Política

CRISIS CARCELARIA

Familiares de detenidos marcharon a La Plata: "Las cárceles son centros de tortura"

Concentraron frente a la sede Gobernación. Denunciaron las condiciones en que se encuentran las cárceles y las represalias sufridas por los presos y presas luego de las protestas realizadas el último fin de semana. Exigen respuestas del gobernador Kicillof.

Jueves 5 de noviembre de 2020 | 16:45

1 / 3

Familiares y amigos de personas dentenidas, se concentraron en la mañana de este jueves, en las puertas de Gobernación, para denunciar la brutal represión que sufrieron el último fin de semana en distintas unidades carcelarias de la provincia de Buenos Aires bajo la orden del Servicio Penitenciario Bonaerense a cargo de Xavier Areses, en el marco de las reiteradas protestas por la vuelta de las visitas de los familiares, sumado a las condiciones inhumanas de detención, y por las que, desde el gobierno de Axel Kicillof solo responde con más cárceles y más represión.

La pandemia volvió a dejar al desnudo las inhumanas condiciones en las que están encerradas, en su mayoría por delitos menores contra la propiedad o venta de drogas al menudeo (no narcotraficantes). Además el 50% aproximadamente de la población carcelaria está en sutiación de prisión preventiva, es decir, que no se ha demostrado en juicio sin son culpables o inocentes de los supuestos delitos de los que se los acusa.

Podés leer: Reclamo en las cárceles bonaerenses por las condiciones de detención y derechos elementales

Entre las demandas exigidas reclamaron el cese de traslados compulsivos, la falta de atención sanitaria, la sobrepoblación carcelaria y las demoras en los procesos judiciales. Demandas que llevan años de lucha.

"El fin de semana reprimieron muy fuerte. Hay chicos lastimados con balazos de goma en la cara que no recibieron atención médica. A muchos los trasladaron a Magdalena o a Sierra Chica y la familia ni siquiera se enteró. No hya comunicación", relató a este medio la hermana de un detenido en la Unidad 34 de Florencio Varela a lo que agregó que "para los pobres no hay justicia. Mi hermano está preso por algo que no hizo, pero si no tenés plata, no podés hacer nada".

" A mi hijo en agosto lo quemaron vivo en la 40 (Lomas de Zamora) en un aislamiento que lo tenían desde hacía 3 meses. Cuando salió del hospital lo llevaron a la 43 de González Catán, siguió en aislamiento y necesitaba que lo curen y no lo hacían. Ahora está acá en la 9 (La Plata). Así muchas cosas más. El necesita una cirugía y el tribunal se lo negó", así relata una madre, sumida en un profundo dolor, las condiciones que padecen día a día las personas detenidas en la provincia de Buenos Aires.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO