Sociedad

SAN NICOLÁS

Este es el momento: hay que estatizar los colectivos.

Reproducimos la declaración del PTS en el Frente de Izquierda Unidad de San Nicolás sobre la situación del transporte público.

Viernes 24 de abril | 19:47

Desde el PTS en el Frente De Izquierda Unidad repudiamos el intento de Vercelli de seguir especulando con el servicio de transporte público a fin de obtener más subsidios por parte del Estado en medio de una brutal crisis socio sanitaria que afecta con mayor dureza día a día al conjunto de lxs trabajadorxs.

Los dueños de la empresa a través de su dirección argumentaron que el transporte público “no resiste más” debido a la baja de usuarios producto del aislamiento social obligatorio. Vercelli es un monopolio que actualmente ya recibe subsidios millonarios por parte del Estado, situación que data desde el Kirchnerismo, se sostuvo durante el Macrismo y actualmente continúa con el gobierno de Alberto Fernández, donde los subsidios recibidos representan el 50% de sus ingresos. Este reclamo es una burla para el conjunto de la sociedad que desde hace meses abona un pasaje de $32,50, un incremento del %50 en la tarifa logrado por la empresa gracias a la buena relación que existe entre los Vercelli, los concejales de turno, los Passaglia y la conducción de la UTA.

El nuevo anuncio de una empresa que viene amansando fortunas hace años, se realiza en el medio de una crisis que golpea duramente al pueblo trabajador y deja de lado las necesidades de la mayoría de los nicoleños que si o si necesitan hacer uso del transporte. Sin mencionar además, que más allá de la restricción del número de pasajeros, el transporte no brinda la frecuencia necesaria, y a diario se registran decenas de denuncias y comentarios de usuarios que quedan varados o esperando durante largas jornadas las diferentes líneas de colectivo.

Por otra parte, ante la supuesta crisis que argumenta la empresa, nada se dijo sobre cómo afectaría la situación a los trabajadores de Vercelli, los mismos que a días de iniciar el aislamiento obligatorio fueron los que tuvieron que reclamar la toma de medidas de bioseguridad por parte de la empresa, que continuaba enviándolos a sus puestos de trabajo sin garantizar medidas mínimas.

Exigimos la apertura inmediata de los libros contables de la empresa para saber a dónde fueron a parar los subsidios millonarios, de otra manera solo seguirán especulando para conseguir mayores beneficios, mientras los salarios y el servicio siguen sin mejorar. Dentro de este contexto de crisis es urgente que las empresas dejen de lucrar con un servicio esencial como el transporte público. Por eso proponemos la estatización de los servicios públicos bajo control de sus trabajadores y usuarios, financiado con impuestos a las grandes fortunas que abundan en San Nicolás y con la anulación de todos los beneficios fiscales que tienen las grandes empresas y los terratenientes.

¡El transporte público debe ser un derecho! ¡Basta de lucrar con nuestras vidas!







Temas relacionados

Subsidios   /    Transporte   /    Provincia de Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO