Política

ACUERDO PSOE Y CIUDADANOS

Entre la gran coalición y elecciones anticipadas

Este miércoles Sánchez y Rivera han presentado un documento de acuerdo para conformar un “gobierno reformista y de progreso”. Cuando os acabéis de reír os invito a analizar algunos puntos del documento.

Guillermo Ferrari

Barcelona | @LLegui1968

Jueves 25 de febrero de 2016 | Edición del día

El documento consta de unas 66 páginas y más de 200 medidas. Lo acabaron de perfilar los “técnicos” del PSOE y Ciudadanos en la misma madrugada. De esta manera, ambas formaciones dejan aislado al PP y seguramente lo convidarán a subirse al carro, en la parte de atrás. La incógnita es si con éste acuerdo es posible formar algún gobierno o si es una forma de prepararse para un escenario de elecciones anticipadas.
 
 
Gobierno a la altura del Ibex 35
 
Este “gobierno de progreso” ya no se propone derogar la retrógrada Reforma laboral. Los negociadores del PSOE justificaban la ausencia de esta promesa electoral diciendo que no se puede borrar lo andado de un plumazo. Ciudadanos, por su parte, aparca su contrato único, ahora serán tres los tipos de contratos. Habrá uno “temporal” de dos años, uno de formación para los jóvenes que accedan a su primer empleo y el indefinido. Eso sí, el despido será igual de barato que con Rajoy.
 
Por otra parte, los tipos del IRPF se mantienen de la misma manera que los ha dejado Rajoy. Es decir, que los trabajadores pagaremos en proporción muchísimo más que cualquiera de las SICAV. Los magnates del Ibex 35 estarán brindando con champagne francés. En relación al artículo 135, reformado en 2011 y que establece la “estabilidad presupuestaria”, no habrá ninguna derogación. Solo una reforma en la cual se explicitará que también son fundamentales los derechos sociales. Papel mojado para que sigan pagando la deuda.
 
Otro aspecto bien señalado en el documento de acuerdo es en relación a Catalunya. Si bien, no se menciona la palabra “Catalunya”, se deja bien claro en dos líneas que no se permitirá ningún referéndum de autodeterminación en cualquier territorio del Estado español. Del federalismo de Sánchez e Iceta, no hay señales.
 
En síntesis, un acuerdo para tratar de formar un “gobierno de los empresarios y conservadores”.
 
 
¿Rebelión interna en el PSOE?
 
Este acuerdo ha desatado una serie de fuertes críticas en el PSOE andaluz. El punto de la supresión de las diputaciones parece generar un fuerte desacuerdo. De todas formas, esta “supresión” en realidad es un cambio de nombre: las diputaciones pasarán a llamarse consejo de alcaldes (que es lo que son actualmente las diputaciones). Lo que está en juego es el control del presupuesto del que las diputaciones disponen, algo más de 25.000 millones de euros. De todas formas, el conflicto está servido. El secretario general del PSOE en Jaén y Presidente de la Diputación local, Francisco Reyes ha llamado públicamente a votar contra el acuerdo en el Referéndum que harán los socialistas. También ha criticado este aspecto del documento, Antonio Ruíz, Presidente de la Diputación de Córdoba. Aparentemente, esta sería la posición de la mayoría de la federación andaluza. Andalucía, que dispone del 25% de los militantes jugará un rol activo en el referéndum.
 
 
Podemos se baja del carro
 
La reacción inmediata de Podemos ha sido la de cerrar las negociaciones con el PSOE. En conferencia de prensa Íñigo Errejón junto con la plana mayor de las confluencias anunciaron la decisión. El portavoz parlamentario de Podemos denunció que el acuerdo está a la altura del PP y el Ibex, lo cual lo hacía incompatible con su formación. Puesto que no contempla medidas sociales, el encaje territorial de Catalunya o una regeneración democrática seria. Aun así, Errejón dejó la “mano tendida” al PSOE y aclaró que harán todo lo posible para llegar a un acuerdo con los socialistas. Algo sorprendente, luego de las críticas enumeradas en la misma comparecencia. Aparentemente, el sendero de un gobierno PSOE-Podemos está cerrado.
 
Alberto Garzón de IU señaló que el pacto es muy regresivo y contario a los intereses de las clases populares. Dejó bien en claro que asistirán a la reunión de hoy, aunque para explicitar personalmente su desacuerdo y la ruptura de negociaciones. Dirigentes de Compromís también acudirán aunque no han aclarado su posición sobre el acuerdo.
 
 
Rajoy en sus trece
 
Rajoy por la mañana ya señala las debilidades del pacto. El Presidente insistía en que la aritmética parlamentaria no alcanza para investir, ni para gobernar. Y, por si quedaba dudas, indicó que no les votará, ni se abstendrá. María Dolores de Cospedal, la secretaria general del PP, hizo declaraciones del mismo tipo, ya por la tarde. Cospedal se encargó de remarcar que de ninguna manera darán apoyo a un gobierno presidido por Sánchez.
 
 
¿Elecciones anticipadas?
 
El acuerdo PSOE-Ciudadanos ha cerrado abruptamente la posibilidad de un acuerdo entre la izquierda y centroizquierda parlamentaria. El documento está hecho pensando en las necesidades de las grandes empresas. Sin embargo, no es claro que lo abra por derecha. Es obvio que socialistas y Ciudadanos solo tienen 130 diputados y necesitan del apoyo del PP. Pero desde el 20D que Rajoy dejó claro que solo apoyará un Gobierno presidido por él mismo. Salvo un final “a la catalana”, parece que vamos encaminados a elecciones anticipadas.







Temas relacionados

Pedro Sánchez   /    Albert Rivera   /    Ciudadanos   /    PSOE   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO