×
×
Red Internacional

Cristina Kirchner y Alberto Fernández eligieron la fábrica ubicada en Escobar para hacer la presentación de candidatos y reivindicaron a su dueño, el empresario Walter López. En 2019, después de comprarle la empresa a la estadounidense Exal Packaging, 66 de los 90 trabajadores que tenía fueron despedidos. ¿Ese es el modelo de producción que reivindica el Gobierno?

Sábado 24 de julio | 19:45

El Frente de Todos eligió la planta de la empresa Queruclor para realizar la presentación de candidatos, ubicada en el municipio de Escobar. Con la presencia del gobernador Kicillof y del intendente Ariel Sujarchuk, también estuvo presente, el dueño de la firma, Walter López, quien fue reivindicado por el presidente y la vicepresidenta.

En varias oportunidades se destacó que el empresario era un ejemplo de quienes habían apostado al modelo de producción nacional, remarcando que en 2019 decidió comprarle planta a la empresa estadounidense Exal, que había decidido irse del país. Sin embargo, la historia completa marca que a pocos días de acordada la operación, se produjo el despido de dos tercios de sus trabajadores. 66 de los 90 trabajadores que había en total se quedaron en la calle en medio del cambio de firma.

El grupo Queruclor es fabricante nacional de productos para el cuidado personal y del hogar. Entre sus productos se cuentan importantes marcas con fuerte presencia en el mercado como Querubín, Odex, Dufour, Polyana, Aktiol, Cuca Trap, Mosqui Trap y los aromatizadores Harper’s, entre otras. Actualmente se posiciona como líder en el rubro y exporta sus productos a más de diez países.

Pero sus dueños, los hermanos Daniel y Walter López, están lejos de representar el modelo de empresarios solidarios con el que insistieron los referentes del Frente de Todos.

Además del antecedente de 2019, la empresa ha protagonizado otros conflictos en años anteriores. En 2013, 30 obreros fueron despedidos después de querer afiliarse al sindicato como forma de tener protección legal para pelear por sus derechos y contra las irregularidades que había en la planta que la empresa tiene en Lomas de Zamora. En ese entonces denunciaban pésimas condiciones de higiene y seguridad, jornadas agotadoras de 12 horas de trabajo y sueldos básicos que no se respetaban. En aquel entonces, los trabajadores también aseguraban que el secretario de Comercio de esos años, Guillermo Moreno, era uno de los accionistas de la firma, algo que siempre fue negado por los hermanos López.

Actualmente, con el financiamiento logrado mediante el Fondo para el Desarrollo Productivo (FONDEP) que otorga el Gobierno, la planta busca ampliarse en más de 20.000 M2, e incorporar dos nuevas líneas de producción.

¿Este es el "modelo productivo" que tanto reivindica tanto el Gobierno?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias