Juventud

CÓRDOBA

"¿En qué tipo de ciudadano se piensa al otorgar tan poco dinero junto a tantas restricciones?"

Un joven trabajador precarizado acercó su denuncia a La Izquierda Diario sobre la situación en la que está viviendo la pandemia y la cuarentena social obligatoria. ¿En qué condiciones se encuentran miles de jóvenes frente a la emergencia sanitaria, la crisis económica y la represión policial?

Jueves 2 de abril de 2020 | 17:14

A continuación, reproducimos la denuncia y reflexiones que llegó a La Izquierda Diario de un joven trabajador precarizado de Córdoba:

"Soy trabajador independiente. Hace 5 años me dedico a dictar clases de manera autónoma, tanto en institutos como en mi propio departamento. Esta actividad me permite estar más o menos al día para terminar mi carrera de grado. Durante toda mi carrera tuve que trabajar en distintos rubros para poder estudiar y siempre lo hice en negro. Tengo 32 años y todos los trabajos que tuve fueron informales, mal remunerados y precarios. Hace años que no hago aportes porque mi “sueldo” no me lo permite. No tengo obra social y mis ingresos no son fijos. Además, vendo comida para pagar el alquiler, los impuestos y demás gastos mensuales.

Al igual que muchxs trabajadorxs estoy siendo fuertemente afectado por las medidas que se tomaron desde el gobierno nacional. Por un lado, porque mis trabajos están completamente frenados. Y aunque nos ofrezcan un pago de $10,000 (por única vez), sabemos que ese monto es insuficiente para sostener nuestras vidas. Por otra parte, nada ni nadie nos garantiza que contaremos con alguna entrada de dinero mientras duren las medidas excepcionales.

Las preguntas que surgen en este punto son: ¿qué hacemos con el pago de nuestros alquileres? ¿estamos obligados a pagar antes del 10 siendo que cobraremos el bono a mediados de abril? ¿qué hacemos con el pago de los impuestos? (que, dicho sea de paso, han aumentado de manera abrupta en los últimos meses) ¿qué aspecto priorizamos en nuestras vidas: la comida, la salud o los impuestos? Estamos obligadxs a estar dentro de nuestras casas (y las razones se entienden), pero estamos con poco dinero, con inseguridad laboral, en la precariedad sanitaria y, sobre todo, en la incertidumbre de lo que pueda ocurrir más adelante; por lo tanto: ¿cuál es el tipo de ciudadano en el que se piensa al momento de otorgar tan poco dinero junto a tantas restricciones?

Te puede interesar: Juventud precarizada: la economía de los que penden de un hilo

Por otro lado, existe el problema del control/abuso policial. A veces salimos a hacer compras, porque no tenemos casi nada en nuestra heladera. Y aunque circulemos en un radio de tres cuadras la policía nos frena y anota nuestros nombres en un papel. Ese procedimiento se realiza junto con un “aviso” de que podríamos ser multados con $200,000. Todo eso porque la policía no suele entender ni escuchar los motivos por los que nos vemos obligados a salir de nuestras casas. (En estos encuentros no existe la posibilidad del diálogo).

Las preguntas que surgen en este punto son: ¿qué pasará la próxima vez que salgamos de compras? ¿por qué anotan nuestros datos en una hoja que no lleva un copete formal ni tiene el formato de ningún acta oficial? ¿por qué nos piden constantemente el dni? ¿cómo hacemos para sobrevivir a una cuarentena (que cada vez se prolonga más en el tiempo) si no tenemos los medios económicos ni disponemos de la libertad para buscar la comida que necesitamos?

Te puede interesar:Precarización laboral en Punilla: la cuarentena no es igual para todos

Resumiendo: la situación actual me afecta (a mí y a gran parte de la clase trabajadora) en tres aspectos muy preocupantes: precariedad e incertidumbre laboral crecientes, precariedad sanitaria y el peligro que representan las fuerzas policiales (porque a veces son abusivas). Sumado a esto hay que agregar el hecho de que no se han dispuesto medidas concretas con respecto al pago de alquileres e impuestos.

Más aún, en medio de este contexto somos obligados a seguir con nuestras vidas, a pagar nuestras cuentas, a terminar con nuestras carreras u obligaciones, a alimentarnos como podamos, a cuidarnos mutuamente, etc.. Sabemos que estas medidas se están aplicando y exigiendo en sociedades que, como la nuestra, presentan enormes desigualdades. Dadas así las cosas: ¿quién puede cumplirlas adecuadamente sin que sus derechos sean vulnerados?"

Desde La Izquierda Diario venimos llevando la voz de los que no tienen voz en los grandes medios que responden a empresas y gobiernos, publicando denuncias acerca de las condiciones de trabajo que hoy sufren miles de trabajadores y la situación en la que están viviendo las familias obreras que se quedan sin ingresos en el marco de la emergencia sanitaria y crisis económica. Y también difundiendo las medidas que son necesarias tomar de manera urgente para que no sean las mujeres, los jóvenes y trabajadores quienes nos veamos perjudicados. Acercanos tu denuncia vos también.







Temas relacionados

Pandemia   /    Trabajo informal   /    Condiciones de trabajo   /    Córdoba   /    Juventud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO