuatro meses de retraso en la fecha de entrega, desde el consejo escolar de Morón anunciaron que ya está finalizado el edificio nuevo, ubicado entre Milán y L. Saverio (Haedo), y que además se inaugurará con el inicio de la cursada en Marzo/Abril.

Se trata de una importante conquista estudiantil y docente, que en un contexto donde el macrismo está llevando adelante un plan de ajuste para con las condiciones de vida de la clase trabajadora, recortando el presupuesto a la educación pública y atacando nuevamente a los docentes con un intento de ponerle un tope del %18 a las paritarias, el ISFD N° 45 tiene edificio propio y nuevo.

El cinismo de Hernán Sabbatella

Hernán Sabbatella, presidente del Bloque del Frente Para la Victoria de Morón y dirigente de Nuevo Encuentro, dijo que el triunfo se dio “después de un año de retraso” por (Tagliaferro y su nueva gestión) y agradeció a la gestión de Lucas Ghi y Cristina Kirchner, quienes lo entregaron con “un 85% de la obra terminada”.
Sin embargo, la obra estuvo prácticamente paralizada durante cuatro años durante el Sabbatelismo, y solo se reanudó luego de una incansable lucha de estudiantes y docentes en reclamo de su finalización, con cortes de calles, movilizaciones al consejo escolar, clases públicas, etc.

Muy lejos de ser un regalo "desde arriba" del anterior gobierno kirchnerista, como intenta hacerlo ver nada inocentemente Sabbatella, esta conquista es fruto de la lucha y la organización independiente de los estudiantes que se enfrentaron contra los gobiernos nacionales, provinciales y municipales de turno, responsables de la situación de desidia y abandono en la que se encuentra la educación pública. Dato que cuenta con la participación activa del centro de estudiantes, donde se encuentra Estudiantes en Marcha (Izquierda Socialista + Independientes).

Después de doce años de gestión sabbatellista en el municipio, y kirchnerista a nivel nacional, las deudas con la educación pública, que hoy se perpetúan y profundizan bajo el macrismo, son enormes. Sin ir más lejos, los problemas edilicios de las escuelas en las que funciona este profesorado y que son un denominador común en todas las escuelas de la zona (baños rotos, techos que se caen, falta de calefacción, etc.), continúan sin ninguna solución.

¿Finaliza la lucha?

Por un lado hay que remarcar que en el nuevo edificio hay solamente 17 aulas para más de 36 cursos que se reparten las 9 carreras. Esto implica que no puedan cursar la totalidad de estudiantes en el nuevo edificio y que se deba seguir usando alguna escuela cercana (seguramente la E.S.B N° 16) hasta la construcción de una extensión del edificio. Además, las aulas tienen una capacidad máxima para treinta personas, cuando al inicio de todos los años, en carreras como Historia, Matemáticas y Letras, se inscriben entre 80 y 100 personas. Esto indica la urgencia de la construcción de nuevas aulas en un plan de “agrandamiento” además de la exigencia de los desdoblamientos de las cátedras que le darían trabajo a nuevos docentes, razón por la cual el estado se niega sistemáticamente año tras año a conceder esta demanda.

En toda la provincia son innumerables la cantidad de institutos terciarios que aún continúan sin edificio propio. Terciaros como La Escuela de Teatro o el Conservatorio de Música de Morón, vienen denunciando las paupérrimas condiciones edilicias en las que cursan hace años. También son miles los estudiantes que son negados en su derecho a obtener un boleto educativo y gratuito. Este fue un proyecto impulsado desde el Frente de Izquierda y aprobado en el congreso pero no reglamentado durante el gobierno de Daniel Scioli, mientras que el año pasado la gobernadora Eugenia Vidal declaró que el boleto educativo no era una prioridad de su gestión.

Al mismo tiempo, el Macrismo está llevando adelante un ajuste brutal y un ataque directo a la educación y a la juventud precarizada, recortando presupuestos, aumentando la mano dura en búsqueda de bajar la edad de imputabilidad con el apoyo incondicional de Massa, y sobre todo de Scioli, de quien heredó miles de policías en las calles.

En el marco de los ataques del Macrismo y los problemas estructurales no resueltos, es necesario luchar por nuevas conquistas y mantener las logradas pero solo a través de la organización y de la lucha independiente de los gobiernos de turno. Ayer los docentes se movilizaron nuevamente, denunciando el tope de las paritarias, acompañados por los estudiantes, en perspectiva de unidad para la lucha y por una educación pública, laica y de calidad. Como también, apoyando luchas obreras como la de AGR-Clarín.







Temas relacionados

Terciarios   /    Morón   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO