Sociedad

ENTREVISTA

Extractivismo de litio: “Catamarca se convirtió en sacrificable para el Estado nacional”

Evelin Vallejos, Gestora Ambiental integrante de la Asamblea Pucará nos habla sobre las consecuencias ambientales, sociales y económicas del proyecto minero de extracción de litio que lleva treinta años en el país. Megaminería y criminalización, a quienes ofrecen resistencia a las multinacionales, como política de Estado.

Natalia Morales

Diputada del PTS-FIT en Jujuy | @NatuchaMorales

Miércoles 5 de agosto | 00:16

Foto de portada: Río Trapiche totalmente seco por el agua usada para el extractivismo de litio, Antofagasta de la Sierra, Catamarca.

En esta primera entrevista vamos a abordar la problemática y consecuencias ambientales en el emprendimiento extractivo de litio más antiguo del país ubicado en Catamarca, en el Salar del Hombre Muerto de Antofagasta de la Sierra, territorio indígena.

Integrantes de la Asamblea Pucará - Pueblos Catamarqueños en Resistencia y Autodeterminación junto a la comunidad indígena diaguita Atacameños del Altiplano, vienen resistiendo en el territorio de Antofagasta de la Sierra la avanzada del proyecto Fénix en este Salar, centrado en la extracción de litio desde el año 1998 por parte de la multinacional minera FMC (Frontera Mining Corp., hoy convertida en Livent Corp. de EE.UU.). Actualmente el proyecto se pretende ampliar con el trazado de un acueducto de 32 km. para extraer 650 litros por ahora, con la empresa Galaxy Lithium (de origen australiano) y Minera Santa Rita S.R.L.

Son más de treinta años de uso indiscriminado del agua y contaminación que produjeron la desaparición de ríos, vegas y humedales, afectando la vida y economía de pueblos y comunidades indígenas, así como también la importante biodiversidad del ecosistema puna. Sumado a eso, la precarización extrema del trabajo sobre todo para la juventud, y el atropello de derechos indígenas.

El extractivismo y la megaminería son política de Estado. De hecho, el gobierno de Alberto Fernández y gobierno locales como el de Raúl Jalil (FdeT) en Catamarca, donde existen varios proyectos de saqueo minero, no solo la declararon esencial en cuarentena, sino que es una de sus principales políticas actuales. Se trata de una avanzada que sufrió un traspié con la movilización popular en mendoza a fines de 2019 y contra la cual a principios de año cientos de científicos del CONICET se pronunciaron mediante una declaración, afirmando que no hay megaminería sustentable ni licencia social aunque el gobierno pretenda dar cuenta de lo contrario.

Mapa. Salar del Hombre Muerto. Catamarca. Fuente: Eduardo Aroca
Mapa. Salar del Hombre Muerto. Catamarca. Fuente: Eduardo Aroca

Zona de sacrificio

LID: ¿Cuál es la situación del extractivismo del litio durante la cuarentena en Catamarca?

Evelin Vallejos: En el Salar del Hombre Muerto es donde más activamos con las comunidades. Durante la cuarentena no se paró la actividad. De hecho el segundo decreto de Fernández declaraba la actividad como esencial y Antofagasta de la Sierra estuvo en alerta por esta medida. Ellos siguen trabajando y haciendo lobby para meterse en todos lados. La cuarentena a ellos no les afectó, a nosotros sí, pero ellos siguen igual.

Como perito ambiental, ¿qué indicadores e información podes aportar sobre el daño ambiental de la extracción del litio?

E.V.: Ellos para extraer el litio tienen que bombear la salmuera que está en el Salar del Hombre Muerto. Actualmente sacan 900 mil litros por hora de salmuera, la cual la depositan en un piletón de evaporación, que son lugares gigantes donde la tienen meses para hacer un concentrado. A esos piletones de agua le agregan 380 mil litros de agua dulce, un 70 % de salmuera, más 30% de agua dulce, más los agregados químicos que necesitan para que el mismo decante. Es un secreto industrial lo que utilizan, pero se sabe que usan soda cáustica y cal.

El agua dulce la extraen de un río llamado Trapiche, al cual han sobreexigido de tal forma que su vega, “que es todo el espacio verde donde los animales se alimentan” y cuenta con 11 km de largo, se secó. Mejor dicho, la empresa la secó. Es un daño irreversible que nunca va a volver a su estado original. Esto es un impacto ambiental muy grave para Catamarca, que empezamos a difundir desde el año pasado. La vega hace como unos 15 años que debe estar seca, que es lo que nos dice la misma Secretaría de Minería.

Toda el agua que ellos sacan tanto salada como dulce genera un estrés hídrico en el lugar, ya que las precipitaciones son muy pocas, hay gran cantidad de aguas subterráneas. También tenemos glaciares de escombros y hay sectores donde hay agua fósil que está acumulada hace cientos de años. Además, ellos sacan todas estas aguas subterráneas y la ponen en piletas de evaporación donde tenemos una radiación solar que es muy alta –por ser la puna– evaporando todo, eso que nunca más va a volver al sistema y además se transporta a otros sistemas como es la pampa húmeda.

El impacto ambiental es muy alto y no tiene límites. Cuando ellos terminan el proceso, el lixiviado [como se denomina en minería al líquido resultante de un proceso de percolación de un fluido a través de un sólido] de químicos lo depositan en el mismo salar, en la parte sur. Ellos tienen unos caños gigantes donde tiran los deshechos, donde dejan en el salar llenos de ácidos. Ahí está la vega de Peñas Blancas que se está muriendo por la cantidad de ácidos en el lugar. Además, los demás ríos fueron disminuyendo su caudal.

La cuenca es gigante, en realidad se toma a la puna como una gran cuenca que se va subdividiendo. Entonces si se saca agua de un lugar el efecto se ve a cientos de kilómetros. Tenemos el río Puniya, que es el que llega a la villa de Antofagasta, donde se concentra la mayor cantidad de población. Su volumen se redujo un montón y la vega se va achicando Las vegas son las bases económicas de los lugareños que es donde ahí se alimentan los animales. Tenemos el caso de la familia Condorí, que antes tenían alrededor de 900 animales y ahora llega a 30.

El extractivismo del litio afectó mucho la biodiversidad de la región. La puna es un ecosistema muy importante. Tenemos especies en peligro de extinción como las vicuñas y también hay flamencos rosados que se ven sumamente afectado por la empresa de Minera del Altiplano - Liven. Las vicuñas alrededor de las mineras están enfermas, lo ves en sus pelajes y caras.

La vega del Hombre Muerto es la que se secaría si la empresa saca agua del río Los Patos, que es una zona prioritaria para las parinas y los flamencos rosados, ya que cuando hacen su ruta migratoria, unos de los parajes con mucha alimentación es la Vega del Hombre Muerto y las vegas de alrededor del salar. Con todo esto cada vez están disminuyendo, porque además por los químicos que se usan cambian el PH (potencial hidrógeno) y se mueren las bacterias que comen los animales.

Otro tema que tenemos en el Salar del Hombre Muerto es que ellos quieren sacar agua del río Los Patos que nace en el volcán Galán. Este volcán es activo y tiene el cráter más grande del mundo y tiene una laguna muy particular que se llama Diamante. En la misma hay unos microorganismos que se llaman estromatolitos. Los mismos originaron el oxígeno y la vida en el planeta, son patrimonio de la humanidad y estamos en peligro de perder este patrimonio por la extracción de agua que quieren hacer en el río Los Patos indiscriminadamente.

Volcán Galán y Laguna Diamante.
Volcán Galán y Laguna Diamante.

¿Qué acciones vienen llevando adelante como organización actualmente?

E.V.: Desde Pucará, Pueblos Catamarqueños en Resistencia y Autodeterminación impulsamos asambleas locales. Hace unos años que nos empezamos a juntar, compartir estrategias con otros pueblos en lucha contra la megaminería. Articulamos y fomentamos la unión de todos los pueblos. Empezamos a activar la comunicación para que se conozca la situación. El caso de Antofagasta de la Sierra nunca salió a la luz, Antofagasta está a diez horas de la capital de la provincia. Empezamos a mover los medios y a instalarnos en la agenda pública para visibilizar la problemática que tenemos.

Resistencia de la comunidad indígena Atacameños del Altiplano ante la instalación del acueducto en Río Los Patos
Resistencia de la comunidad indígena Atacameños del Altiplano ante la instalación del acueducto en Río Los Patos

“Catamarca se convirtió en una provincia sacrificable para el Estado Nacional”

E.V.: Si hacemos una especie de revisión histórica en tema de minería se puede ver cómo cada gobierno aportó y fue preparando el escenario para la entrega de los bienes comunes. Como en los ‘60 se empiezan a hacer los estudios y exploraciones para ver dónde están los minerales, Catamarca se convirtió en una provincia sacrificable para el Estado Nacional. Lejos de fomentar el turismo y la economía regional se la invisibiliza de algún modo y se la deja entregada para la explotación y destrucción total ambiental. El macrismo, el kirchnerismo, no hay diferencias en términos de megaminería como política de Estado.

Vemos de nuevo como en espacios de política pública ambiental como Ministerio de Ambiente se ponen a personas que no son idóneas, lo mismo que hizo el macrismo, lo hace Fernández poniendo a Cabandié que no tienen formación en lo ambiental. Que corren el eje de lo que tiene que discutirse verdaderamente y solo realizan políticas públicas muy básicas y no se meten en estos conflictos. Hoy en día el litio es el mineral que está de moda, es el boom, hay un interés muy grande sobre eso. Por un lado se habla de derechos humanos y de gobiernos más progresistas y en realidad hay una gran vulneración a los derechos de las comunidades indígenas como se ve en Jujuy, Salta y Catamarca, el vínculo entre comunidad indígena y proyectos de megaminería de litio.

Podés leer: Luz verde para las multinacionales del litio que afectan las aguas dulces en Jujuy







Temas relacionados

Extractivismo   /    Litio   /    Catamarca   /    Megaminería   /    Ecología y ambiente   /    Jujuy   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO