Sociedad

DENUNCIA

Familia de Antofagasta violentada por Carabineros: los golpearon, destruyeron pertenencias del hogar y víctimas quedan con medidas cautelares

El domingo 11 de octubre se dio a conocer una denuncia por parte de una familia de la ciudad de Antofagasta, que fue agredida por carabineros en una detención ocurrida en el propio hogar, en plena actividad familiar. Conversamos con una de las personas afectadas, J., trabajadora pública, quien nos relató lo sucedido y hace una dura crítica al actuar de la policía.

Ángela GS

Periodista

Miércoles 14 de octubre | Edición del día

De acuerdo a la última encuesta Cadem solo un 36% de la población aprueba la gestión de Carabineros, la peor cifra que tiene la institución desde el 18 de octubre de 2019. Y no es casual, al contrario, responde al constante actuar represivo y violento por parte de la policía, que hace dos semanas casi cobró la vida del adolescente Anthony, arrojado al Río Mapocho por un carabinero. A este brutal hecho se suman las muertes, torturas, golpizas, mutilaciones oculares, entre otros vejámenes, ocurridos en la rebelión popular.

Pero, la violencia de Carabineros no ocurre solo en movilizaciones sociales, de la juventud, sino que también en el día a día, en detenciones arbitrarias que realizan, en el trato a trabajadoras y trabajadores cuando exigen mejores condiciones laborales y de vida, en lo que ocurre en la Araucanía y comunidades mapuche. Son millones las personas que denuncian este actuar.

Así es como una familia de la ciudad de Antofagasta vivió un brutal hecho de violencia por parte de Carabineros, el pasado domingo 11 de octubre, mientras realizaba una actividad familiar en su hogar, lo que fue denunciado a través de redes sociales, en medios de la región, y en La Izquierda Diario. Para ahondar más en lo sucedido, conversamos con una de las personas afectadas, trabajadora pública, a quien señalaremos como J.

Te puede interesar: Brutal detención y represión policial contra familia de Antofagasta

Ese día domingo, además de J., fueron detenidos Jean Ramos (su pareja), Zumyn Mánquez (prima de Ramos) y José Mánquez (tío de Ramos). A J la detuvieron después, cuando se dirigió a la comisaría a ver cómo estaba su compañero y su familia, ahí uno de los carabineros señaló “ahí está la rubia, métela también presa”. Tanto ella, como Zumyn y José se encuentran con la misma causa judicial: oponerse al actuar de carabineros y maltrato a la obra de carabineros. Los tres quedaron con proceso de investigación por 90 días, arraigo nacional y prohibición de acercarse a los carabineros catalogados como “víctimas”.

En el caso de Jean le abrieron otra causa por “ingerir alcohol en la vía pública”, “supuestamente, pues le pusieron cualquier cosa”, explica J, por “amenaza de muerte”, oponerse a la detención, y maltrato de obra a carabineros, dándole arraigo nacional y 60 días de investigación.

De acuerdo a lo contado por J, “el trato siempre fue denigrante, siempre fue agresivo. A mi no me llevaron detenida en el domicilio, sino que después cuando fui a ver a mi pareja y a sus familiares, me acerqué a la comisaría a dejarle un chaleco y preguntar cómo estaba, pues a él lo sacaron a golpes de la casa, entre seis carabineros, golpearon la puerta, y se lo llevaron sin polera. Fui para asegurarme que iban a constatarle lesiones, pues cuando hablé con él me dijo que en el trayecto cuando se lo llevaron a constatar lesiones lo golpearon dentro del furgón, cuando lo bajaron también y le pegaron en la cabeza. Se negaron a darle algún medicamento para el dolor, incluso un carabinero le dijo “¿qué wea crees, que esto es farmacia?”, cuenta la joven. Lo tuvieron esposado dentro del calabozo y se las sacaron cuando hubo cambio de turno.

“A Zumyn se la llevó el sargento Adaros, quien me ahorcó a mi, pues no fue una maniobra de control, y fue el mismo quien nos insultó. En el camino a ella le decía “cállate, perra culia”, “fea culia, en la comisaría te darás cuenta quién es el que manda”, entre otros insultos, levantando la mano en todo momento (haciendo el gesto como si le fuera a pegar)”, comenta la funcionaria pública.

Los carabineros, además de golpear, allanar la vivienda sin ninguna orden, destruir pertenencias de la familia, también negaron que las y los detenidos pudiesen hacer una llamada a algún familiar para avisar la situación, que en el caso de J necesitaba hacerlo porque no estaba en su casa y sus familiares, obviamente, no estaban en ese momento al tanto de su detención. Esta es una práctica totalmente irregular por parte de los policías, pues es un derecho de las y los detenidos que cercanos sean informados del procedimiento, del motivo y en qué lugar se encuentra. Además de incumplirlo, mintieron diciendo que “no es un derecho”.

Las y los detenidos pasaron toda la noche en la comisaría y al día siguiente fueron trasladados al Juzgado de Garantía por el mismo sargento que insultó, Adaros, quien en ese trayecto nuevamente lo hizo: “Continuó con su trato denigrante, llevaba la ventana abierta y le dice a una carabinera “¿puede cerrar la ventanilla? Quizás qué cosa nos va a contagiar esta gente”, tratándonos como si fuésemos basura”, denuncia la trabajadora.

Ante la pregunta sobre qué piensa del actuar general de Carabineros, considerando el caso de Anthony, el chico arrojado al Río Mapocho y nuevas encuestas que muestran la deslegitimidad que tiene la institución ante la población, la trabajadora comenta que “creo que piensan que están por sobre de la ley, por sobre las personas, pasando por encima de la ley, creen que por andar con uniforme están por sobre toda la sociedad, imponiéndose de forma abusiva (…) Dudo mucho que la institución pueda cambiar, incluso el mismo sargento Adaros, con la carabinera que estaba, decía que su institución no iba a cambiar, que no se podía, que ellos no van a desaparecer. Esto es culpa también del Gobierno, que en sus declaraciones le ha dado respaldo absoluto a Carabineros, sin pensar en las familias, en la sociedad”, afirma J.

“La violencia no es solo post estallido social, en la Araucanía siempre ha habido abuso, han mentido, manipulan pruebas; esto mismo lo vemos con lo sucedido con nosotros, que manipulan versiones para hacerse pasar como víctimas, lo que encuentro sumamente vergonzoso, no se ajusta a ningún parámetro de educación cívica, no respetan a nadie, creo que es una institución totalmente vergonzosa. Parecen psicópatas con uniforme, asesinos a sueldo, y ese día de mi detención lo evidencié. Estuvimos compartiendo celda con maltratadores de mujeres y ellos (carabineros) hasta le tiraban tallas y a nosotros nos trataban como escoria”, finaliza la trabajadora.







Temas relacionados

Abuso policial   /    Carabineros de Chile   /    Antofagasta   /    Denuncias   /    Represión policial   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO