Sociedad

En provincia de Buenos Aires hace 10 años que no aumentan las pensiones por discapacidad

El monto que aporta el IPS para aquellas personas que no pueden acceder al campo laboral, no llega a los 900 pesos mensuales, el mismo desde hace una década.

Jueves 13 de agosto de 2020 | 10:57

Las pensiones no contributivas para personas con discapacidad, son un recurso económico que otorga el Estado provincial, para aquellos que no pueden trabajar por cuestiones de imposibilidad física o mental. Deberían actualizarse a la par de las Jubilaciones mínimas, pero se estancaron en 860 pesos hace casi una década.

Por esta razón, ONG presentaron un amparo colectivo, contra el Instituto de Previsión Social (IPS) y el gobernador bonaerense Axel Kicillof, para que se aplique la ley de movilidad y se actualicen los montos mensuales.

La ex diputada nacional Gabriela Troiano, es una de las impulsoras de esta iniciativa, que toma mayor repercusión en medio de la crisis económica y sanitaria que nos atraviesa, “En un contexto de pandemia, las personas con discapacidades sufren el doble”, aseguró en declaraciones a Radio La Cielo.

Te puede interesar: Discapacidad: la pandemia y las condiciones laborales de los prestadores precarizados

La ex legisladora bonaerense, explicó que las pensiones “por invalidez” se instauraron en la provincia de Buenos Aires en 1984 y se destinaron a personas mayores de 21 años “incapacitadas total y / o permanentemente para el trabajo”. Para acceder al beneficio se deben cumplir una serie de requisitos, como residencia de más de 5 años en territorio bonaerense, estar excluido de otro tipo de beneficios y no contar con soporte económico del grupo familiar.

El mismo artículo 9 de la ley que las crea, establece las características de la asignación y los montos. Las mismas tienen carácter “vitalicio” y el equivalente “al setenta (70) por ciento del haber jubilatorio mínimo vigente para los beneficiarios del Instituto de Previsión Social de la provincia de Buenos Aires”, es decir unos 7.300 pesos al día de hoy.

Sin embargo, el beneficio actual es de apenas la décima parte, 860 pesos para mayores de edad y 1.200 pesos para menores. Y, contrariamente a lo que establece la ley, que fija en el mismo artículo aumentos “automáticamente reajustados toda vez que se incrementen los referidos haberes jubilatorios mínimos”, estos no se actualizan desde hace una década.

Es que el IPS se maneja con el texto original de la ley, ignorando los cambios introducidos en noviembre de 2014, que incluyeron la obligación de actualizar automáticamente el beneficio. “Ese artículo se ignora, como se olvida la Convención”, sostuvo Troiano, que es titular de la Comisión de Discapacidad del Partido Socialista.

Se estima que el IPS otorga cerca de 13 mil pensiones no contributivas, entre las que se cuentan las pensiones por “invalidez”. El régimen provincial coexiste con un régimen nacional que sí se actualiza y cuyo monto, equivalente al 70 por ciento de la jubilación mínima, se ubica en torno a los 12 mil pesos.

Desde la última actualización de los montos, pasaron por la provincia de Buenos Aires, tres gobernadores Daniel Scioli, María Eugenia Vidal y hoy Axel Kicillof, que en ocho meses de gestión no abordó públicamente el tema. Las nuevas autoridades del IPS, encabezadas por Eduardo Santín, tampoco se hicieron eco de los pedidos particulares, por esta razón desde distintas ONG que acompañan a personas con discapacidad, han impulsado el reclamo, que ya no puede seguir aplazado por la indiferencia de los dirigentes políticos de turno.







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    personas con discapacidad   /    Pensiones   /    Discapacidad   /    IPS Provincia Buenos Aires   /    Buenos Aires   /    Axel Kicillof    /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO