Mundo Obrero

UTA

Es necesario un paro nacional hasta que triunfen los choferes de Rosario y todo el país

La pelea de los laburantes del volante es la pelea de todos trabajadores: hay que reclamarle a la CGT un paro regional en solidaridad para cobrar la totalidad de las deudas y terminar con los constantes atrasos y las amenazas de despidos.

Jueves 26 de noviembre de 2020 | 15:55

Con la histórica movilización del 18 de noviembre apareció la plata para los salarios; la misma fuerza se había expresado a fines de mayo. No fueron pocas las voces que durante el miércoles expresaban que “ya era hora de volver a las calles”. Habían pasado seis meses desde la movilización anterior pese a los constantes atrasos en los pagos de los salarios. La bronca de los laburantes impuso desde abajo esta nueva movilización que logró el pago de los sueldos de las líneas urbanas aunque las interurbanas siguen sin cobrar la totalidad y llevan 91 días de paro.

Para diciembre nadie garantiza que esté la plata para los salarios, el aguinaldo y las vacaciones. Y la Emergencia en Transporte de Javkin abre las puertas a nuevos ataques: "si por la parada pasaban 5 líneas ahora pasará una menos", anunció la secretaria de Movilidad de Rosario Eva Jokanovich. Entre los trabajadores ya se habla de posibles despidos o retiros “voluntarios”, que no son otra cosa que despidos encubiertos. Y para los usuarios significa menos frecuencias y un peor servicio: desde el gobierno nacional habilitaron la suba del boleto y anuncian un posible precio escandaloso de 73,80 pesos, pese a que desde el 2015 lo aumentaron un 1000%.

Quieren ajustar a los choferes y a los usuarios

No hay que bajar la guardia. La bronca de los laburantes y las necesidades de las familias no pueden esperar meses. La movilización en las calles demostró que hay fuerzas y disposición para pelear. Tenemos que empezar a organizar una nueva marcha por la ciudad: las asambleas por línea pueden discutir un plan de lucha unificado con los choferes de las interurbanas que siguen sin cobrar. La pelea de los laburantes del volante es la pelea de todos trabajadores: hay que reclamarle a la CGT un paro regional en solidaridad para cobrar la totalidad de las deudas y terminar con los constantes atrasos y las amenazas de despidos. La misma situación viven los trabajadores de Jujuy, Tucumán, Buenos Aires y otros distritos. La UTA puede convocar al paro nacional del transporte y llenar la 9 de Julio de colectivos, con una marcha nacional para poner sobre la mesa el reclamo de los trabajadores.

Te puede interesar: Marcha de la UTA Rosario: “La situación se hace inaguantable para los trabajadores del transporte público”

Esta es la fuerza para pelear por una salida de fondo, terminando con los constantes atrasos en los sueldos y la incertidumbre sobre los puestos de trabajo. La crisis del transporte no pueden pagarla los usuarios tampoco con reducción de frecuencias o subas del boleto. Si los empresarios pese a recibir todos los meses subsidios millonarios no pueden garantizar salarios, puestos de trabajo y un servicio eficiente, hay que pelear por un transporte público estatal, donde sean los propios trabajadores junto a los usuarios quienes controlen la calidad del servicio.

Por un gran paro nacional de la UTA para conquistar el pago de los salarios adeudados. Que no se pierda ningún puesto de trabajo por despidos o retiros. Que no descarguen la crisis sobre los usuarios: ni reducción de servicios ni aumento del boleto.







Temas relacionados

Gremios del transporte   /    Salarios atrasados   /    Paro del transporte   /    Rosario   /    UTA   /    Salarios   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO