Mundo Obrero

LAS VIDAS TRABAJADORAS IMPORTAN

Fallece por covid-19 un enfermero del Hospital Durand

Este viernes, luego de pelear por su vida por más 15 días, murió el enfermero Grover Licona Díaz de 45 años quien trabajaba en el área de clínica médica. Pese a tener el mal de Chagas, tuvo que seguir trabajando. Convocan para el martes 18 a un homenaje en el hospital.

Lucas Coria

Trabajador estatal | Desarrollo Social de la Nación

Sábado 15 de agosto | 12:38

Entre el impacto, la bronca y tristeza sus compañeros y compañeras denuncian las condiciones en las que trabajó hasta contagiarse. Cuentan que Grover tuvo a su cargo el cuidado de hasta 25 pacientes en salas Covid. Tampoco es un detalle más el hecho de que teniendo el mal de Chagas como enfermedad de base y siendo factor de riesgo, él continuaba trabajando. El resultado es tener que llevar adelante jornadas agotadoras, multiplicando esfuerzos para cubrir el trabajo de un sistema de salud desbordado, con una primera línea reducida por los positivos entre el personal (en el Durand son 200 los contagiados) y aquellos que presentan patologías de riesgo.

La situación de Grover se repite en todo el país. Sin distinción de distritos o gobiernos. De un lado y el otro de la General Paz. Hace días perdieron su vida los trabajadores del Hospital Posadas Ariel Mené y Paulino Martín Arjona (quien también trabajaba en el Hospital Italiano de CABA). El lunes perdía su vida Pamela Amaru, enfermera de 34 años y asmática a quien le negaron la licencia y reubicaron en la guardia del Hospital Mi Pueblo de Florencio Varela. El miércoles fallecía Noemí Gómez, enfermera del Hospital Sanguinetti de Pilar donde el 80% del personal dio positivo al virus, mientras que los que no están afectados deben cumplir jornadas de hasta 24hs corridas. O también el caso de Sergio Rey, jefe de enfermería del Hospital Evita de Lanús quien a pesar de tener EPOC y tener que estar a resguardo en su domicilio, continuó asistiendo por exigencia del hospital. Todos ellos y ellas duelen, pero no son los únicos ni serán los últimos lamentablemente.

Tambien el personal tercerizado y precarizado, de áreas como limpieza, mantenimiento y cocina se ven altamente afectados por los contagios y la codicia patronal, que les niega desde las licencias hasta el suministro adecuado de EPP en cantidad y calidad. Y si desgraciadamente se enferman deben enfrentar una odisea para obtener la atención que les corresponde tanto de obras sociales como de las ART, gracias a un sistema cada vez más precarizado y abandonado.

Los verdaderos responsables

El foco se pone sobre la responsabilidad individual, desde las autoridades del gobierno y sus apariciones públicas, hasta los directivos de los hospitales. Intentan instalar el sentido común de que “se pudo haber contagiado viajando”, o “que son gajes del oficio”, cuando en realidad son decisiones políticas las terminan exponiendo al personal. La falta de recursos económicos, materiales y de personal, que empujan al pluriempleo por los salarios de miseria, el suministro de EPP y la exigencia de “estirar” su uso incluso más allá del recomendado. Pero estas decisiones tienen nombre y apellido: Alberto Fernández, Horacio Rodriguez Larreta, Axel Kicillof; y también el de los responsables de las áreas de salud como Ginez Gonzalez Garcia, Fernán Quiróz o Daniel Gollán. El Estado es responsable.

De esta responsabilidad no quedan afuera los sindicatos y sus burocracias, quienes al momento no plantean una pelea seria por garantizar las condiciones necesarias para que los esenciales, la primera línea, no siga dejando sus vidas en los hospitales. Mientras tanto, la CGT negocia con los empresarios despidos, suspensiones y rebajas salariales, ATE - CTA se encuentra integrada al gobierno y llaman a medidas aisladas, cuando ya van más de 56 muertos y 17.000 contagiados entre los trabajadores y trabajadoras de salud. Muchos de ellos eran grupo de riesgo por lo cual no tendrían que haber estado trabajando. Este martes desde la representación de ATE del Hospital Durand convocan a realizar un homenaje

Desde la Agrupación Marrón Clasista Salud vienen debatiendo cómo organizarse y exigiendo que las direcciones sindicales rompan con su defensa al plan del gobierno y convoquen a asambleas para llevar adelante un paro y plan de lucha nacional.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO