×
×
Red Internacional

A dos meses del fusilamiento de Tino John a manos del GEOP, en su casa del paraje Las Golondrinas, Lago Puelo, organismos de DDHH y la izquierda, llaman a movilizar a las 17 horas en Peatonal Gazín de Trelew. A las once de la mañana en El Bolsón se realizó una conferencia de prensa con amigos y familiares de Tino, y la APDH Regional Chubut, querellante en la causa.

Ulises CrauchukCorresponsal Comarca Andina | @ulisescrauchuk

Martes 27 de julio | 12:12

A dos meses del asesinato de Tino John, mucha agua ha corrido bajo el puente. Luego de la farsa de interpelación que el PJ-Frente de Todos hiciera al Ministro de seguridad provincial Federico Massoni, y de las promesas del Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragala, sobre investigar el caso, nos enteramos de que la bonaerense de Berni y Kicillof acaba de protagonizar un hecho de similares características. El caso tiene repercusión porque la víctima es el músico “Chano” Charpentier, pero pone a la luz que la gestión de seguridad del gobierno de Alberto Fernández, no se distingue mucho de la impunidad garantizada a las fuerzas represivas por Arcioni en Chubut, Manzúr en Tucumán, o Morales en Jujuy.

Chano, el “brote” y el disparo policial: ¿y si hablamos en serio de salud mental?

Si, en tan sólo cuatro meses de cuarentena, la CORREPI contabilizaba casi 70 asesinados por las fuerzas represivas envalentonadas por la arenga del presidente para que aseguren el cumplimiento de la medida sanitaria, hoy la situación es mucho peor. Luego del asesinato impune de Tino, Massoni salió a por más respaldando a la fuerza a su cargo, amenazando con un motín si no se regularizaba el pago y un aumento a sus uniformados, montando un desfile cuasi militar en Puerto Madryn para mostrar músculo y, en el paroxismo de su política bonapartista, montando un operativo que simuló un lanzamiento de campaña militarizando barrios en Esquel y los barrios incendiados en la Comarca Andina la semana pasada.

Como si algo faltara, un video institucional de la propia fuerza muestra a los efectivos marchando al trote mientras cantan amenazas de razzias nocturnas en los barrios populares. El propio Massoni fue protagonista de una golpiza a un menor de edad pocos días después del asesinato de John en un barrio popular de Trelew durante un operativo policial a su mando. El menor, era nada menos que el hijo de Gabriel Fredes, el hombre que en plena pandemia recibió un disparo de perdigones de goma en la cara por parte de la Policía cuando salía a cerrar el portón de su casa. Tras denunciar el hecho, sufrió un allanamiento ilegal en la noche donde golpearon a toda la familia y hasta robaron parte de su sueldo.

Grave. Video de la Policía de Arcioni entrenándose para reprimir y amenazando como en la dictadura

Hay que derrotar la ofensiva represiva, de mano dura y empoderamiento de la policía de Chubut que llevan adelante el gobernador Arcioni y su ministro de seguridad Massoni, aliado del gobierno nacional del Frente de Todos

La escalada represiva en Chubut tiene nombre y responsables. La Encarna Massoni al servicio del ajuste de Arcioni, pero la sustenta el gobierno nacional que una y otra vez ha hecho la vista gorda ante las graves violaciones a los derechos democráticos por parte del ejecutivo provincial. Así lo hizo tercerizando en Massoni la represión al corte de la ruta 3 en mayo pasado, y así lo hizo dejando en la impunidad al mismo ministro, y hoy candidato a senador, convocando a una interpelación legislativa en la que lo dejaron jugar su juego ¿Será que tienen miedo que les salga el tiro por la culata con su “amigo circunstancialmente progresista” Sergio Berni?

Lo cierto es que mientras el gobierno nacional deja correr el “siga siga” con las fuerzas represivas, da más y más poder a una derecha que, luego de que Patricia “Taser” Bullrich se corriera de la escena electoral, busca cubrir la vacancia por derecha que abre la desilusión con sus políticas por parte de una enorme cantidad de sus votantes. Allí se anotan Massoni, Rendazzo o Espert, pero también Berni dentro del propio FDT, para ser el reaseguro por derecha del discurso del orden ante una crisis social y económica que ha empujado a millones a la pobreza y la desesperación.

Lo saben, porque a lo largo de las crisis en que recurrentemente nos sumerge la clase dominante de este país, los sectores medios aterrorizados de caer en la escala social son víctimas dilectas del llamado al orden represivo impuesto por figuras surgidas de lo más oscuro del espectro político. La policía de Chubut amenazando a los barrios populares, recrea el ideario de un pobrerío famélico dispuesto a saquear a la clase media, y ésta, inconsistente en su identidad política, corre siempre a resguardarse bajo el paraguas de algún nuevo “salvador” del orden ante el pánico que causa la crisis.

Chubut: a un mes de su fusilamiento crece el reclamo de justicia por Tino John

Por ello, en estas elecciones se juega quien tendrá la mayoría en el Congreso de cara a un período en que el régimen del FMI exige más ajuste y una nueva reforma laboral que sin dudas darán lugar a mayores conflictos sociales. Quienes hoy dejan correr los “exabruptos fascistoides de los Berni y Massoni, saben que seguramente mañana deban echar mano de sus servicios para continuar garantizando los negocios de los capitalistas a los que representan.

Si el gobierno fue débil con los poderosos y duro con los débiles, el periodo que viene de ganar cualquiera de las dos coaliciones de la grieta, será brutal con los débiles y continuara manso con los poderosos. Y allí, el GEOP y personajes como Massoni cumplirán un rol destacado en la represión de quienes quieran salir a luchar. Por ello, denunciar hoy el silencio cómplice del FDT ante la escalada represiva en la provincia, es alertar sobre su futura complicidad con los ataques que pondrán en práctica para profundizar el saqueo extractivista que en nuestra provincia se llama megaminería.

Por una coordinación provincial por Justicia por Tino John y en defensa de las libertades democráticas

La jornada de este martes 27 en Trelew y la Comarca, debe ser el puntapíe para construir un organismo que recoja las demandas del pueblo Mapuche-Tehuelche, la juventud criminalizada, las disidencias, los sectores ambientalistas y de trabajadores que sufren el hostigamiento de las fuerzas represivas. Un llamado a constituir un organismo permanente que de apoyo y visibilidad al conjunto de quienes sufren el recrudecimiento de las políticas de criminalización y judicialización de la protesta.

Desde las tomas de tierra para vivir, los barrios populares, los y las trabajadoras precarizadxs, hasta las asambleas ambientales y las comunidades originarias amenazadas por intereses terratenientes y el Estado al servicio de las multinacionales del saqueo, es necesario conformar una instancia de coordinación que, a ejemplo del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, sea una referencia de independencia política del Estado y los partidos patronales así como de lucha por las libertades democráticas elementales.

Por ello, una coordinadora por los derechos humanos con presencia en toda la provincia, capaz de brindar asesoramiento y apoyo a las víctimas, a la vez que denunciar los ataques a las libertades democráticas en este contexto de crisis social y económica que no hará sino profundizarse, es una necesidad y una urgencia.

Debemos pelear por comisiones de investigación independientes constituidos por organizacional sociales y de DDHH con el asesoramiento de técnicos reconocidos e independientes del Estado. Los casos de Santiago Maldonado, Rafael Nahuel o Facundo Castro, son ejemplo de que la intervención de fuerzas federales en la investigación de casos de violencia institucional, sólo son garantía de impunidad. Tanto la GNA, como la PNA, o la PFA, constituyen ejemplos cabales del accionar encubridor y criminalizador de las víctimas en sus intervenciones.

Solo así podremos llegar a la verdad y la justicia en casos como el de Tino John dónde todo el aparato del Estado busca garantizar la impunidad de GEOP de la policía Chubutense, con el silencio cómplice de toda la oposición legislativa. La farsa de interpelación al ministro Massoni, demuestra que al FDT no le interesa llegar a los responsables políticos de este accionar criminal, como no lo hicieron con el caso Fredes, ni con las detenciones arbitrarias a activistas en la comarca luego de la visita de Alberto Fernández, ni con los recientes allanamientos brutales que el mismo Massoni acometió en barrios populares de Esquel y en los barrios incendiados en Lago Puelo.

En todos estos casos, el Estado tuvo una intervención directa en garantizar la impunidad de las fuerzas represivas a su mando, con lo cual el planteo de "exesos en el uso de la fuerza" por parte de miembros de las fuerzas represivas, es absurdo. Aquí hay responsabilidades políticas manifiestas que no podemos soslayar, sino que debemos destacar y denunciar.

En la represión al corte de la ruta 40 en mayo, Massoni contó con el respaldo de la GNA de Frederic que le permitió intervenir en un ámbito de su jurisdicción como es una ruta nacional. Allí, la complicidad del Estado nacional fue manifiesta.

Pero incluso, cuando la relación de fuerzas no le dió, el gobierno peronista de Arcioni, no dudo en apelar a patotas parapoliciales como las de petroleros privados de Loma Ávila para apalear a los docentes que cortaban la ruta en Comodoro en 2018. Allí tambien, el Estado estuvo presente, garantizando la zona liberada al accionar de las patotas de la burocracia sindical.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias