Sociedad

APERTURA DE ESCUELAS EN PANDEMIA

Familias y docentes en asambleas rechazan abrir las escuelas al contagio en la Ciudad

Desde la semana pasada, el Ministerio de Educación porteño viene haciendo marketing electoral con una “vuelta” a las escuelas que no tiene nada de educativa. Docentes y familias se reunieron en asambleas para rechazar este protocolo y reclamar por sus verdaderas necesidades.

Martes 20 de octubre | 10:19

PH: Juan Obregón

La semana pasada, alumnos de 5º año de 12 escuelas secundarias públicas y algunas privadas, volvieron a clases presenciales con protocolos inconsultos y claramente pensados por alguien que no pisó nunca una escuela. La inauguración con la prensa en la Técnica 35 fue más que elocuente. Chicos expuestos al micrófono de 10 periodistas, al pleno rayo de sol, asesores corriendo a comprar sombrilla. Finalmente, las burbujas se trasladaron a un patio cerrado contra las indicaciones del protocolo del propio ministerio. Esta semana, es el turno de algunas escuelas primarias, y los docentes realizan diferentes tipos de reuniones y asambleas con las familias de sus escuelas.

Allí explican que el protocolo bajado de forma inconsulta por el Ministerio plantea armar "burbujas" de hasta 8 o 9 estudiantes de séptimo grado y uno o dos docentes durante una hora y media. Cada escuela puede llegar a tener que armar hasta más de 10 burbujas para distribuir a todos sus estudiantes, lo que daría que los chicos tengan la propuesta una vez cada dos semanas ¡quedando sólo un mes de clases!

Los docentes no pueden estar a cargo de más de una burbuja, por lo que los chicos de séptimo no estarían con su docente y se involucraría a docentes de otros grados, que tienen dejar de dar clases a sus estudiantes para dedicarse a esta propuesta presencial ¿o tiene que realizar dos tareas al mismo tiempo? Como si no fuera bastante inútil la propuesta, no se pueden prestar computadoras, no se puede merendar y encima las actividades son “no educativas” en patios abiertos a pleno rayo del sol o de la lluvia en noviembre. La respuesta de las familias es clara: “No estuvimos encerrados 6 meses para exponer a nuestros hijos para una respuesta que no resuelve en nada lo educativo".

Ver esta publicación en Instagram

💥[VUELTA A CLASES PRESENCIALES]💥 Las familias del Bajo Flores se pronunciaron en contra de la vuelta a clases presenciales, no quieren exponer a sus hijos a los contagios cuando en la ciudad se registran más de mil casos por día. En el Bajo, donde es moneda corriente la falta de agua y otras problemáticas, es prácticamente imposible pensar que pueden darse las condiciones para ir a clases. Es un riesgo enorme, estando a mediados de octubre después del gran esfuerzo que se ha hecho. Les quieren hacer firmar una declaración jurada a las familias que son responsables, es decir, si hay contagios, ningún gobierno se va a hacer cargo. Por toda la comunidad educativa, NO A LA VUELTA A CLASES PRESENCIALES ✊

Una publicación compartida por @ maestres.bajo.flores el

Hernan Cortiñas, maestro del Bajo Flores de la Corriente 9 de Abril, de docentes el PTS, nos cuenta: “Hoy, en la escuela 12 del Bajo Flores, hicimos una asamblea presencial con más de 40 familias. Rechazamos el protocolo de Larreta y Trotta porque no vamos a exponer a los pibes y nuestras familias en actividades sin sentido, menos cuando no invirtieron ni un peso en lo que sí necesitamos y estamos reclamando desde hace meses: conectividad gratuita en el barrio, dispositivos para todes, plan de infraestructura en las escuelas, ninguna familia sin ingresos, fumigación ya contra el dengue, mejoramiento de los bolsones y que continúe su entrega en verano”.

El Ministerio de Educación porteño no tiene números claros de su experimento. Según la resolución oficial, es cada colegio el que debe definir la fecha de regreso a las clases presenciales y el regreso no es obligatorio. Es decir, van los alumnos cuyas familias autoricen ese retorno. Tanta improvisación para no hablar de lo importante, el Gobierno porteño viene sin responder al reclamo de las familias de conectividad gratuita y distribución de dispositivos para todos los estudiantes. Hasta la propia Ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, llegó a hablar de los chicos “que tienen la mala suerte de haber nacido en una familia pobre”, para justificar que se amplía la desigualdad educativa ¿La responsabilidad del Estado de garantizar derechos? Esa te la debo, diría su jefe político.

Pero esta política electoral (no le podemos decir educativa), no sería posible sin el "semáforo educativo" de Trotta. Desde la cartera porteña, lo festejan y señalan que sirvió para poner "claridad" a los procesos de revinculación, y ahora se sabe "qué pasos hay que dar" en estos procesos.

El gran ausente en este lío es el sindicato docente mayoritario de la Ciudad, UTE/CTERA. La alineación política de su actual conducción con el Gobierno nacional, los llevó a cerrar el sindicato y ni siquiera convocar a un plenario virtual de delegados desde que comenzó la cuarentena. Claramente no quieren discutir que el Gobierno por el que hicieron campaña electoral fue quien diseñó el protocolo marco nacional, impulsa en provincia de Buenos Aires el programa ATR por el cual docentes tienen que exponerse en casas de 6 estudiantes dos veces por semana a cambio de ¡$8000!, y tiene con amenaza de desalojo a 3000 chicos en Guernica. No por casualidad Alberto Fernández llamó amigo a Larreta en plena conferencia de prensa.

Es por todo esto que necesitamos que nuestra herramienta gremial sea independiente de todos los gobiernos. La conducción de UTE tiene que romper con el Gobierno y convocar a un plenario virtual unificado con mandatos abierto a toda la docencia, tal como se lo propuso la última asamblea abierta de Ademys. Si desde cada escuela se redobla la organización junto con las familias y estudiantes, es posible empezar a construir esa fuerza social que pueda torcer las políticas de ajuste que venimos sufriendo.

El siguiente paso en ese sentido es la caravana educativa de este martes 20 de octubre que sale a las 16 hs desde Congreso al Ministerio de educación nacional. Allí se harán presentes madres de la toma del hotelito de villa 31 para llevar su solidaridad y unir las luchas, porque ¡si nos tocan a unx, nos tocan a todxs!

Te puede interesar: Docentes de CABA votan paro de 48 horas y gran caravana con familias y estudiantes







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    UTE-Ctera   /    Ademys   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO